in Aragón
Visto: 1402

El rebollo de la costera de Barrachina

El escudo de Barrachina (Valle del Pancrudo) porta, bajo la corona de los reyes de Aragón, la imagen de un árbol. Los vecinos lo asocian a un rebollo, denominación popular del roble quejigo (Quercus faginea), por ser el árbol más representativo en su término municipal. Parece lógico. El aspecto, lo tiene.

Escudo_de_Barrachina.svg_copia

Los montes de Barrachina conservan dos rebollos monumentales. Son similares pero tienen algunas particularidades que los diferencian. Cada uno crece en una orilla del río Pancrudo. Uno sobre sustrato silíceo, otro sobre sustrato margocalizo. Uno en una abrigada vaguada, otro expuesto sobre un interfluvio.

Uno de ellos es el motivo del programa de las fiestas patronales en honor a Santiago y Santa Ana en este año 2013. Es una hermosa foto tomada por David Burriel.

Programa_Fiestas

La imagen muestra al árbol al inicio de su brote primaveral, con todo su ramaje contra el cielo. Este rebollo es un árbol trasmocho que hace décadas perdió su turno de escamonda. Sería interesante conocer los usos que tenían las ramas que de él se obtenían.

Se encuentra en la cabecera de un corto barranco situado en la margen derecha del valle, entre las partidas de La Zarza y la de Los Escorrederos, en cuyo cruce con la carretera hay una granja de reciente fábrica. Si se viene desde Navarrete, este barranco queda a mano izquierda, muy poco antes de llegar al núcleo urbano de Barrachina. Y el viejo rebollo trasmocho resulta bien visible al fondo del barranco, en su divisoria.

Foto_rea_Costera

Sus coordenadas son 0655870/4529509 y su altitud 1.040 m.

Read moreEl rebollo de la costera de Barrachina
in Aragón
Visto: 1685

Un azarollo trasmocho en Fombuena

Azarollo_Fombuena_2_redLos frutales son árboles de poda pero no trasmochos en el sentido estricto de la palabra. La poda, realizada anual o cada pocos años, retira tan solo algunas ramas poco productivas, las dispuestas en el interior de la copa y de crecimiento muy vertical, o los extremos de alguna periféricas para favorecer aquellas productoras de flor. Pero, en ocasiones, pueden encontrarse árboles frutales que parecen trasmochos.

Esto nos ocurrió con un azarollo que encontramos en Fombuena (Campo de Daroca).

El azarollo o serbal doméstico (Sorbus doméstica) es una especie autóctona que históricamente ha sido muy favorecida por el hombre quien lo ha plantado activamente en el margen de campos para la producción de sus frutos: las azarollas.

Andábamos recorriendo los montes y campos próximos al pueblo. Sobre un cerro nos llamó la atención la silueta recortada sobre el horizonte de un árbol trasmocho. Parecía un azarollo. Al acercarnos pudimos confirmarlo.

¿Qué podía hacer un azarollo en ese terreno? A su alrededor crecían aliagas, tomillos, enebros, carrascas y algún rebollo. Una observación más detallada de José Antonio Sánchez señaló la presencia de montones de piedra indicadores de que hace un tiempo -posiblemente varias décadas- ese cerro estuvo cultivado, momento en el que sería plantado este frutal.

El azarollo parecía haber sido podado hace unos pocos años con intensidad. De todo o casi todo su ramaje. Casi escamondado podría decirse. El rebrote fue muy vigoroso conformándose un ejemplar de copa ancha y equilibrada. José Antonio apunta que posiblemente esta poda, realizada sobre un ejemplar que pudiera estar decrépito, fue la causa del saludable estado que luce actualmente.

Y es que los frutales quieren tener cerca la mano del hombre. O al menos, su arado.

Azarollo_Fombuena_1_red
in Aragón
Visto: 1062

El sazbimbre de Torre los Negros

sabimbre_tln1

En Torre los Negros hay un sazbimbre monumental. Una cita de inglés Anon afirma que "un roble emplea trescientos años en crecer, se mantiene durante otros trescientos años y emplea otros trescientos años más en envejecer con elegancia". En la cordillera Ibérica, los sauces blancos, también conocidos como sabimbres o sazbimbres, no llegan a hacerse árboles muy viejos. Incluso aún cuando hayan sido manejados como cabeceros. Pero a veces pueden encontrarse ejemplares notables.

Puede encontrarse tomando la carretera hacia el puente de San Miguel (y la N-211) a una distancia aproximada de un kilómetro del propio pueblo. Muy cerca hay una caseta donde había una noria y un camino que se desvía hacia la izquierda. Sus coordenadas son 0660879/4523327. Se encuentra en el ribazo de un camino.

El tronco tiene un perímetro de 685 cm. (diámetro normal medio de 220 cm.). El tronco está abierto en todas las direcciones formando un gran hueco abierto en el centro que acumula gran cantidad de materia vegetal en descomposición. Muestra heridas que dañaron irreversiblemente al tronco. La cabeza está distribuída sobre los extremos del tronco y presenta una altura de unos 2,50 metros sobre el suelo. La copa tiene una proyección algo ovalada teniendo su diámetro mayor unos 16 metros y una altura total de unos 10 metros. Es decir, su copa es más ancha que alta.

El árbol está muy puntiseco a pesar de tener bastantes ramillas jóvenes en la parte inferior. Algunas ramas viejas se han caído, así como fragmentos de cabeza.

El interior de su tronco y la cabeza es muy accesible. Es un árbol que ha sido empleado aún recientemente como lugar de juegos por los niños. De hecho, en su interior hay palos cortados, cuerdas atadas e incluso un pozal de plástico con motivos infantiles.

Pensamos que, en su momento, su principal función sería la de proveer mimbres para la cestería.

in Aragón
Visto: 1021

Los rebollos del Reajal (Cosa)

Rebollo_Cosa0No son comunes los rebollos trasmochos en la comarca del Jiloca. La técnica habitual de aprovechamiento de esta especie arbórea ha sido la de tallar. Es decir, corte al nivel del suelo posibilitando el rebrote de numerosos tallos de un mismo pie. La mayoría de los rebollares que conocemos son arbustedos (matas altas) algo abiertos de tres a cinco metros de altura que están formados por numerosos y pequeños troncos que nacen de la misma cepa. El uso tradicional ha sido proporcionar leña a los hogares y a pequeñas industrias locales.

Pero existen algunos ejemplos de rebollos trasmochos. En Cosa tenemos un buen ejemplo.

Cerca del pueblo, aguas arriba, hay una fuente y un bosquete de chopos cabeceros. Es la fuente del Prado. De ahí parte un arroyo, conocido como río Cosa, que desemboca en el río Pancrudo por su margen izquierda, antes de que éste llegue a Barrachina.

Rebollo_Cosa2

Al poco de pasar por el núcleo urbano de Cosa y después de cruzar la variante de la carretera general, de la margen izquierda del arroyo surgía una acequia que alimentaba un molino situado más allá de una finca cerrada, la Cerrada del Reajal (o del Abejal), en donde puede encontrarse un conjunto de viejos rebollos trasmochos, algunos de dimensiones notables y con una morfología muy interesante.

Al menos hay ocho ejemplares con dimensiones que superan los 1,50 m. de perímetro, rodeados de otros trasmochos de menores dimensiones y abundantes matas de tallares.

Rebollo_Cosa_1

Citamos algunos:

Al entrar en la cerrada y cerca de la acequia hay un pequeño tallar de rebollo en donde destacan dos rebollos hermosos. Uno mide 2,49 m. de perímetro normal de tronco (0,79 m. diámetro), tiene una cabeza a 2,10 m. que mantiene 13 vigas que llevan más de 20 años sin ser aprovechadas y tiene por coordenadas 0656876/4522448. El otro es algo menor ya que tiene 2,26 m. de perímetro normal de tronco (0,73 m. diámetro), una ancha cabeza, a 3,30 m. del suelo, con varios huecos y que mantiene una docena de vigas y varias vigatillas.

En la ladera de enfrente, al otro lado del río Cosa, hay un grupo de cinco rebollos trasmochos entre los que destaca un ejemplar de 2,16 m. de perímetro normal de tronco (0,69 m. diámetro) que se bifurca en dos cabezas, una con siete vigas y la otra con cinco y otras tantas vigatillas, cuya cabeza está a 3,60 m. del suelo y presenta un pequeño hueco (Coordenadas 0656858/4522577).

Rebollo_Cosa_4

De nuevo, cerca de la acequia, ahora casi perdida, encontraremos el mayor de todos, también acompañado de algunos tallares y otros trasmochos menores, algunos con escamonda reciente (dos años). Tiene un perímetro de tronco de 2,51 m. (0,80 m. diámetro), su cabeza presenta una plataforma en su extremo superior que alcanza los 3,30 m. del suelo.

Es un paraje con encanto y cuya visita recomendamos.

in Aragón
Visto: 1081

Rebollos trasmochos en Cañada Vellida (Teruel)

7066_redCañada Vellida es un pequeño pueblo de la Comunidad de Teruel situado a 1.311 metros de altitud. En su término hay aguas que vierten hacia el Guadalope, otras hacia el Martín, pero en su mayoría lo hacen hacia el río Alfambra a través del barranco de La Val de Las Pozas, un amplio y alargado valle que está flanqueado por sendas alineaciones de lomas en las que afloran la caliza y donde en el paisaje vegetal predomina el erizón.

El fondo del valle corresponde a cultivo de cereal con aprovechamiento de ovino en régimen de extensivo. El bosque ha desaparecido aunque queda una magnífica dehesa de chopos cabeceros en las cercanías del núcleo urbano además de algún que otro bosquete, también de álamo negro trasmocho o de chopos canadienses de talle bravío.

La vegetación arbórea potencial en estos parajes corresponde al rebollo. Quedan algunas matas aisladas aquí y allá, pero también unos pocos ejemplares trasmochos y no muy viejos. Y con uso vigente.

7094_redTodos ellos están en la parte baja de la ladera de umbría, casi en el contacto entre las calizas cretácicas del páramo con las arenas y areniscas coetáneas del fondo del valle. Cuatro de los rebollos trasmochos se hallan muy cerca unos de otros, estando sobre un ribazo en mitad de un campo y el resto algo más arriba, en uno de sus márgenes. Muy cerca, a unos cien metros dirección oeste y también el mismo linde, hay otros que están tan próximos que parecen un solo árbol. Y, siguiendo en la misma dirección el mismo ribazo, a unos trescientos metros hay otros tres más.

7090_redEn todos ellos, los diámetros son modestos. En los primeros son de 41, 42, 48 y 68 cm. mientras que en los segundos son de 41 y de 55 cm.

La singularidad de este conjunto no estriba en sus dimensiones sino en que la poda (escamonda) tiene un uso plenamente vigente por los paisanos. Así la pareja ha sido podada hace un par de años y el grupo de cuatro hace no más de seis. Los últimos, tal vez lo fueran hace una veintena de años. Todos estos rebollos trasmochos están muy saludables y prosperan formando un denso follaje.

Las coordenadas son  0675400 y 4507338. Está muy cerca del área del camino abierto sobre la plataforma del ferrocarril Alcañiz-Teruel que, como todos sabemos, no llegó nunca a funcionar. Y justo debajo del área de descanso que hay en el Km. 627 de la N-420.

Forman un conjunto singular que demuestra que la pervivencia de la escamonda sobre rebollo en las tierras altas turolenses.