Poda de chopos cabeceros en la laguna de Gallocanta

Durante las últimas semanas de noviembre y hasta mitad de diciembre se han estado realizando trabajos de escamonda de chopos en la Laguna de Gallocanta, concretamente en dos zonas del término municipal de Las Cuerlas, en la parte de huerta ubicada al lado del pueblo, y a las afueras del mismo, junto a la carretera que va hacia Bello



Estos árboles fueron plantados por los propietarios de los huertos y campos de cultivo en los que se ubican hace decenas de años para utilizar su madera principalmente para la obtención de vigas. Una vez que este tipo de madera ya no fue útil se dejaron de realizar estas tareas provicando que las ramas de los mismos se engrosen progresivamente pudiendo llegar a partirse causando daños al árbol.

Según los vecinos de Las Cuerlas la mayoría de estos árboles llevaban al menos 20 años sin podarse lo que ha hecho que muchos de ellos hayan terminando con ramas desgajadas y secándose. Sin embargo, debido a que la mayor parte de los pies podados se encontraban en buen estado, este "descabezado" permitirá que puedan volver a desarrollarse nuevas ramas y por tanto aumentar la longevidad de los chopos

Dede la oficina de la Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta ya se pusieron en marcha trabajos para la conservación del los árboles trasmochos de ete Espacio Natural Protegido en 2010, cuando se escamondaron chopos y sauces en el paraje de El Cañizar de Tornos así como el la Fuente de los Haces en el término municipal de Berrueco. El objetivo es seguir con estas tareas de poda en las zonas que todavía faltan dentro del ENP.

Práctica de escamonda de Chopos Cabeceros en “Los Caños” de Olalla

chopo_escamondado

La balsa de “Los Caños” se encuentra situada en el municipio de Olalla (Teruel), dentro del M.U.P. 96 y conocido como Monte de Pelarda. El agua de la fuente es aprovechada para abrevar al ganado y el sobrante se recoge en esta balsa de modo que en caso de incendio forestal, helicópteros y camiones autobomba puedan cargar agua.

Además de su posición estratégica frente a la extinción de incendios, también tiene un alto valor recreativo para todos aquellos que se acercan a los montes de Pelarda.

En el entorno de la balsa abunda el chopo cabecero como en otros tantos puntos de interés en la comarca, pero en este caso requiere turnos de escamonda cortos para evitar que alcancen una altura excesiva.

La escamonda que se llevó a cabo el pasado mes de noviembre perseguía un doble objetivo:

- Facilitar las maniobras de carga de agua por helicópteros en caso de incendio forestal. Ya que la distribución de chopos a lo largo del barranco coincide con la trayectoria de entrada y salida de helicópteros a la balsa, en lugar de cortarlos por el pie se escamondan con más frecuencia.

- Crear una metodología de trabajo para la escamonda de chopos cabeceros que sea extensible a otros puntos de la comarca o a otros tipos de árboles que requieran la poda en altura. Las buenas características de este entorno de trabajo (accesibilidad, conformación de los chopos, tamaño de las vigas, etc.) nos va a permitir emplear diferentes técnicas de trepa y tala acordes con la realidad socioeconómica en la que actualmente se encuentran estos árboles.

felipe_chopo

Equipo de escamonda

- Trepa: arnés, cuerdas de trepa, eslinga o acollador de seguridad, lazos Prusik, hondilla, salvacambium, cintas Express, cintajos, mosquetones y  descendedor ocho.

- Apeo: Equipo de protección individual de corte (EPI), motosierras, serrucho telescópico, cuñas, Tractel, sirgas y cuerdas de apeo.

 Subirse al árbol

- Sistema tradicional de trepa: técnica empleada en aquellos árboles de gran envergadura, cuando la cabeza del chopo está por encima de los 3-4 metros de altura o las vigas son grandes y muy inclinadas. A partir de un nudo de anclaje en el arnés de seguridad y un nudo de fricción, se asciende mediante impulsos y ayudado por los pies por la cuerda que previamente se ha pasado por una horquilla del chopo.

- Escalera: es la vía más fácil y rápida cuando la cabeza del chopo está a baja altura. Antes de subir a la cabeza se amarra la eslinga o acollador en una rama adecuada mientras la escalera es sujetada por el otro compañero desde el suelo. Desde la escalera también es posible hacer la entalladura de forma cómoda pero siempre asegurado con la cuerda o el acollador de seguridad.

Posicionarse en el chopo

Una vez que se sube al árbol, el objetivo es desde una buena posición ir dirigiendo la caída de las vigas con seguridad, desde el exterior hasta las centrales. Siempre asegurados con la cuerda de trepa, el acollador o los dos en caso de trabajar suspendidos.

varias_chopo 

Apeo                                                                                                                                   

Una vez elegido el punto de amarre se procede al abatimiento de las vigas o ramas de chopo. En primer lugar se abre espacio de ramas pequeñas, secas, etc. y se buscan signos de madera seca o podrida que puedan afectar a las  propiedades mecánicas de la madera al ser derribada. Seguidamente se determina la caída natural de cada una de las vigas y si coincide o no con la dirección de caída deseada. Además siempre ha de tenerse en cuenta la dirección y velocidad del viento. Una vez previstos estos factores se realizan los cortes de entalladura y el corte de derribo, en función del diámetro de la viga y grado de inclinación. A mayor inclinación, menor es el ángulo con el que poder jugar en el abatimiento, siendo  en ocasiones necesario forzar la viga con cuñas, cuerdas o cables en otra dirección a la caída natural para  salvar obstáculos.

Resultados y Conclusiones

De un total de 45 chopos, 43 se han podado subiendo al árbol y 2 de ellos desde el suelo con un serrucho telescópico. En ningún caso se ha utilizado medios mecánicos para ascender.

Tanto la ascensión mediante el método tradicional de trepa como con escalera se consideran válidos en la escamonda siendo éste último el que mejores rendimientos se obtienen para árboles medianos y pequeños (35 chopos). En árboles mayores se considera necesario posicionarse en el chopo combinando la cuerda de trepa y el acollador (8 chopos).

 

F. Ruiz Gonzalez y M.A. Lázaro Palacios,

del 27 de Noviembre al 6 de Diciembre de 2011

Escamonda Valdeconejos, 2011

La 3ª Fiesta del Chopo Cabecero fue celebrada en Valdeconejos (Cuenca del río Martín) el 5 de noviembre de 2011.

Los vecinos seleccionaron un gran chopo cabecero con el turno de poda perdido. Al menos, no había sido escamondado durante los últimos 40 años. El árbol estaba sano y ofrecía varias vigas de grandes diámetros y longitudes, como se aprecian en las siguientes imágenes. Se encontraba junto al arroyo que discurre en el barranco del Hocino, afluente del río Martín.

La primavera y el verano dejaron 254,8 L/m2 en el cercano pluviómetro de Vivel del Río. Sin embargo, el arroyo se encontraba seco aquel día a pesar de la copiosa lluvia de la jornada previa.

La poda fue realizada con motosierra por operarios de la empresa ANCAR en una jornada fría y lluviosa.

2011_Octubre_Valdeconejos_3_Escamonda

2011_Octubre_Valdeconejos_4_Escamonda

2011_Octubre_Valdeconejos_5_Escamonda