Premio de Medio Ambiente 2012

010

EL CENTRO DE ESTUDIOS DEL JILOCA PREMIO JAULÍN EN DEFENSA DE LA NATURALEZA 2012 POR SU LABOR CON LOS CHOPOS CABECEROS

Jaulín es un pequeño municipio aragonés perteneciente a la comarca de Zaragoza y que está habitado por cerca de trescientas personas. Se ubica en la margen derecha del Ebro y su actividad económica se centra en la agricultura de secano (cereal, vid y olivo), en la ganadería (ovino y porcino) y en pequeñas industrias. El entorno natural corresponde a la vegetación de las estepas del valle del Ebro, con romero, tomillo, pino carrasco y coscoja.

Hasta 1975, el pueblo empleaba para usos domésticos una balsa situada junto al núcleo urbano. Tras la llegada del suministro de agua este pequeño humedal, que se estaba a punto de convertirse en un vertedero, fue recuperado por sus vecinos y su entorno convertido en un parque público. Fue un proyecto que les imprimió una notable conciencia ambiental y que fue secundado desde entonces por sucesivas jornadas de plantación de árboles. Esto les hizo merecedores en 1984 del Premio Nacional de Medio Ambiente concedido por el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo y en 2007 del Premio Medio Ambiente de Aragón, concedido por el Gobierno de Aragón. 

En 1981 se pusieron en marcha los premios “Jaulín en Defensa de la Naturaleza” con sus tres modalidades Aragón, España e Internacional. Posiblemente sea el más veterano de los premios de temática ambiental que se otorgan en Aragón. Desde entonces personalidades, asociaciones, empresas o diversas entidades han recibido dicho premio como reconocimiento a su implicación en la conservación de la Naturaleza.

Este año el Ayuntamiento de Jaulín y la Asociación Cultural Xaulín han acordado otorgar al Centro de Estudios del Jiloca (CEJ) el Premio Medio Ambiente en la categoría Aragón en su XXXI edición por su labor en la defensa de los chopos cabeceros. Así mismo, también han sido premiados el programa “Linde y ribera” de Onda Cero (categoría España) y la empresa SAICA (categoría internacional).

Para los organizadores del premio “los chopos cabeceros son un elemento fundamental del paisaje de los valles y pidemontes de la cordillera Ibérica aragonesa y están gravemente amenazados”. Apuntan que “El Centro de Estudios del Jiloca ha hecho y realiza una gran defensa en el mantenimiento del chopo cabecero, lo que está permitiendo conservar especies autóctonas. Porque cuidando lo que nos rodea, nuestro paisaje, mantenemos viva la naturaleza”.

La distinción se hará entrega al CEJ el próximo 21 de enero en la localidad de Jaulín.