El final de este cuento, también depende de ti

cuento

Cuenta la historia, que en  tierras del sur Aragón, los chopos cabeceros y los humanos eran tan amigos y tan dependientes que no podían vivir los unos sin los otros. Tanto es así, que llego el día en el que los humanos ya  no necesitaban la ayuda de los chopos, poco a poco les fueron dando la espalda, hasta el punto que pusieron en peligro su supervivencia.
 
 
Los chopos vivían felices, eran el escenario de aventuras para los niños, lugar de largas siestas de pastores buscando la fresca, belleza de muchos de los cuadros pintados por artistas. Los humanos  cada cierto tiempo cortaban las largas y fuertes ramas de los chopos para usarlas como vigas para las casas. Los chopos estaban muy agradecidos porque estas frecuentes podas les transformaban en  “seres poderosos”: vivían muchos más años y  engordaban considerablemente su tronco, adquiriendo una estructura que les hacía inconfundibles en su especie y en el paisaje.
 
 
Tan grande, tan llamativa y tan respetuosa era la forma del tronco de estos árboles que  lechuzas, carpinteros, rantoncillos, escarabajos, culebras, hongos y todos los seres que habitaban alrededor, se peleaban por buscar cobijo en cualquiera de sus recovecos.
 
P5301248
 
 
Los chopos cabeceros quedaban boquiabiertos cuando los pajarillos les contaban que en realidad sólo ellos y sólo en estas tierras,  tenían estas majestuosas formas. No se hacían a la idea de cómo podía ser la vida de sus primos de la misma especie, ¡largos y espigados¡ y que frecuentemente estaban enfrentados por conseguir la luz directa del sol.  
 
 
Los años pasaron, los humanos ya no encontraban negocio en las ramas de los chopos así que dejaron de podarlos, tal fue el despego hacia ellos, que los que fueron un día amigos y ayuda económica para las familias, ahora eran una molestia en los campos  Cuando mejor población de chopos cabeceros y más ejemplares monumentales había, el hombre, saco su vena egoísta y se quiso deshacer de ellos ¿ qué mejor que arrancarlos, talarlos o quemarlos “sin querer” al quemar rastrojos?.
 
 
Gritos de socorro,  manifestaciones en contra por el maltrato que sufrían por parte de los humanos, los chopos trataban de ser escuchados y luchaban por tener una vida digna. Sólo unos pocos fueron capaces de oír estas súplicas, pero..¡fue suficiente¡, estas súplicas pronto fueron transformadas en una auténtica “plataforma por la puesta en valor del chopo cabecero”. Tal esfuerzo hicieron los humanos que hoy los chopos pueden decir orgullosos, que tienen su propia fiesta, la fiesta del chopo cabecero.
 

 

Los chopos todavía luchan por ser respetados, pero agradecidos de nuestro trabajo diario prometieron dar cobijo a todas las especies que necesitasen refugio, se ofrecieron orgullosos a ser una de las  especies arbóreas representativas de nuestra tierra y para nosotros los humanos, la promesa más difícil en estos tiempos, ser capaces de  respirar paz, armonía y sosiego al acercarnos a ellos.
------------
 
¡Acércate a la fiesta del chopo cabecero¡ un razón más que suficiente para que dejes tus quehaceres rutinarios y pases un buen día. 

Los chopos cabeceros de Aguilar del Alfambra: Un completo recurso educativo

Aguilar_segundo_verano_red

El Alto Alfambra, como buena parte del sur de Aragón, alberga desde hace siglos un paisaje vegetal único: las formaciones de chopos cabeceros. Es el resultado de un aprovechamiento tradicional del bosque de ribera que permitía compatibilizar la producción de madera y el mantenimiento de una importante cabaña ganadera. Con el tiempo se formaban árboles de gran diámetro, con huecos y abundante madera muerta. 

Los chopos cabeceros son un elemento importante para la vida silvestre ya que ofrecen hábitat a una compleja comunidad de organismos que dependen de lo árboles viejos. Estas dehesas de álamos negros y de sauces trasmochos son el resultado de la interacción entre el hombre y el medio, un patrimonio cultural, por tratarse de un paisaje histórico, por reunir el saber de la comunidad rural y por aportar verdaderos parques escultóricos con sus añosos y retorcidos árboles.

Aguilar del Alfambra tiene unas espléndidas dehesas y alineaciones de chopos cabeceros. Y, lo que también es muy importante, son conscientes de su valor y de la necesidad de conservarlas y de aprovecharlas como elemento económico en la sociedad actual teniendo todavía un uso vivo.

De hecho, fue la localidad donde se celebró la 1ª Fiesta del Chopo Cabecero. Pero también una de las localidades que más impulso le ha dado al proyecto de Parque Cultural del Chopo Cabecero del Alto Alfambra, una propuesta de aprovechamiento de este patrimonio paisajístico, cultural y de los ecosistemas que mantiene.

aguilar03

Una de las iniciativas que se han puesto en marcha es la creación de un Aula de Naturaleza dotada de un audiovisual, una colección de paneles, una maqueta y un diorama. Se han diseñado tres rutas por la ribera del Alfambra en las que observar elementos de interés natural, histórico y cultural. Esta visita es ofrecida para escolares complementándose con un elaborado útil y elaborado material didáctico que queda a disposición del profesorado  para que pueda planificar el aprovechamiento de este recurso educativo.

Consta de cuatro cuadernillos. El primero aporta una propuesta de programación didáctica que permite preparar la visita detallándose los elementos del currículo de los tres ciclos de Educación Primaria y de los cuatro cursos de Educación Secundaria, en este caso diferenciando entre las áreas Ciencias de la Naturaleza y de Ciencias Sociales, con las aportaciones que ofrece los elementos del aula y los recorridos. Los otros tres cuadernillos corresponden al material de trabajo.

Cada uno de ellos un documento con información básica y buenas ilustraciones sobre el chopos cabeceros y los diversos aspectos de interés que sobre ellos convergen, adaptado para los tres ciclos de Primaria, para cada uno de los cuatro cursos de Secundaria, tanto para Ciencias Sociales como para Ciencias de la Naturaleza. Se oferta un cuestionario para el alumnado y el correspondiente solucionario para el profesor, así como la correspondiente guía curricular.

Este material didáctico se oferta al profesorado en formato Word para que puede adaptar las actividades a su propia programación y confeccionar un documento específico a su programación y a su alumnado.

Animamos desde estas líneas a profesoras y profesores a visitar Aguilar del Alfambra (que reúne muchos más elementos de interés científico y cultural), sus dehesas de chopo cabecero y su aula de naturaleza. Y para conocer mejor este original recurso educativo, pueden descargarse unas DEMOS o muestras de la obra que se distribuirá a partir del curso que viene entre los colegios que estén interesados:

01 Presentación (demo)

02 Chopología. Conocimiento del Medio. Educación Primaria (demo)

03 Chopología. Ciencias Naturales. ESO (demo)

04 Chopología. Ciencias Sociales. ESO (demo)