Crónica de la I Fiesta del chopo cabecero (2009, Aguilar)

[cartelChopo.png]

El pasado día 24 de octubre tuvo lugar la celebración de la I Fiesta del Chopo Cabecero en la localidad de Aguilar del Alfambra. El evento pretendía llamar la atención sobre la delicada situación que viven los chopos cabeceros, a la vez que poner en valor este patrimonio natural y cultural tan típico del sur de Aragón. Este árbol, variedad del populus nigra, constituye un rico patrimonio etnobotánico muy ligado a la economía tradicional de la zona.

Esta I Fiesta del Chopo Cabecero, con vocación de continuidad en otras poblaciones, surgió como iniciativa del proyecto VoluntaRíos de Zaragoza y el Centro de Estudios del Jiloca, idea que fue recogida con entusiasmo por la Plataforma Aguilar Natural y el Ayuntamiento de Aguilar del Alfambra. Esta localidad cuenta con una de las choperas más extensas y mejor conservadas de la zona, dado que buena parte de la misma se ha seguido cuidando y podando periódicamente hasta la actualidad. Numerosas asociaciones en defensa de la naturaleza, así como asociaciones culturales locales, se unieron con su apoyo y participación en el evento.
La jornada se inició con una excursión por la ribera del Alfambra, donde se agrupa la mayor parte de la masa de chopos cabeceros del municipio. A mitad de camino Chabier de Jaime y Alejandro Pérez Cueva, del Centro de Estudios del Jiloca y de la Universidad de Valencia, ilustraron al público sobre el paisaje vegetal de la riera y sobre el sistema de regadíos del Alfambra. Como plato fuerte, tuvo lugar una demostración de escamonda de dos chopos centenarios a cargo de Herminio Santafé Nebot, uno de los mejores podadores de la zona, que con su maestría y buen hacer levantó el aplauso y el entusiasmo de los asistentes.

De vuelta al pueblo, tuvo lugar en la sala de exposiciones Los Granericos la inauguración de la exposición de pintura “Paisajes del Chopo Cabecero”. Además se realizó la proyección del audiovisual “La identidad de un paisaje”, del Centro de Estudios del Jiloca, y la exposición de actividades en los ríos del Proyecto VoluntaRíos 2009.

El siguiente acto del día fue la celebración, en la nave multiusos de Aguilar, de una comida popular precedida de un aperitivo, incluyendo una degustación de quesos artesanos El Hontanar, que se elaboran en la localidad.

Tras los postres, tuvo lugar la parte más reivindicativa del acto, con una serie de intervenciones en apoyo a la conservación y puesta en valor del paisaje del chopo cabecero. En primer lugar intervino el presidente de la Plataforma Aguilar Natural, José Luis Paricio Hernando, que dio una cálida bienvenida y agradecimiento a los asistentes a la vez que explicó los motivos de la celebración de la I Fiesta del Chopo Cabecero. Su intervención incluyó la presentación del proyecto de Parque Cultural del Chopo Cabecero del Alto Alfambra elaborado desde la Plataforma, al que invitó a unirse a todos los ayuntamientos y asociaciones de la zona para su estudio y puesta en marcha.


A continuación tuvo lugar la parte más emotiva del acto, con un homenaje al escamondador Herminio Santafé y la entrega del título de “Amigo del Chopo Cabecero”, que se materializó con la entrega de un bonito plato de cerámica turolense. El homenaje fue conducido por Chabier de Jaime Lorén, profesor e investigador, quien a continuación, presentó y leyó un Manifiesto en Defensa del Chopo Cabecero.

Desde la Plataforma Aguilar Natural se explicó la iniciativa de declaración de “Árbol monumental” a uno de los chopos cabeceros más impresionantes de Aguilar, situado en el Remolinar, cerca del molino viejo y el Estrecho, uno de los parajes más impresionantes del término municipal.
El apoyo a la defensa del paisaje protagonista de la jornada se manifestó en la participación de una numerosa serie de asociaciones, colectivos y personas comprometidas con la causa. Entre las asociaciones culturales y comarcales intervinieron Raúl Pérez, por la Asociación Cultural La Chaminera que humea, de Cerveruela (Zaragoza), y Adolfo Gil, de la Asociación Cultural El Horno, de Torre Los Negros (Teruel). Desde las distintas asociaciones de defensa del patrimonio natural y cultural habló Olga Estrada, del Centro de Estudios Ambientales ITHACA (Andorra, Teruel), y a continuación, Gonzalo Tena, del Colectivo Sollavientos. Entre las personalidades académicas participaron, en apoyo a la iniciativa, dos profesores del Departamento de Geografía de la Universidad de Zaragoza y que trataron el tema desde sus respectivas especialidades: Alfredo Ollero, experto en Dinámica Fluvial, y Paloma Ibarra, experta en Paisaje.
Por parte de VoluntaRíos, uno de los organizadores del evento, intervino Mariano Mérida, que nos explicó la importancia ecológica de la conservación de los paisajes de ribera, eje del proyecto de su asociación.

El turno de alocuciones terminó con la intervención de diversas autoridades, que aceptaron gustosamente la invitación del Ayuntamiento de Aguilar al evento y manifestaron su apoyo a la conservación de las choperas ibéricas. Intervino en primer lugar José Antonio Gómez, Director Provincial de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, y a continuación José Luis López, Presidente de la Comarca Comunidad de Teruel. El alcalde de Aguilar del Alfambra, Vicente San Francisco Paricio, cerró los discursos con un nuevo agradecimiento a los asistentes y manifestando el deseo de que la Fiesta tuviera continuidad y otros ayuntamientos y asociaciones recogieran el testigo, ofreciendo de nuevo el municipio para su celebración si ello fuera necesario.
La Fiesta culminó de manera festiva con la actuación de Astí queda ixo!, magnífico grupo de música tradicional aragonesa de la sierra de Gúdar-Javalambre, que hizo bailar y disfrutar a todos los asistentes.

Desde la Plataforma Aguilar Natural valoramos muy positivamente el resultado de la fiesta, el apoyo de tantos y tan diversos participantes, y esperamos que sea un gran impulso para próximas ediciones y para la puesta en marcha de figuras de protección adecuadas para los cauces fluviales y las masas de chopos cabeceros que pueblan la geografía de la cordillera ibérica aragonesa.

Felipe Ruiz González, 2016

Felipe Ruiz González (Amigo del Chopo Cabecero 2016)

Joven agricultor de Calamocha, por su implicación en la conservación de los álamos negros trasmochos, en representación de las generaciones de campesinos que han plantado, cuidado y aprovechado los campesinos, creando a la vez un patrimonio cultural y natural único en Europa.  

Quercus, 2015

 

Quercus, la revista de los amantes de la naturaleza

Fundada en el año 1981, Quercus es una revista mensual consagrada al estudio, la observación y la defensa de la naturaleza. Las personas y los colectivos que trabajan en este ámbito consideran a Quercus como la publicación más prestigiosa e influyente del mercado editorial español.

Mes a mes, Quercus publica artículos que resumen y divulgan entre un público amplio las investigaciones más recientes en ecología y biología de la conservación. Además, las secciones de actualidad nacional e internacional ofrecen una completa panorámica sobre los sectores ambientales más activos, desde las instituciones públicas hasta las organizaciones no gubernamentales, pasando por universidades y centros de investigación. Finalmente, una parte considerable de sus contenidos están dirigidos a las personas que gustan de entrar en contacto con la naturaleza, pues Quercus les ofrece sus páginas como un gran cuaderno de campo colectivo.

Entre los lectores de Quercus se encuentran profesionales y aficionados al estudio de la naturaleza, técnicos y consultores, miembros de organizaciones conservacionistas, políticos y gestores relacionados con el medio ambiente, profesores y estudiantes universitarios, monitores de educación ambiental y cualquier persona que se interese por la flora, la fauna y los espacios naturales.

Aparte de nuestra cabecera, Quercus es el nombre genérico de robles, encinas y alcornoques, los árboles más característicos de la flora española, lo que ya es toda una declaración de principios. Los 33 años de existencia de la revista no son nada para los Quercus genuinos, que, si los dejamos crecer, pueden alcanzar edades centenarias. Pero son toda una proeza para este peculiar pariente en papel impreso. Desde las páginas de la revista seguiremos defendiendo a todos los Quercus, así como al resto de nuestra flora y fauna.

quercus 

El Diario de Teruel publicó el 25 de octubre de 2015 una entrevista que se puede descargar...