IV Fiesta del Chopo Cabecero: Como la lluvia

Visto: 1369

Llevamos muchos meses aguantando chaparrones. Los financieros, los políticos... y seguro que alguna tormenta local que nos coge muy de cerca, cada vez más. Mientras, la sequía de nuestros campos y la aridez presentada de nuestro futuro, qué extraña y cruda sinergia maldita.

IV_Fiesta_collage3

Llevamos muchos meses aguantando chaparrones. Los financieros, los políticos... y seguro que alguna tormenta local que nos coge muy de cerca, cada vez más. Mientras, la sequía de nuestros campos y la aridez presentada de nuestro futuro, qué extraña y cruda sinergia maldita.

Nuestro campo clamaba al cielo y la lluvia por fin llegó, lo cubrió y empapó todo. Atrás queda el agostamiento, bienvenido aire húmedo y fresco. Por un día, los problemas no lo son tanto. Más de 25 litros han caído sobre nuestras espaldas durante la mañana de hoy, quién se acuerda de sus problemas.

IV Fiesta collage 

El río Guadalopillo arrastrará hoy muchas gotas que pasaron por nuestras botas, chubasqueros y paraguas, por nuestras caras y manos. Gotas que encharcan al herbazal, empapa la tierra reseca de meses de sed y bochorno, que se reúnen y llegan al río. Alimenta al arroyo antes desprovisto de música... y pasa acariciando la vega custodiada por los añosos árboles. Si la lluvia recogiese el cariño y el interés de todos vosotros, aventureros del otoño, por la savia de nuestros emblemáticos árboles ascendería hasta lo más alto y a buen seguro les haría reverdecer en plena otoñada.

Nos gustaría dar las gracias a toda la organización que ha hecho posible la IV Fiesta del Chopo Cabecero en Ejulve. Un año más todo ha sido posible gracias a toda esa gente que apoya esta iniciativa, los nuevos y los que lo hacen desde la primera convocatoria, aquél otoño de 2009, el impulso de Aguilar del Alfambra. A todos aquellos que se ofrecieron a acoger este certamen y han participado ofreciéndonos lo mejor de su pueblo y de sus gentes. Gentes y rostros amables, como la lluvia, todo cala.

A todas las empresas y colaboradores, a los que vendrán. Una vez más, gracias.