Trasmochos: Iconos del paisaje rural europeo

Visto: 1637

trognes_peques

Les trognes. L’arbre paysan aux mille usages

Dominique Mansion

Editions Ouest-France

144 páginas

El trasmocho es un árbol podado regularmente a la misma altura para producir madera, forraje o fruta propio de economías campesinas que integraban el aprovechamiento agrícola y ganadero...

trognes

El trasmocho es un árbol podado regularmente a la misma altura para producir madera, forraje o fruta propio de economías campesinas que integraban el aprovechamiento agrícola y ganadero. Los rebrotes producidos por el árbol no eran accesibles al diente del ganado lo que ha permitido compatibilizar y optimizar el uso de los recursos. No es la especie lo que le da este rasgo sino la corta periódica. El desarrollo de renuevos y el cierre de las superficies de corte mediante tejidos, engrosa el extremo del tronco y le confiere un característico aspecto de cabeza. Este sistema de manejo, si mantiene con regularidad los turnos de poda, permite que un mismo árbol produzca madera durante siglos.

Este sistema agroforestal integrado se ha extendido desde la antigüedad por toda Europa. Las comunidades rurales han aplicado este manejo a diversas especies de árboles silvestres, como sauces, fresnos, robles, hayas, chopos, olmos, tilos o castaños, desde Portugal a Finlandia, desde Turquía a Gran Bretaña, para conseguir leña, carbón vegetal, madera de obra, forraje o frutos. En los linderos de los campos como setos o formando dehesas, los árboles trasmochos constituyeron hasta muy recientemente un elemento característico de los paisajes rurales europeos.

Los cambios económicos, sociales y tecnológicos arrollaron un modelo agrícola sostenible, unos ecosistemas complejos y una parte del alma de la sociedad campesina.

Estos viejos árboles, cuidados desde generaciones, fueron primero denostados por los gestores forestales y agrónomos, y después olvidados por los ciudadanos, incapaces por su alejamiento, de comprender una práctica que, para algunos, mutilaba al árbol.

Esta obra es una muestra de la respuesta de la sociedad francesa ante la pérdida que ha supuesto la destrucción y el abandono de unas prácticas agrarias que aprovechaban de un modo perdurable los recursos naturales. El autor, nacido en el seno de un pueblecito del valle del Loira en donde los trasmochos han formado parte del paisaje y la economía, ha abordado el conocimiento de estos árboles desde una perspectiva multidisciplinar, justa la necesaria para comprender su razón de ser y significado.

El lector profano podrá conocer la originalidad de este paisaje, la rica biodiversidad que se asocia a estos viejos árboles tan ricos en cavidades, la cultura popular encerrada en sus prácticas seculares, la influencia de sus siluetas fantásticas en el imaginario colectivo…. a través de un texto accesible, riguroso y ameno. Centrado en los trasmochos de las campiñas francesas, pero con abundante y actualizada información sobre la situación de estos árboles en el resto de Europa.

A través de documentos históricos, extractos literarios, pinturas, postales antiguas, leyendas o testimonios, y con una riquísima ilustración con dibujos (del propio autor) y de fotografías se aborda el pasado, el presente y el futuro de los árboles trasmochos, que es también, el de un modelo agrícola que, antes o después habrá que reconsiderar cuando se acabe el vigente basado en el despilfarro de recursos, la contaminación y el petróleo barato. 

Les trognes. L’arbre paysan aux mille usages

Dominique Mansion

Editions Ouest-France

144 páginas