Abad, Matías

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Autor00498.jpg
Autor Abad Civera, Matías
Localidad de referencia Rillo
Nacimiento Rillo, 1866
Defunción Teruel, 1923
Área de trabajo Forja de hierro
Obras representativas Reja de acceso iglesia de Calamocha

Cruces penitenciales. Convento de Báguena

Caja de caudales convento de San Valentín (Báguena)


Logotipos varios.jpg

Maestro forjador. Matías Abad fue artesano de la forja afiligranada, un forjador en hierro activo en Barcelona y Teruel. El contenido de sus obras está siempre relacionadas con la flora y fauna que son motivos recurrentes de la ornamentación modernista. Matías Abad presenta rosas decorativas, ramos de laurel, azucenas, .. mariposas, un tritón, aldabones…

Matias Abad aprendió de su padre, que tenía un taller en la localidad de Rillo, lugar donde Matias nació entorno a 1866. Se formó en el taller de forja de su padre y según algunos autores también en una herrería de la calle Muñoz Degrain de Teruel.

La fechas de las obras localizadas en el Jiloca invitan a pensar que el padre trasladaría su taller a Teruel, realizando cerraduras y otras obras. La primera referencia documental que tenemos de él es de 1899 cuando aparece en el censo electoral (con 33 años), pero las cruces de Báguena atestiguan una fecha anterior (1889) y la cerradura de Burbáguena todavía anterior (1883), cuando contaba con solo 17 años, por lo que o bien hubo otro forjador del mismo nombre en la capital o bien su padre se transladó a ella.

Matías Abad instaló su taller en la ciudad de Teruel, primero en la calle Bretón nº 6 (taller que aparece reflejado junto a su nombre y tres de sus obras expuestas en Barcelona), para luego transladarlo a la calle Alcañices, 1 (hoy Muñoz Degraín), frente a la puerta de la iglesia de San Pedro.

Participó en 1891 en la Exposición de Bellas Artes de Barcelona. Obtuvo en 1896 una medalla de segunda clase por su trabajo "Aldabon de hierro forjado en forma de quimera" en la Exposicion de Bellas Artes e industrias artísticas de Barcelona. Matías Abad se impregnó en Barcelona de las ideas modernistas aplicándolas posteriormente en varios trabajos.

Abad participó en Barcelona en el taller del forja del "Castell dels Tres Dragons" (un edificio modernista construido entre 1887-1888 como Café-Restaurante para la Exposición Universal de Barcelona de 1888 por Lluís Domènech i Montaner). A Matias Abad, Luis Domènech i Montaner le llamaba "Vulcanus", pues Abad era el propietario de un taller conocido como El Vulcano en Teruel.

Obtuvo gran número de premios del Ateneo Artístico Turolense y de la Sociedad Económica Turolense de Amigos del País, llegando a ser miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Falleció en 1923, aunque el taller permanecerá abierto, sucedido por su hijo Epifanio, hasta su fusilamiento en 1938 durante la Guerra Civil. Los talleres de forja con el nombre de "El Vulcano", que ambos formaran todavía tendrían continuidad en las manos de unos familiares (Andrés Sánchez, que era sobrino de Matias Abad), asociado con el también herrero Javier Escriche.

El 23 de agosto de 1923 el concejal de Teruel Alberich propone honrar la memoria de este insigne artista del hierro, dando su nombre a la calle de Peligros que enlaza con la Plaza de Bretón, donde éste nació, con la de Muñoz Degraín donde ejerció su arte en su taller ,”El Vulcano”. El 7 de febrero de 1929, el alcalde Máximo Miguel, pide que se lleve a cabo la anterior disposición, colocando la placa en la calle de su nombre.

La forja del hierro tuvo en la provincia de Teruel varios centros: Linares, Orihuela, Torres de Albarracín, etc. Figura cumbre de este arte fue Canamache a finales de la Edad Media, maestro hábil que imitarían en el siglo XX los artesanos turolenses Matías Abad y Sánchez Escriche.

Obra conservada

Será el máximo exponente de la forja modernista turolense, con obras como las rejas de la Casa Bayo (1903), Casa Ferrán, La Madrileña, Casa de Bernardo Sanz, Casa del Torico, Colegio San Nicolás de Bari, las farolas de la Escalinata de Teruel,...para el arquitecto Pablo Monguió. En la portada de la catedral de Teruel es digna de destacar la forja de la reja de entrada (1909), de estilo gótico flamígero, del rejero Matías Abad, autor también de las rejas del coro de la iglesia de San Pedro.

En el valle del Jiloca se conservan las cruces penitenciales del convento de las monjas en Báguena, así como la caja de caudales de dicho convento (con siete llaves), así como la reja que cierra el exterior de la iglesia de la parroquial de Calamocha.

Fuera de la provincia de Teruel se han documentado obras suyas en Andalucía, Aragón, Madrid y Valencia, lo que da muestra del importante renombre que debió alcanzar.

Obra en Zaragoza: Portada de la tienda de maquinaria agrícola de la Vda. de Archanco en la calle de Contamina (1914) , junto a la céntrica calle de Alfonso I.

Otros materiales

Bibliografía

  • ALDECOA CALVO, José Serafín (2013): ``Los Abad, "ferreros" del modernismo´´. Diario de Teruel, 08/12/2013,
  • AMENÓS MARTINEZ, Luisa (2013): ``Hierro modernista en Barcelona: un patrimonio a revalorizar´´. I Congreso Internacional de Arte Noveau "coupDefouet", ,
  • PÉREZ SÁNCHEZ, Antonio (1988): ``El modernismo en Teruel´´. El modernismo de la ciudad de Teruel, Teruel, IET,
  • SEBASTIAN, Santiago y SOLAZ, Ángel (1969): ``Ilustres desconocidos turolenses: Matías Abad´´. , Teruel, IET.


Adri ced cej.jpg