Acequia Molinar (Luco de Jiloca)

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar

La construcción de la acequia de Luco de Jiloca va relacionada con los deseos de colonización del prao de Luco, el prado del camino (Calamocha) y con la edificación de un molino harinero para servicio de Luco de Jiloca. Es el resultado de la unión de dos acequias construidas en dos étapas distintas: la acequia molinar de Luco y la acequia de los Galachos de Calamocha:

  • La acequia molinar fue construida probablemente durante el siglo XV. Su trazado original difiere del que podemos encontrar en la actualidad, por lo menos en lo que afecta a su cabecera. El caudal no procedía del desvio del rio Jiloca sino que aprovechaba un manantial que fluía del Pozo de los Mojones. A partir de aquí discurria paralela al Camino Real, por la parte mas oriental y alta de las praderas. Unos kilómetros mas abajo se cruzaba con el cauce del rio Pancrudo, salvándolo mediante un sifón, para continuar su camino por la margen derecha del río hasta el pueblo de Luco. Su nombre proviene del ingenio hidráulico construido por esas mismas fechas en las cercanías de este pueblo. El caudal del citado Pozo de los Mojones debía ser insuficiente para las necesidades crecientes del molino y de las parcelas de cultivo que surgen lentamente en los márgenes de la acequia. En una concordia de 1503 firmada entre Luco de Jiloca y Calamocha se analiza el problema y se decide conceder a los vecinos de Luco la posibilidad de construir un pequeño ramal que, partiendo del rio Jiloca, desviara una parte de su cauce hacia el Pozo de los Mojones, para enlazar de este modo con la acequia molinar e incrementar su capacidad. Sobre el papel la propuesta estaba clara, pero ejecutarla era mucho más dificil. El aumento del caudal de la acequia molinar mediante el desvio de las aguas del rio Jiloca era imposible sin la construcción de un azud que elevara el nivel de las aguas y este era inviable en una zona de prados con un desnivel topográfico mínimo. La solución a este problema solo podrá encontrarse a mediados de la centuria, cuando los vecinos de Calamocha construyan la acequia de los Galachos.
  • El azud de la acequia de los Galachos se levanta en la curva de nivel de los 860 metros, aprovechando un pequeño aterrazarnienlo del cauce del río Jiloca. Su zona de riego es muy parca. A lo largo del kilometro de distancia que recorre la acequia por el margen derecho del río, la llana topografía del terreno apenas le permite alejarse 20 metros del cauce principal. Sin embargo los verdaderos problemas surgiran a medida que se acerque al limite municipal de Luco. La planitud de la topografía se incrementa, surgiendo serias dificultades para el discurrir de las aguas. LLegando la acequia de los Galachos al limite del termino municipal se produce una inversión Zopográfica entre la acequia y el río Jiloca, quedando ésta más baja que el río. Esto provoca un estancamiento de las aguas y la posibilidad de que cualquier rninirna crecida del río desborde el cauce principal y el agua invade la acequia y con ella todas las tierras próximas. Es el mismo problema que hemos citado al hablar del proyecto de desvio del Jiloca hasta la acequia molinar de Luco. Para evitar estas complicaciones técnicas los vecinos de Calamocha no concluyen la acequia sino que dejan que sus aguas vuelvan libremente al cauce del río "por donde mejor puedan': dejando toda esa zona fronteriza encharcada y sin cultivar.

Es la situación inacabada de la acequia será denunciada por los vecinos de Luco, alegando que "la acequia que los del lugar de Calamocha han abierto junto al camino real que va de Luco a Calamocha, el qual los de Calarnocha dexan manar por el prado de los de Luco tomando aquel Mufil y de ningun provecho". El Concejo de Luco exige que se encauce totalmente la nueva acequia a costas del Concejo de Calamocha y, recogiendo los pactos Firmados en el año 1503, se enlace con el Pozo de 1os Mojones y con la acequia molinar que nace alli. La sentencia arbitral de Romanos del ano 1540 da la razón a los vecinos de Luco, condenando "a los jurados y concexo del lugar de Calamocha a que por todo el mes de ocfubre primero viniente del prste ano haya de abrir un rio por el qsral vaya el agua qe trahe los del dho lugar de Calamocha por el dho xio nuebo qe viene por do el Camino Real, y de allí drecho al pozo de los mojones".

La construción de un único cauce intermunicipal debió quedar enlazado a mediados del siglo XVI, atravesando de sur a norte todos los antiguos prados anexionados a los términos de Calamocha y Luco.

Bibliografía

  • Benedicto Gimeno, Emilio (1996): "Los prados de Gascones (Calamocha) y Entrebasaguas (Luco). Una aproximación histórica al estudio de las acequias, de los procesos roturadores y de la desamortización de los bienes comunales en la cuenca del río Jiloca", Xiloca: revista del Centro de Estudios del Jiloca, 17, p. 65-89 [Texto completo]