Baile de San Roque (Calamocha)

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Baile de San Roque junto a la ermita
Bailando en la calle Real

El baile de San Roque es la tradición más diferenciada vigente en la comarca del Jiloca, que caracteriza las fiestas patronales de Calamocha en honor a la Virgen de la Asunción y San Roque, celebradas del 14 al 18 de agosto. En el año 1885 la villa sufrió una epidemia de cólera y le ofreció al santo un baile por su protección, donde se incluyen comentarios y ruegos en forma de poemas llamados “dichos”.

Tres veces se baila al patrón: el 16 de agosto, día de su fiesta, el 17, día de San Roquico y al domingo siguiente, cuando se devuelve la imagen a su ermita. Los bailadores, vestidos de blanco con la faja roja, se colocan en dos filas, de mayor a menor edad, delante de la imagen en la procesión, y cada uno de ellos baila al son del tambor con el que tiene delante, con el que va detrás y con el de enfrente, que es su pareja y con el que se cambiará de fila. El baile y la procesión se interrumpen cuando alguna persona quiere pronunciar un dicho: se acerca al bailador que lleva el palitroque o bastón ornamentado con cintas de colores, caracolas y calabazas de peregrino, lo coge y lo levanta, se hace el silencio y entonces el dichero inicia su crónica sobre algún aspecto de la actualidad de la villa, más o menos crítica, sobre las fiestas u otros temas, dirigiéndose al santo, al que terminará pidiendo ayuda antes de despedirse de él.

La música, de raíz popular, es una adaptación realizada a finales del siglo XIX por Manuel Marina, quien introdujo algunas variaciones para que se pudiera tocar con tambor y dulzaina, pero también con una banda de música.

Ha sido declarado Fiesta de Interés Turístico de Aragón con fecha 30 de mayo de 2012.

Bibliografía