Carnaval (Bañón)

De Xilocapedia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En la actualidad perdidos completamente, los carnavales llegaron a celebrarse con asiduidad en Bañón en fechas anteriores a la contienda de la Guerra Civil, siendo unas de las fiestas más divertidas y esperadas del año.

Se celebraban en las fechas previas a cuaresma, y eran tres los días de fiesta: domingo, lunes y martes anteriores al miércoles de ceniza.

El primer día cuentan que "se vistían feos", sobretodo lo hacían los mozos, que se ponían sacos de arpillera con unos agujeros para ver, atados a la cintura con un cincho del que colgaban los esquilos y se fabricaban una joroba con aliagas, estos personajes eran los mascarones o mascaras, que llevaban unas trancas (palos grandes) con las que corrían perseguiendo y asustando a los chicos. El tio Manuel el cardenal era uno de los que más se disfrazaban con trancas, cogiéndola en el hombro y llegando a poner sobre ella a los chicos. Detrás de la comitiva, que marchaba por las calles, iban los chicos que cantaban "Mascarón pilirón con la albarda y el serón". Estos personajes se preparaban y disfrazaban todos juntos, se pintaban la cara con grasa de los carros y hollín del culo de las sartenes, también se marcaban a modo de patillas en la cara. Las chicas el primer día no salían porque les pintaban la cara con una pelleta (un trozo de piel de cordero) impregnada con aceite de la sartén, grasa de carro u hollín.

El segundo día se vestían con ropajes viejos, las mozas se ponían unas sayas recias, enaguas de puntillas y mantones o tocas. Los mozos iban con pantalones majos, mientras las caballerías desfilaban adornadas y se iba de rolda con guitarras por el pueblo. Ellas delante y ellos detrás y los más pequeños al final. Cuando terminaba la rolda por la calle se iba al baile que era el segundo y el tercer día.

El tercer día se iba con trajes y enaguas blancas, así como unos sombreros muy majos que las propias mujeres se hacían. En tiempos recuerdan que se llegaron a poner unas bandas que ponía Miss España, Miss Aragón. También en ocasiones las mujeres se vestían de hombres y daban la vuelta al pueblo antes de ir al baile, donde intentaban confundirse entre la gente. Un año recuerdan que se vistieron las mujeres poniéndose un lavabo sin espejo en la cabeza y luego tapado con una cubierta.

Un grupo de mujeres esperaban a que los denominados "conducidos" (cargos elegidos por el ayuntamiento) salieran del café para echarles harina, y mancharles. Esto ocurría todos años. El cura estaba en contra de estas cosas y no le gustaba que se disfrazaran, sobretodo las mujeres, a las chicas las reprendía habitualmente, amenazándolas con cortarles el pelo al cero y meterlas en el calabozo. El juego era ir por el pueblo haciendo trastadas y que no te conocieran.

Bibliografía