Confederación Nacional del Trabajo

De Xilocapedia
Revisión del 19:16 29 dic 2010 de Admin (Discusión | contribuciones) (LyogQmlibGlvZ3JhZsOtYSAqLw==)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Durante el periodo histórico de la Dictadura de Primo de Rivera la CNT estuvo totalmente prohibida y sus organizaciones pasaron a la clandestinidad. Solo a partir del 14 de abril de 1931 , tras la proclamación de la II República, el anarcosindicalismo vuelve a resurgir en la provincia de Teruel al abrigo de las libertades que trae el nuevo régimen.

Un mes más tarde, la CNT estaría ya legalizada porque en mayo se celebró un mitin en la ciudad de Teruel en el teatro Marín que seguramente marcó el arranque del sindicato en la ciudad de Teruel en el que intervinieron Miguel Abós, venido de Zaragoza y el líder más destacado, Raimundo Soriano. Creemos que en el mes de Julio se constituyó la primera Junta Directiva, señal que el Sindicato se encontraba ya bastante estructurado y organizado.

En el valle del Jiloca, el primer sindicato que se creó fue el de Trabajadores de la Tierra, “afecto a la Confederación Nacional del Trabajo” en el mes de octubre de 1931, que es cuando el Gobierno civil aprobaba su reglamento , en Santa Eulalia en torno a la Azucarera de esta localidad. Era lógico que el principal sindicato estuviese allí y que el 21 de mayo se llevase a cabo un “mitin sindicalista” Por estas mismas fechas, en Villarquemado, según Bernabé Esteban, un grupo de trabajadores decidió ingresar en la CNT frente a otro grupo de la Sociedad Republicana que se decantó por la UGT para lo cual varios socios se desplazaron a Teruel y, tras una conversación con Antonio Barranco y Raimundo Soriano, les dieron los carnets del sindicato.

El propio Esteban cita también y en las actas del Ayuntamiento de Cella aparece un Sindicato Único de la CNT con un buen número de afiliados. Este dato viene refrendado por los procesos del Tribunal de Responsabilidades Políticas donde aparecen dirigentes de la CNT de Cella.

Nuevamente, Bernabé Esteban habla de que en el periodo republicano se intentó que el anarcosindicalismo se extendiera a otros municipios próximos (Alba, Torrelacárcel, Torremocha y Camañas) en los que había elementos afines pero la Guerra Civil evitó la expansión de la CNT

No poseemos noticias de la existencia de algún grupo de militantes de la FAI y, en general, cabe decir que la implantación de la CNT en el Jiloca fue mucho menor que el de la Unión General de Trabajadores.

A partir de la revolución de octubre, la mayoría de centros obreros, tanto de la UGT como de la CNT, fueron clausurados y las actividades de los sindicatos prohibidos no llegando a abrirse, en la mayoría de casos hasta febrero de 1936.

Bibliografía

  • Aldecoa Calvo, José Serafín (2010): Entre el hambre de tierra y el despertar social: La II República en tierras del Jiloca. Calamocha, Centro de Estudios del Jiloca.