Delgado Cebrián, Clemente Ignacio

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar

Misionero, obispo y santo (Villafeliche, 1762 - Filipinas, 1838).

Dominico aragonés, martirizado en China en 1838 junto a otros misioneros españoles y beatificado por el papa Gregorio XVI en 1840. De humilde extracción, tomó el hábito dominicano en el convento de San Pedro Mártir de Calatayud tras abandonar la idea de ingresar en el císter de Veruela. Tras sus estudios en Orihuela, manifestó su deseo de partir para Filipinas, y llegó a Manila en 1876, allí terminó sus estudios literarios y se preparó para ser trasladado como misionero a Indochina.

Tras un accidentado periplo en compañía del luego también mártir y beato Domingo Henares, consiguió penetrar en territorio indochino y ejercer el apostolado con tal rapidez y éxito que en 1794 Pío VI le nombró obispo de Melipótomos y coadjutor del vicariato apostólico del Tonkin Oriental, sede en la que, con posterioridad, llegaría a ser titular. El 26 de mayo de 1838 fue hecho prisionero y condenado a ser decapitado. Afectado por una grave disentería, falleció el 5 de junio de ese mismo año sin que ello evitara el que, al día siguiente, el cadáver fuera decapitado y su cabeza arrojada el río.

Una dudosa hagiografía señala que, seis meses después, la cabeza del dominico aragonés fue sacada, incorrupta, del lecho del río por un pescador cristiano, Fue el 1 de noviembre, fecha en que la Iglesia y la liturgia dominicana celebran la festividad de su martirio. Las reliquias del beato Ignacio Delgado se veneraron durante largos años en la catedral de Bui-Chu a raíz del proceso de beatificación incoado por Gregorio XVI y posteriormente refrendado por León XIII. Juan Pablo II lo canonizó, junto a sus compañeros mártires, el 19 de junio de 1988.

Bibliografía

  • Ocio, H. M.: Reseña biográfica de los religiosos de la provincia del Santísimo Rosario de Filipinas; Manila, 1891.
  • Recoder, O.P., Joaquín: Vida y martirio de los 26 mártires de la misión dominicana en el Tung-Kin; Manila, 1900.