Ermita de San Bartolomé (Villanueva de Jiloca)

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar

La Ermita de San Bartolomé de Villanueva de Jiloca es un edificio de tipo popular, construido con mampostería y arcos de ladrillo apuntado, tal vez en el siglo XV o principios del siglo XVI. Se cubre con techumbre de madera a dos aguas; el tejado tiene una gran voladizo, obra seguramente de una reparación posterior al momento de la construcción. Pudo tener cinco tramos pero en la actualidad sólo conserva tres, con una longitud total de 11,70 metros de larga y 6,50 de ancha, al exterior, que en el interior se reduce a 10,60 por 5,45 m.

Esta ermita ha sido recientemente arreglada y pintada, con el acierto de colocar en el testero del ábside, a modo de retablo, una gran fotografía de la tabla original de San Bartolomé que se conserva en el Museo parroquial.

Sobre el pilar del primer tramo en el lado de la epístola, en la cara que da al altar, se ha conservado una curiosa inscripción, escrita a mano con lápiz , que explica en qué momento se eliminó el tramo de los pies. Dice la inscripción: “ Año 1929 se compuso y se pintó esta ermita siendo cura párroco D. Andrés Sanz Galindo se le quitó una nave siendo albañil Gerardo García. “

Tabla de San Bartolomé

La tabla que se conserva en la iglesia del siglo XVI mide 1,70 por 0,80 metros y responde en parte a la descripción que hace de San Bartolomé la Leyenda Dorada.

Aquí se representa vestido con larga túnica azul y amplio manto de brocado con forro granate; lleva en su mano izquierda un libro abierto y la correa con la que sujeta al demonio que está a sus pies; en la mano derecha lleva una especie de bastón que termina en una hoja de cuchillo. Tiene abundantes cabellos, negros y rizados y barba también de color negro. Es una figura esbelta que se recorta sobre un fondo de madera pintada y rojo en la parte superior. Pintura de tradición gótica, aunque ya puede ser de principios del siglo XVI.

Bibliografía