Diferencia entre revisiones de «Escudo municipal de Daroca»

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
 
Línea 6: Línea 6:
 
Es un escudo de armas muy recargado, con abundantes figuras acopladas al mismo en diferentes momentos. De esta forma, pero sin la leyenda, aparece en la [[Puerta Alta (Daroca)|Puerta Alta]], restaurado y con los esmaltes correspondientes; la parte de la Puerta Alta en donde está el escudo puede ser obra del siglo XVI.
 
Es un escudo de armas muy recargado, con abundantes figuras acopladas al mismo en diferentes momentos. De esta forma, pero sin la leyenda, aparece en la [[Puerta Alta (Daroca)|Puerta Alta]], restaurado y con los esmaltes correspondientes; la parte de la Puerta Alta en donde está el escudo puede ser obra del siglo XVI.
  
Tal vez del siglo XVI sean los escudos que se conservan en la parte alta de la [[Fuente de Veinte Caños (Daroca)|Fuente de los Veinte Caños]] y en la fachada del grupo escolar de la plaza de la Colegial, en donde estuvo la antigua cárcel.
+
Tal vez del siglo XVI sean los escudos que se conservan en la parte alta de la [[Fuente de veinte caños (Daroca)|Fuente de los Veinte Caños]] y en la fachada del grupo escolar de la plaza de la Colegial, en donde estuvo la antigua cárcel.
  
 
Otra versión del escudo de la ciudad, bastante poco conocida, es el que puede verse en la Fuente de doña Jacoba Diego Madrazo, que actualmente está colocada en la plaza de los Corporales y antes lo estuvo en la plaza de Santiago; es una fuente con decoración modernista y fechada en 1913.
 
Otra versión del escudo de la ciudad, bastante poco conocida, es el que puede verse en la Fuente de doña Jacoba Diego Madrazo, que actualmente está colocada en la plaza de los Corporales y antes lo estuvo en la plaza de Santiago; es una fuente con decoración modernista y fechada en 1913.

Revisión del 19:15 5 oct 2012

Escudo ubicado en la Puerta Alta
Archivo:Escudo daroca Fuente Veinte Caños.jpg
Escudo ubicado en la Fuente de los Veinte Caños

Las armas actuales de la ciudad de Daroca son: De gules, recinto mural de su color, torreado y con dos puertas unidas por una corriente de agua también de su color: torres laterales sumadas de sendas banderas reales de Aragón, fustadas y cruzadas de oro. Dentro del muro, relicario de oro que guarda corporal de su color cargado de seis hostias sangrientas. El relicario, acompañado de tres ánsares u ocas de su color a cada lado. Por lema, el versículo del salmo 147: "Non fecit taliter omni nationi". Por timbre, corona real antigua.

Es un escudo de armas muy recargado, con abundantes figuras acopladas al mismo en diferentes momentos. De esta forma, pero sin la leyenda, aparece en la Puerta Alta, restaurado y con los esmaltes correspondientes; la parte de la Puerta Alta en donde está el escudo puede ser obra del siglo XVI.

Tal vez del siglo XVI sean los escudos que se conservan en la parte alta de la Fuente de los Veinte Caños y en la fachada del grupo escolar de la plaza de la Colegial, en donde estuvo la antigua cárcel.

Otra versión del escudo de la ciudad, bastante poco conocida, es el que puede verse en la Fuente de doña Jacoba Diego Madrazo, que actualmente está colocada en la plaza de los Corporales y antes lo estuvo en la plaza de Santiago; es una fuente con decoración modernista y fechada en 1913.

Las armas antiguas, según don Rafael Esteban Abad, basándose en la opinión de diferentes autores, habrían sido: De gules, cinco lirios de jardín acompañados de tres ánsares u ocas a cada lado, circundando todo de muralla de lo propio, torreada y con dos puertas. Elementos que harían referencia a las murallas de la ciudad, acaso a la riqueza de su huerta y a la leyenda que atribuye al grito de las ocas el despertar de sus habitantes ante un próximo ataque del moro Aben Gama. A esta primitiva versión se habrían añadido las banderas que Jaime I regaló a los tercios de la Comunidad de Daroca en 1238, al concluir la conquista de Valencia. Al año siguiente sucedía el milagro de los Corporales y al parecer, la estampa de los Corporales habría sustituido a los lirios en momento no bien conocido.

Aunque quizás la versión más antigua que se conoce es la de un sello de cera blanca estampado en una Concordia entre Daroca y Teruel, del año 1243, en el que puede distinguirse una muralla torreada con un portal y sobre éste una barrera, rodeándola una inscripción: "Sigillv (m) Concilii D (e) Daroc (a)".

Otro sello es el que se guarda en el archivo de la Colegial ya de época moderna. Es circular, mide cinco centímetros de diámetro y tiene las siguientes figuras: Muralla torreada con las puertas Alta y Baja y la corriente de agua entre ambas. Las banderas de Aragón sobre los torreones de la Puerta Baja; en el centro, los Corporales con corona real antigua y las ocas a ambos lados. En la bordura la siguiente leyenda "SIGLLV (M). CIVITATIS. DAROCE (N) SIS PORTAE. FERREAE. ARAGONIAE."

Aunque el escudo actual, en esencia coincide con el que se representa en el citado sello, la leyenda es otra. Por ello hay que suponer que en algún momento hubo una sustitución de la primitiva del sello del Concejo por la que lleva actualmente. Esta leyenda "Non fecit taliter..." está sacada de otro sello conservado que tiene los siguientes elementos: un ángel sostiene el paño de los Corporales y en la bordura del sello aparece la siguiente, leyenda "NON FECIT TALITER OMNI NATIONE", frase tomada del salmo 147 que en la Biblia ya se traduce así "No hizo (Dios) nada semejante con ninguno de los pueblos (se refiere a Israel). La leyenda tiene pues claro sentido religioso: ningún otro pueblo (salvo Daroca) fue agraciado con un milagro como el de los Sagrados Corporales. En algún momento, la leyenda del sello de los Corporales sustituyó a la que tenia el sello del Concejo, al principio sin duda con su significado original, y posteriormente cambiándolo para aplicarlo a la ciudad y destacar la grandeza de este pueblo.


Bibliografía

  • Mañas Ballestín, Fabián (1998): La Heráldica de Daroca. Ayuntamiento