Fiestas de la Virgen de la Carrasca (Blancas)

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Archivo:Svirgendelacarrasca.png
Virgen de la Carrasca
Bajando de la Virgen de la Carrasca

Estas fiestas patronales de Blancas se celebraban el 8 de septiembre, luego se trasladaron al tercer domingo del mismo mes y, finalmente, se pasó al tercer domingo de agosto para aprovechar la presencia de mayor número de veraneantes.

En lo religioso destaca la romería a la ermita, la procesión con la imagen de la Virgen por el pueblo, el novenario, la misa de difuntos y el canto de la Aurora, donde se puede escuchar de buena mañana:

"El Rosario de la madrugada

es para los pobres que no tienen pan

que los ricos están en la cama

porque la serena no les haga mal.

Salir sin tardar

que por rato tan breve la Virgen

promete las glorias de una eternidad".


Es una de las nueve coplillas que el sacristán José Marco dejó escritas en dos manuscritos de 1942 y 1960, y que se cantan en la actualidad siguiendo una antigua tradición que en un momento dado se perdió pero que hoy se mantiene. Se inicia en la puerta de la iglesia a las 6 de la mañana del día de la Virgen, y se canta en las esquinas avisando de la presencia de los despertadores con una campanilla. Al cabo del año se efectuaban antes cuatro despertadores de este tipo, también se cantaba por San Antonio de Padua, la Virgen del Rosario y San Francisco de Asís. Entre los festejos profanos de agosto destacan las verbenas, carreras pedestres, juegos infantiles, partidas de pelota, rondallas, comidas de convivencia, etc. En tiempos sonaba la gaita y el tambor, luego la banda de música del pueblo mientras existió.

Romería a la Virgen de la Carrasca de Blancas

En Blancas se acudía en dos ocasiones:

- En el mes de mayo "el primer domingo después de la Cruz" (Santa Cruz de Mayo, el día 3, día en que tenía lugar la bendición de términos). Recuerdan que Torrijo acudía el tercer domingo de mayo.

- En el de septiembre, el día de la Virgen. Esta vez muchos blanqueros acompañaban al santuario a los de Monreal y Torrijo, cuando acudían.