Hernando Crespo, Domingo

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar

Natural de Fonfría. Vivió a caballo entre los s. XVI y XVII, Canónigo de Ntra. Sra. de la Escala de Milán, Doctor en Derecho Canónigo y Teología, Escritor y benefactor de su pueblo.

"Porque si (como dize Aristóteles) aquella es mas alta ciencia, que trata de mas excelente materia, que cosa mas excelente, y mas alta que Dios? Esta es aquella ciencia que alaba, y engrandece el mismo Dios ... Este conocimiento es sin duda la ciencia mas alta, mas diuina, mas prouechosa, mas suaue, y mas necessaria, de quantas el entendimiento humano puede comprehender, y por esto dezia Seneca, o quan baxa cosa es el hombre si no se leuanta sobre las cosas humanas".

Sirvan estos párrafos que tomamos de la dedicatoria del libro de D. Domingo, para traer aquí su recuerdo, que apenas ha merecido la atención del P. Faci y de unos pocos historiadores modernos. Con las exiguas noticias que éstos aportan, mas las que extraigamos del libro, compondremos esta reseña.

Colegial Mayor de San Ildefonso de Alcalá

Hacia la mitad de la décimosexta centuria nació Domingo Hernando y Crespo en Fonfría, al pie de la Sierra de Cucalón. Después de estudiar Teología y de doctorarse en ambos derechos como colegial mayor de San Ildefonso en la Universidad de Alcalá de Henares, culminó su carrera eclesiástica al ser nombrado Canónigo de la Real y Ducal iglesia de Santa María de la Escala de Milán. Fiel devoto de la Virgen de la Silla que se venera en su lugar de origen, como indica el P. Faci: "a su zelo, y devoción a la S. Imagen se debe la Bulla de singulares Indulgencias, que concedió la Santidad de Paulo V a este Santuario en 8 de julio de 1609, siendo Arzobispo de Zaragoza el Illustrissimo Señor D. Thomas de Borja, y se conserva aquella Bulla en el Archivo de la Iglesia de Fuenfría".

Pocos años después, en 1612, publicó en el Real y Ducal Palacio de Milán, por Marco Tulio Malatesta un "ESCRVTINIO RACIONAL Y TEOLOGICO DE LOS MAS ALTOS MISTERIOS, Y DUDAS DE LA SAGRADA TEOLOGIA, EN QUE CON EXEMPLOS Y RAZONES NATURALES SE DECLARAN LOS PRINCIPALES ARTICULOS DE NUESTRA FE CATOLICA; Y EL FIN A QUE FUE CRIADO EL HOMBRE: SIN CUYA NOTICIA NINGUNO SE PUEDE SALUAR". D. Domingo Hernando aparece como "Dotor, Teologo y Prothonotario Apostólico y Canónigo".

Después de las oportunas licencias de la superioridad, viene la dedicatoria a D. Juan de Mendoza, Marqués de la Hinojosa y gobernador y capitán general del estado de Milán, de la que nos llama la atención la erudita cita que toma de "Archimedes Filósofo, y matematico excellentissimo solía dezir, que los que sacan a la luz alguna obra a beneficio y bien publico, debrian dedicarla a personas inteligentes y capaces de la materia que se trata".

El libro comprende un centenar y medio de páginas en 4º menor, y está estructurado en cuatro Diálogos. Antes lleva una nota "Al lector", de la que entresacamos estas frases que van a ilustrarnos acerca del contenido del texto del canónigo fonfriense, así como de los objetivos que persigue con la misma, y que no son otros que: "traer a la memoria diuersos medios, exemplos y coniecturas, para despertar con ellos y inclinar el hombre al conocimiento de tan noble y excelente fin. Este conocimiento es la verdadera Theologia de los Christianos, que es la Reyna y Señor de todas las ciencias ... Esta es la causa de que estos Dialogos se tratan entre la fe, y la razon, para que la fe supla lo que la razon no alcança. Este tratado va con la mayor breuedad, que ha sido possible, y assi confio que no abra persona, por tibia que sea, que no se huelgue de leer en tan pocas hojas lo que tanto nos importa".

No fue obstáculo la distancia física que lo separaba de su lugar de nacimiento, para que D. Domingo Hernando Crespo, y su hermano Juan -que vivió también en Milán hasta 1700 en que regresó como plébano de Bádenas-, olvidasen a los paisanos y amigos que dejaban en Fonfría. Así, legaron a la parroquia una importante cantidad de dinero con la que adquirieron tres campos, que aún hoy se llaman en su recuerdo "de los Bienhechores de la Rectoría", y que, explotados al tercio, venían a rendir sobre diez hanegas de trigo morcacho para el cura.

Pero aún hay mas, sensible nuestro canónigo milanés por la deplorable situación de muchos de sus convecinos, otra parte de su donativo lo dedicó a fundar un Monte de Piedad o Cambra, para alivio de los labradores de Fonfría, que durante bastante tiempo remedió mucha miseria, pero que finalmente al ir decreciendo la rentabilidad de los capitales aportados que eran 106 cahices de trigo, con el permiso de la superioridad eclesiástica, se gastaron en hacer y dorar el altar mayor de la iglesia, lo que de nuevo trajo la usura al lugar.

Además de este pío legado, ambos hermanos fundaron asimismo una capellanía en la parroquial de Fonfría, y enriquecieron la iglesia con numerosas dádivas.

Publicaciones

  • Escrutinio racional y teologico de los mas altos misterios y dudas de la sagrada Teologia : en que con exemplos y razones naturales se declaran los principales articulos de nuestra fe catolica... / por el Doctor Domingo Hernando Crespo... En Milan : en el Real y Ducal Palacio, por Marco Tulio Malatesta, 1612. [16], 147 p. ; 8º [Texto completo]

Bibliografía



Autor incluido en la

Biblioteca Electronica Jiloca.pngBiblioteca electrónica del Xiloca