Iglesia de Santo Domingo de Silos (Daroca)

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Logoxiloca.jpg Tienes una audioguía explicativa del templo.
Torre de Santo Domingo hacia 1908
Detalle actual de la iglesia y torre
Detalle de un capitel


La Iglesia de Santo Domingo de Silos de Daroca se empezó a construir posiblemente cerca de la muralla musulmana, con una torre empezada en piedra sillar, igual que el ábside, y continuada en ladrillo.

La torre tiene planta cuadrada, empezada en piedra sillar a mitad del siglo XIII; al exterior se adorna con baquetones adosados al muro que la dividen en tres partes iguales a todo lo alto; al interior es maciza con una escalera helicoidal en el centro. De piedra es solamente la tercera parte inferior, los otros dos pisos se continuaron en ladrillo como obra mudéjar en el siglo XIII. Tiene las esquinas de piedra sillar y todo el resto de la obra siguiendo las formas del cuerpo inferior, de modo que los baquetones semicirculares se hacen ahora cuadrados. En el primer piso se abre en cada paño de la torre una ventana ajimezada enmarcada en alfiz sobre el que cargan arcos lobulados y entrecruzados realizados con ladrillo; el parteluz es de piedra; sobre esta ventana, un estrecho friso de esquinillas.

En el segundo piso, otra ventana ajimezada con arcos de medio punto sobre los que cargan en perfecta correspondencia otros dos arquillos de medio punto. Bajo el alero del tejado corre un friso de arquillos ciegos de medio punto sobre ménsulas de ladrillo, y sobre él, una cornisa con modillones de rollos de piedra, entre ménsulas y modillones hacen de adorno unos platos vidriados de color verde oscuro.

Interiormente los dos pisos mudéjares se cubren de la forma siguiente: el primero con una bóveda de crucería sencilla montada sobre grandes nervios de forma de arco de medio punto, todo de ladrillo; el piso superior se cubre con cubierta de madera. Para unir ambos pisos existe una escalera helicoidal en el ángulo NO, realizada en ladrillo, que se cubre con arcos de medio punto también escalonados.

El ábside de la iglesia es circular en su parte inferior y poligonal en el superior. Es obra del siglo XIII, en un estilo protogótico; la mitad inferior del ábside la adornan unas medias columnas adosadas que terminan en unos capiteles lisos flanqueados por cabezas. Sobre estas finas columnas cargan unos recios estribos que encierran entre ellos unas aspilleras con derrame a ambos lados; tienen forma de arco apuntado y están flanqueadas por unas columnas acodilladas con capitel de cardinas, sobre las que carga un arco apuntado adornado con dientes de lobo.

Al interior este ábside sólo puede verse en su parte superior cubierta con bóveda de crucería con nervios moldeados que descargan sobre medias columnas adosadas de fuste muy fino que terminan en el muro sobre una pequeña ménsula; sus capiteles son de hojas como de parra, y tanto los nervios como los capiteles van pintados. Todo ello está oculto por un órgano del siglo XVIII.

Por el trazado de las naves, bóvedas y arcos del interior puede concluirse que está realizada en ladrillo, cubierta con bóvedas de crucería simple sobre recios arcos diagonales de medio punto y arcos formeros y perpiaños apuntados, todo sobre soportes cruciformes acusando la proyección de los arcos que sobre ellos cargan. En resumen, una estructura interna muy típica del mudéjar aragonés del siglo XIII.

Según un documento conservado en el Archivo de la Colegial, la iglesia de Santo Domingo fue consagrada por el obispo de Huesca el 11 de octubre de 1301.

Actualmente es una iglesia de planta de salón con tres naves de igual altura, la central ligeramente más ancha que las laterales; cada nave tiene tres tramos. Está orientada al oste, aunque primitivamente lo estuvo al este. Del cuerpo rectangular de la iglesia se destacan a ambos lados extremos el ábside poligonal antiguo, ahora ocupado por el coro, y la cabecera con el tramo del presbiterio, cubierto con bóveda vaída y otro de frente plano, cubierto con cuarto de esfera sobre pechinas sobre el altar. Las bóvedas son de crucería simple de nervios de medio punto; delante del presbiterio hay una cúpula de media naranja pintada al fresco en el siglo XVIII.

Los cuatro pilares de la nave son de planta cuadrada con las esquinas achaflanadas, que los hace casi octogonales. Muchos de los arcos formeros y perpiaños de las naves laterales son apuntados. Rodeando a la cabecera actual por el lado norte y oeste se extienden dos salas rectangulares cubiertas de lunetos, que sirvieron de sacristía y sala capitular.

Un grave incendio acaecido en el siglo XVIII deterioró el edificio , aunque no la parte de la cabecera: ábside, torre, coro de madera y el retablo de Santo Domingo de Silos, cuya tabla central había pintado Bartolomé Bermejo en torno a 1484; esta tabla, junto con otras del mismo retablo se conservan en el Museo del Prado.

En ese momento se cambió la orientación de la iglesia, se hizo la puerta de acceso y se decoró al gusto barroco.

Elementos destacables

La iglesia se emplea actualmente como almacén de piezas de arte. Entre las más importantes pueden verse:

En la cabecera hay un hermoso órgano construido en 1741,en el taller de Bartolomé Sánchez.

Bibliografía

  • Mañas Ballestín, Fabián (1985): Fascículo dedicado a la Arquitectura Religiosa en Daroca. Ayuntamiento.