Iglesia parroquial de Bueña

De Xilocapedia
Revisión del 12:57 3 mar 2015 de Admin (Discusión | contribuciones) (LyogQmlibGlvZ3JhZsOtYSAqLw==)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar
Vista general

La Iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora de Bueña es un edificio de mampostería que presenta tres naves con cuatro tramos y sin crucero. La nave mayor se cubre con bóveda de medio cañón con lunetos, salvo en el último tramo que corresponde al coro. Las naves laterales lo hacen con bóveda de arista. El ábside central parece reutilizado de otro anterior de tipo románico. Sus dimensiones son menores que las de la nave central. Otro ábside similar se halla al lado del Evangelio, cobijando hoy la capilla del Santo Cristo. Las bóvedas de ambos son de lunetos. La entrada al templo se realiza por el lado de la Epístola a través de un puerta adintelada. Junto a ella está la torre, cuyo primer cuerpo, de mampostería, es cuadrado, y sobre él se levanta la parte octogonal, ya de ladrillo.

Todo parece indicar que el actual edificio se levantó a finales del siglo XVII. En el Inventario artístico de Teruel y su provincia se dice que es obra de 1667. En 1703 se debía estar a punto de terminarla, tal como se puede deducir de una visita pastoral de ese año.


Elementos destacables

  • La capilla de mayor devoción local es la del Santo Cristo. La talla que la preside parece del XVII con un marcado carácter arcaizante. De mayor interés artístico son una talla románica de la Virgen con el Niño, datable en el siglo XII, y una talla procesional de la Virgen del Rosario, guardada en la sacristía, obra del mazonero con taller en Calatayud Lope García de Tejada. La cofradía del Rosario de esta localidad le pagó en 1593 lo que le adeudaba por su realización. Bajo la misma advocación aparece el retablo de la Virgen del Rosario, concertado entre el concejo y los mazoneros, con taller en Daroca, Pedro Belsué y Miguel de Monserrate en 1624. Miguel de Monserrate se debió de encargar de la escultura y Pedro Belsué de la parte arquitectónica del retablo. En 1632 el pintor Bernardino Toll, vecino de Montalbán, lo policromó. En la actualidad se encuentra algo transformado al sustituir las imágenes de Santo Domingo y San Francisco en el cuerpo del retablo por las imágenes de la Virgen y San Juan procedentes del calvario de este mismo retablo. Los santos mendicantes se guardan en la sacristía.
  • Un cruz de plata, obra de Miguel de la Gasca en 1582, y las lámparas de plata donadas por Miguel Pérez a la capilla del Santo Cristo en 1800 son las piezas de orfebrería más sobresalientes que guarda.

Bibliografía

  • Carreras Asensio, José María (2003): Noticias sobre la construcción de iglesias en el noroeste de la provincia de Teruel. Siglos XVII-XVIII. Calamocha, Centro de Estudios del Jiloca.