López de San Pedro, Tomás

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar

Teólogo, gramático y retórico escolapio, admirador del escolasticismo de Santo Tomás (Almohaja, 1754 - 1797).

La enciclopedia Espasa-Calpe, junto a los PP. Lasalde y Cueva, comparten el mérito de traernos hasta hoy el recuerdo de este sencillo e ilustrado pedagogo de la Escuela Pía turolense. Nacido en el pequeño lugar de Almohaja el 8 de abril de 1754, al pie mismo de las estribaciones de los Montes Universales, Ignacio López vistió el hábito de los discípulos de San José de Calasanz, en la patria chica de éste el 29 de julio de 1770, y en el mismo Peralta profesó el 15 de septiembre del año siguiente.

Para entonces, la admiración que ya sentía hacia el Doctor Angélico le hizo cambiar su nombre de pila, Ignacio, por el de Tomás, adoptando como sobrenombre el de San Pedro. De poderosa inteligencia y con una enorme capacidad de trabajo, Tomás López de San Pedro se distinguió en la enseñanza de la gramática y la retórica, así como en la preparación de las academias públicas de sus alumnos. Destacaron de estas últimas, las celebradas en Jaca, que desgraciadamente no se editaron, y otras que dirigió en Zaragoza y Valencia que ya fueron llevadas a la imprenta: "ACADEMIA LITERARIA" (Zaragoza, 1783), "EXERCICIOS LITERARIOS DE HUMANIDADES Y RETÓRICA", en los que se incluye la oración: "DE LITTERARUM HUMANIORUM UTILITATE, EARUM QUE NECESSITATE" (Valencia, 1786), "EJERCICIOS LITERARIOS DE HUMANIDADES, LATINIDAD Y RETÓRICA" en el que se incluye esta oración que lleva el significativo título: "DE ARAGONIAE LAUDIBUS" (Zaragoza, 1793).

No menor era su fama como teólogo, tal como anteriormente había ya puesto de manifiesto al abordar en profundidad la doctrina tomista del santo de Aquino, de quien se consideraba ferviente seguidor, y que se publicó en Valencia en 1777 bajo el epígrafe de "THEOLOGIAE, JURISQUE PONTIFICI SUMMA AD MENTEN DIVI THOMAE AQUINATIS".

Dentro de la Escuela Pía, además de como humanista y pedagogo, es recordado por sus excelentes dotes como administrador y gobernante, pues fue nombrado sucesivamente rector de los colegios de Jaca y Albarracín entre 1796 y 1807. En esta última ciudad, bien cerca de su Almohaja natal, falleció el 21 de abril de 1808, cuando ya las tropas napoleónicas se extendían por toda la Península.


Bibliografía

  • Jaime Lorén, José María y Jaime Gómez, José (2008): Catálogo de personalidades destacadas del valle del Jiloca. Publicación electrónica [Descarga del texto]
  • CUEVA, D. (1983): López, Tomás. Diccionario Enciclopédico Escolapio. Salamanca. t. II, pp. 339
  • ESPASA-CALPE, ED.: López, Tomás. Enciclopedia Universal Ilustrada Europea Americana. Barcelona, t. XXXI, pp. 121
  • LASALDE, C.: Historia literaria de las Escuelas Pías. t. III, pp. 104