La Tonda (Lagueruela)

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Despoblado medieval (La Tonda)

Despoblado medieval localizado en el término de Lagueruela del que se conservan varios amontonamientos de piedras, sin observarse estructuras. Se extiende alrededor de la ermita de San Cristóbal, que posiblemente esté edificada sobre un anterior templo. Se encontraron algunos fragmentos de cerámica medieval.

La primera noticia documental que tenemos de La Tonda como aldea es de 1205, año en el que aparece mencionada en el reparto de rentas del obispo Castrocol , y por el que se asignaba sus rentas a la iglesia de Santa María de Daroca. El lugar debió desaparecer en época muy temprana pues ya no volvemos a tener referencias de ella, ya no aparece citado en el moravedí de 1373. La siguiente noticia que encontramos sobre ella, es ya del s. XVI momento en el que aparece ya mencionado como pardina, concretamente de 1560 cuando se les pregunta a los vecinos de Lagueruela por el número de las dehesas que poseen, y estos comentan que: “tienen dos dehesas y más la defessa de la Pardina de La Tonda.” Dehesa que estaba amojonada de la siguiente manera “la otra defessa llamada La Tonda, principio el primer mojón en Val de la Fuente junto a la carrera Collados y de allí volviendo sobre la mano diestra y dexando la defessa la mano izquierda y dexando sigue la dicha mojonación por la Carrera Collados adelante hasta llegar al regajo las Aceas y de allí dexando el camino a la mano derecha fuera de la dehesa vuelve por el barranco abaxo hasta llegar al camino de Valverde y de allí vuelve por el camino de Valverde adelante hasta llegar al barranco llamado de Val de Silla y de allí suve el varranco arriba hasta volver al primer mojón que se dixo que está en Val de la Fuente junto a la Carrera Collados ”.

Para tratar de localizar la ubicación del antiguo término de La Tonda, debemos recurrir a la toponimia; el topónimo La Tonda aparece actualmente tanto en el término de Collados como el de Lagueruela, cercano al camino de Valverde, también existe en las cercanías el paraje de Val de la Fuente ambos parajes nombrados en la dicha descripción .

Todos estos sitios se encuentran situados en torno a la ermita de San Cristóbal (Lagueruela); y de la que Madoz nos decía que se encontraba situada a media legua de distancia del pago llamado, la Tonda. Por su parte Bernal Soriano en su obra sobre la tradiciones religiosas de los pueblos Arzobispado de Zaragoza decía que en la zona de la ermita de San Cristóbal: “existen vestigios que confirman la tradición del país de que allí existió un pueblo que se llamo Tondo” . Todas estas informaciones corroboran la teoría de que el antiguo poblado de La Tonda se encontraría situado en torno a esta ermita.

Se trata de un edificio de una sola nave, cubierto a dos aguas y construido en mampostería; en el que se distinguen dos etapas constructivas separadas por un arco que se acusa al exterior a través de un contrafuerte. Es factible que la ermita se edificara sobre la antigua iglesia parroquial de La Tonda, en zonas aledañas se han encontrado restos de otras edificaciones, además de fragmentos de cerámica medieval que atestiguarían que el terreno estuvo ocupado durante ese período histórico.

Alrededor del templo y del despoblado que se situaría en torno a él, tal y como ocurre con otros pueblos desaparecidos, se han generado numerosas historias y leyendas. Una de la cuales relataría la historia de la desaparición del pueblo, según esta leyenda todos los habitantes de La Tonda morirían a causa de la peste, sobreviviendo a la enfermedad solamente una anciana que sería acogida en Lagueruela; tras la muerte de la mujer los vecinos de Collados y Lagueruela se disputarían la posesión de la antigua aldea, ganando finalmente el pleito Lagueruela por haber asistido a la última superviviente. La historia es similar a las que se cuenta en otros sitios, incluidas otras pardinas del Jiloca, para explicar el abandono de una población. Las otras leyendas que se cuentan sobre este lugar tienen que ver con el Cristo de la Tonda, imagen que se conservaba en la ermita, y a la que los vecinos de Lagueruela le tienen una gran devoción, considerándola muy milagrosa.

Durante los s. XVI al XVIII la pardina de la Tonda figura en los libros de cuentas de la Comunidad de Aldeas de Daroca como arrendada a Collados y Lagueruela, pagando por ella Lagueruela treinta y dos sueldos y Collados ocho , lo que podría indicar que la parte correspondiente a Collados sería bastante menor o de peor calidad que la de Lagueruela. Ignacio Asso en su Historia Económica, situaba cerca de Collados el despoblado de Lalorda; seguramente se trataría de una pequeña confusión en el nombre y en realidad este autor se referiría a La Tonda, cuyo término sería repartido como hemos visto entre Lagueruela y Collados.

Bibliografía

  • Bernal Soriano, J. (1980); Tradiciones Histórica – Religiosas de todos los pueblos del arzobispo de Zaragoza, Establecimiento tipográfico de Mariano Salas, Zaragoza, pág. 99.
  • Burillo Mozota, Francisco (1991): Inventario arqueológico. Calamocha. Zaragoza, Diputación General de Aragón.
  • Esteban Abad, Rafael (1959): Estudio histórico-político sobre la ciudad y Comunidad de Daroca. Teruel, Instituto de Estudios Turolenses, pág. 128
  • Rubio Martín, M. (2012): Despoblados y pardinas medievales en la comarca del Jiloca. Inédito.