Leyenda de la Virgen del Rosario (Villarreal de Huerva)

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar

Según cuenta la leyenda, la ubicación de la ermita de la Virgen del Rosario (Villarreal de Huerva) es debida al deseo de la talla de quedarse en ese lugar. La imagen era trasladada desde Valencia a Zaragoza. En principio se construyó un peirón que alojase la imagen. Varios pueblos se disputaban la tenencia de la misma, se realizó un sorteo y las tres veces salió un resultado coincidente.

Existen numerosas leyendas de curaciones milagrosas relacionadas con la Virgen del Rosario. La primera de ellas, la de una niña de Villafeliche, que salió indemne de su caída al canal de un molino. Otra es la sanación de Joseph Pérez, en 1680, que tras ser atacado por unos ladrones y dejado por muerto la Virgen lo sanó y se recuperó de todas sus dolencias. Otro hecho milagroso es la existencia de una inusual luz que puede contemplarse desde el santuario desde las diez a las doce de la mañana mirando hacia el monte de los Horcajelos. Otro hecho milagroso sucedió en 1849, acuciado de una gran sequía, varios pueblos deciden sacar en rogativa la imagen de la Virgen y llevarla hasta el santuario de Villareal. Tras esto vino unas nubes desde Gallocanta que desprendieron una gran lluvia.

Con tantos hechos milagrosos, no es extraño que la fuente de la ermita sea un lugar de encuentro para los romeros que visitan el santuario.


Páginas relacionadas

Bibliografía

  • Pérez, Juan (1911): Novenario de Nuestra Señora del Rosario del Monte de Villarreal. Zaragoza, Tip. Pedro Carra [Texto completo]