Martínez de Salamanca, Juan

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Autor Martínez de Salamanca, Juan
Localidad de referencia Calatayud
Nacimiento ,
Defunción Valtierra (Navarra), 1580
Área de trabajo Escultura
Obras representativas Iglesia parroquial de la Asunción, o de Santa María

Iglesia de Santa Justa y Santa Rufina

Iglesia Parroquial de Santiago

Iglesia parroquial Santa María


Logotipos varios.jpg

Escultor del siglo XVI avencindado en Calatayud.


Juan Martínez de Salamanca (o simplemente de Salamanca, o también Salamanca de Calatayud) es todavía un personaje casi totalmente desconocido. Por el toponímico incorporado a sus apellidos cabe suponer que era originario, o cuando menos procedente, de Salamanca. Ignoramos la fecha de su llegada a Aragón y de su afincamiento en Calatayud, localidad de la que se dice vecino en 1577, aunque desde esta fecha y hasta su muerte, en noviembre de 1580, parece residir de manera ininterrumpida en Valtierra (Navarra), donde se encuentra por razones laborales.


Estuvo casado con María González y fue padre y abuelo respectivo de cada uno de los dos Pedro Martínez de Calatayud (el Viejo y el Joven) que continuaron, tanto en el área de Calatayud como fuera de ella, el taller que aparentemente fue constituido por Juan Martínez de Salamanca. La familia debió alcanzar una relevante posición en la ciudad bilbilitana puesto que el 11 de enero de 1578 se concedía permiso a la viuda de Pietro Morone para fundar y reparar una capilla en la antigua iglesia de San Juan de Vallupié, la cual era "para ella y a los suyos y para un hijo de Joan Martínez de Salamanca". Estaba ubicada a la derecha del altar mayor y en ella había sido sepultado Morone y tenía instituida una capellanía el citado hijo de Martínez de Salamanca. Hay que mencionar que Pietro Morone fue el autor de la pintura y policromía del retablo mayor de Ibdes, en el que también trabajó Salamanca, todo lo cual lleva a suponer que acaso entre ambas familias pudiera mantenerse una estrecha vinculación cuya naturaleza real desconocemos.


Una nómina de seis individuos hace pensar que el taller de Salamanca poseía considerable entidad y recursos, aunque no funcionará durante toda su trayectoria al mismo nivel. Ello obliga a contemplar la posibilidad de que existe producción de dicho obrador que continúe inédita por falta de noticias documentales al respecto. Es necesaria una investigación dirigida a ambas direcciones, obra y textos, para poder definir en un futuro acertadamente la personalidad artística del imaginero.


En 1579 Martínez de Salamanca es citado como testigo de capitulación en Tudela (Navarra), junto a Jerónimo de Nogueras, ambos escultores. A Salamanca se le cita como vecino de Calatayud y autor de un retablo para la parroquial de Valtierra. Subasta de la obra del retablo de la iglesia parroquial de Valtierra que se celebró el día 2 de marzo de 1578. Acudieron a dicha subasta Juan Martínez de Salamanca, escultor, a la sazón vecino de Calatayud, y Blas de Arbizu. La obra se adjudicó a Bernal de Gabadi, quien hizo mejora de 50 ducados en relación con las proposiciones de sus compañeros. Tres días después Bernal de Gabadi, previa conformidad del concejo y primicia de aquella villa, cedió todos sus derechos y obligaciones en relación con dicho retablo, a Juan Martínez de Salamanca, a quien la muerte le sorprendió en 1580, sin terminar la obra.


Fabián Mañas ha documentado la autoría del Retablo de Olvés (1530) y de la Virgen del Rosario de Maluenda (1547), obras que, por su cronología, aportan unas fechas más tempranas para la presencia de Matínez de Salamanca en tierras de Calatayud, pues, hasta ahora la primera constancia documental que se tenía del imaginero, era de 1555, en referencia al retablo mayor de Ibdes.


Precisamente es la capitulación para Ibdes la primera constancia textual que poseíamos sobre Juan Martínez de Salamanca, quien la firmó junto a Pedro Moreto el 13 de agosto de 1555. Fallecido éste último el Concejo de Ibdes volvió a comprometerse con Salamanca el 12 de enero de 1556. En este año el imaginero recibió varias partidas de madera, entre ellas una pieza para la imagen titular. El retablo estaba concluido en blanco y asentado en enero de 1557 cuando se celebró la misa de consagración, indicándose que lo había realizado "Salamanca de Calatayud". Excepto este último, todos los datos expuestos se conocen, como es sabido, por anotaciones de segunda mano, aunque a la luz del resto de la documentación existente en torno a esta obra resultan altamente fiables. Sin embargo, parece lógico plantearse que el taller de Juan de Salamanca, dada la envergadura de las labores a efectuar y el escaso tiempo invertido en ellas, recabó quizás algún tipo de colaboración. Tal vez esta ayuda pudiera venirle del imaginero Jacques Rigalte, que el 30 de abril de 1557 firmaba una obligación con Salamanca por 100 sueldos.


Un silencio de exactamente veinte años sigue a las noticias anteriores. En mayo de 1577 el Concejo de Valtierra da poder al alcalde y regidores para que concierte con Martínez de Salamanca la obra del retablo mayor, hecho que se verifica el 21 de septiembre de ese mismo año. Pero el Concejo, tras recibir una oferta más barata por parte de Blas de Urbizu, convoca una subasta a la que concurren, además de los citados, Bernal de Gabadi, a quien se le adjudica el encargo. Salamanca protesta tal decisión argumentando que tiene ya hechos trabajos por valor de 400 ducados, aumentando su perjuicio la circunstancia de que ha desechado otras obras en Aragón por acudir a esta de Valtierra. Finalmente el 5 de marzo de 1578 Gabadi, con la anuncia del Concejo, le traspasa el retablo, que quedará inconcluso a su muerte en 1580.


Nuevas diferencias surgen entre el Concejo de la villa navarra y la viuda de Salamanca sobre la deuda contraída con éste por todo el trabajo, que quedaba en buena parte todavía en el obrador. Dos sucesivas tasaciones se llevan a cabo, la primera a cargo de Juan de Ancheta y Juan López de Gámiz en 1580, y la segunda en 1581 sancionada por Pedro de Arbulo y Diego Marquina. María González terminó recibiendo 1.677 ducados como finiquito del retablo, cantidad inferior a la estipulada en ambas tasaciones. Con ella pudo liquidar cuentas con los integrantes y colaboradores del taller de Martínez de Salamanca, según una relación de albaranes otorgados por Miguel Germeda, Jerónimo Laguardia, Juan de Gabadi, Pedro Ulibesar, Juan Muñoz y Lázaro de Leiba.


OBRAS EN EL JILOCA:


Otros materiales

Bibliografía


Adri ced cej.jpg