Reales Fábricas de Pólvora (Villafeliche)

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Alzado de un molino (s. XVIII)

En el año 1764 había en funcionamiento en la localidad de Villafeliche 165 molinos polvoreros y en el año 1800 unos 200. El conjunto formaba las Reales Fábricas de Pólvora, controladas directamente por la monarquía.


Las instalaciones

La mayor parte de los molinos están situados junto a una acequia que se alimenta, mediante un azud, de las aguas del Jiloca. La acequia debió construirse específicamente para los molinos de pólvora, ya que no existían parcelas de cultivo próximas.

Los molinos están ubicados en construcciones de pequeño tamaño, de apenas 20-25 metros cuadrados, de un piso y cubierta a una agua.

Obtenían la energía de una pequeña noria incrustada en la acequia de los molinos con las paletas demontables, pues debían poder quitarse cuando se quería parar la fabricación. Al estar todos los molinos instalados en batería, no se podía controlar ni parar el paso del agua.

Breve historia

La producción se inicia ya en el siglo XVI y se fundamenta en la fuerza motriz de las aguas del propio río Jiloca, en el salitre de Épila, en el azufre procedente de las minas de Teruel, en el cultivo de cáñamo de la vega, que servía para hecer mechas de fusilería y artillería, y en el carbón vegetal, que elaboraban los propios vecinos.

Las autoridades controlaban la producción mediante las Reales Fábricas, pero los molinos eran particulares y cada uno tenía sus propietarios y fabricantes. Los fabricantes de pólvora se matriculaban en los libros de la Administración General y gozaban de una serie de exacciones fiscales y privilegios.

Durante la Guerra de la Independencia los polvoreros de Villafeliche instalaron en Zaragoza dos molinos para abastecerse de pólvora durante los sitio. En 1830 el rey Fernando VII cerró sus Reales Fábricas, y sumió a Villafeliche en una paulatina decadencia. Madoz describe la industria de la localidad como "tres alfarerías que decaen, un molino harinero y más de 200 en línea, que formaron hasta el año 1831 la famosa fábrica de pólvora, cuya elaboración era la principal industria de estos vecinos; pero desatendida actualmente por el Gobierno que ha mandado desmontar sus máquinas, ocasiona la mayor miseria a estos habitantes, cuya mayor parte dependan de ella, viéndose precisados ahora a fabricarla fraudulentamente por un miserable jornal, que adquieren con el más penoso trabajo y expuestos siempre a una constante persecución".

Durante más de un siglo numerosos vecinos continuaron este negocio de forma clandestina. En 1865 fueron incautadas, en 1871 se ordenó una peritación para comprobar cuántos molinos seguían funcionando y a finales del siglo XIX se expropiaron cincuenta molinos para la construcción de la línea de ferrocarril. La actividad, realizada de forma marginal, continuó hasta que en 1964 dejó de funcionar el último de sus molinos.

Los molinos de pólvora conforman en la actualidad un paisaje preindustrial de suma importancia patrimonial que, por su extensión geográfica y la complejidad del proceso productivo, todavía trasluce su pasada trascendencia económica, social y estratégica. Cada molino era una construcción de planta rectangular de unos 6 metros cuadrados. El conjunto se completaba con otras dependencias como almacenes, oficinas, puesto de guardia y edificios en preparación de la pólvora y el molino harinero.

Centro de interpretación de la pólvora

A finales del siglo XX el ayuntamiento de Villafeliche decidió restaurar uno de ellos y, con el apoyo de paneles explicativos, podemos observar la peculiar maquinaria con la que se llevaban a cabo las tareas de machacado y pavonado.

Bibliografía

  • Acín Fanlo, José Luis (2007): "La pólvora de Villafeliche y la defensa de los Sitios de Zaragoza", La magia de viajar por Aragón, 22. p. 44-51
  • Álvaro Zamora, Mª Isabel (1988): "La alfarería y producción de pólvora en Villafeliche (Zaragoza): su interrelación y proyección hacia América (Nueva España)", Artigrama, 5, p. 167-184
  • Bosch Ferrer, Juan Ramón y Nieto Callén, Juan José (2006): "La Real Fábrica de Villafeliche", en Aquaria. Agua, territorio y paisajes en Aragón, p. 231-239 [Texto completo]
  • González Tascón, Ignacio (1992): Fábricas hidráulicas españolas. Ministerio de Obras Públicas y Transportes. Biblioteca CEHOPU. Madrid, Turner.
  • Nieto Callén, Juan José (2004): "Villafeliche rehabilita sus molinos de pólvora", Fundación 2008. Zaragoza, 1, p. 28-30
  • Nieto Callén, Juan José (2007): "La Real Fábrica de Pólvora de Villafeliche (Zaragoza)", Bienes Culturales, 7.