Semana Santa (Bañón)

De Xilocapedia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Semana Santa en Bañón eran unos días de recogimiento y convivencia vecinal en los que muchos eran los que acudían a preparar la iglesia, montar el monumento, los judíos, bandear las campanas, o hacer los turnos de vela. toda la comunidad participaba del sentir religioso de esos días.

El domingo de Pasión o de ramos

Es el último de la cuaresma y el previo a la Semana Santa. “Domingo de ramos, el que no estrena no tiene manos”. Se hace procesión matinal hasta el Cuartico de Nuestro Señor a recoger el ramo bendecido (generalmente de sabimbre o sauce) y por la tarde el Vía Crucis hasta la ermita de Santiago. Estos ramos los guarda la gente para proteger la casa durante todo el año. También ese día se hacía una procesión después de misa con "el beatico" (en realidad el cáliz con las hostias dentro), por las calles para dar la comunión en casa a los enfermos. Cuando pasaba el cura con el beatico la gente se arrodillaba ante él.

En Semana Santa el sacristán, con ayuda de la familia, preparaba el monumento con “los judíos”, una especie de lienzos que se cuelgan en los laterales del monumento. Éste es velado el Jueves y Viernes mediante turnos de una media hora en los que permanecen dos personas arrodilladas en el suelo. Las virgeneras, elegidas a turnos entre las mujeres del pueblo, se encargan de velar y alumbrar a la virgen en estos días de duelo.

El Jueves Santo

Se hace una procesión hasta el Cuartico de Nuestro señor en la que un personaje con vestimenta y capucha negra, conocido como el Cirineo, va con la cruz a cuestas mientras el resto del personal le sigue. También ese día se rezaban las indulgencias. Toda la noche se mantiene la adoración al Santísimo en el monumento, celebrándose la "hora santa". El Viernes Santo, se realiza el vía crucis por las calles con las carraclas. Se canta el "Setenario a la Virgen de los Dolores", se hace o canta el "Miserere" (por parte del sacritán) y se reza novena.


Sábado Santo

Por la mañana reviven las campanas, se bendice el agua y el Cirio Pascual. Mientras bandean las campanas, se recogen 33 piedras de la calle, que luego se tirarán a la calle cuando apedree. Ese día el cura va por las casas para bendecirlas, colocándose una cruz de cera (procedente del cirio pascual ) en la puerta de cada hogar para protegerlo "y que no entre el diablo". Las mujeres de cada casa le dan huevos al cura y los monaguillos los recogen en un cesto, éstos más tarde serán repartidos entre la chavalada del pueblo (especialmente parece que entre los más pobres) para hacerlos duros y comerlos.

Domingo de Pascua de Resurrección

Se enciende el cirio pascual que permanecerá encendido hasta el día de Ascensión. En el tránsito del sábado al domingo se celebra la Vigilia Pascual. El domingo por la mañana tiene lugar la procesión del Encuentro, la virgen vestida de blanco y tapada con un manto, va acompañada por las mujeres y portada por las mozas que cada virgenera ha designado.