Vicente Palacios, Francisco

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Paco Vicente en un homenaje al deporte tradicional (1983)

Francisco Vicente nació en Calatayud, formando parte del equipo de fútbol de Calatayud. Al casarse con Pilar Moreno de Monreal del Campo, se desplazó a vivir a Monreal del Campo. Conecto muy pronto con las gentes del pueblo y de la comarca, tanto por su trabajo como conductor de los autobuses, como por sus aficiones deportivas.

Mantenía largas conversaciones con la gente mayor, sobre todo en Monreal del Campo y en el barrio minero de Sierra Menera, donde pasaba muchas horas preguntando a los abuelos por los juegos que practicaban en su juventud. Sus principales informadores fueron Antonio Allueva “Currusquín”, Manuel Lorente “Blanquillo”, Antonio Martín Castellote, un gran jugador de bolinches, y mujeres como Ana Aparicio Martín “Anica”, una jugadora de bolos que fue capaz de inculcar en Paco un gran interés por el juego de los bolos.

En el año 1979 comenzó a investigar metódicamente sobre los juegos y deportes. Anotaba las normas de juegos y animaba a los abuelos a que jugaran para enseñarle, con ellos consiguió muy buenos compañeros, que estaban encantados en recordar, algo que era parte de sus vidas. Su trabajo no solo se llevó a cabo en Monreal, si no que como ya hemos comentado, al llevar el autobús de la línea de las minas, contactó también con gentes de otras localidades y fue recopilando juegos de toda la comarca, y cercanías: la estornija de Villar del Salz, el palo arrastrao de Singra, el volteo de bandera en Cella, etc.

Se dió cuenta según nos dice, de que Monreal del Campo era muy rico en juegos, por ello decide poner en práctica, durante las fiestas patronales, el juego de bolos, juego de bolinches, el tanganillo, tiro de barra, barrón y barrón de aire, y la 1º carrera popular. En el año 1980, al considerar que la apuesta por los juegos tradicionales había sido muy bien aceptada, decidió incorporar otros juegos como el tiro de palo, la revuelta del pastor y el juego de la pinta.

Entre los años 1981 y 1984 organizó una olimpiada de juegos tradicionales en la localidad de Monreal del Campo, a la que denominó los JUEGOS DEL JILOCA. En el año 1985, cuando existían dudas sobre la continuidad de estos encuentros, fundó la Asociación deportiva Juegos del Jiloca.

Aunque los juegos tradicionales dejaron de celebrase, como Juegos de Jiloca en 1984, en las fiesta patronales de Monreal del Campo se siguieron practicando. Muchas de las modalidades deportivas y la labor de difusión continuó durante varios años, ya que siguieron desde la agrupación deportiva, dando a conocer los juegos por diferentes localidades de la comarca, de la provincia, e incluso salieron a Barcelona, momento que todavía recuerdan muchos de sus colaboradores.

Paco Vicente entró a formar parte de la corporación municipal de Monreal del Campo en 1987, ocupando el cargo de concejal de deporte. Por su trabajo con la promoción de los juegos tradicionales en el valle del Jiloca obtuvo el premio la figura del batallador que le concedió la peña La Unión de Calamocha. Por otro lado, el Ayuntamiento de Monreal, junto con la federación de juegos tradicionales, también le hizo un homenaje tras su fallecimiento. Su familia lo recuerda con mucho cariño, pero sienten que no fue del todo valorado el trabajo de su padre. Aunque son conscientes de que mucha gente recuerda la labor de su padre y le agradecen el que no cayeran en el olvido juegos que estaban a punto de desaparecer y habían sido, seña de identidad de una comarca, y esto les enorgullece.