Santuario de la Virgen de la Silla (Fonfría)

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Vista general de la ermita
Vista aerea de la zona
Plano de la ermita

Notable construcción del siglo XVIII en mampostería, enclavada en lo alto de una loma junto al joven curso del río Huerva, en el término de Fonfría. Es un edificio de nave de cruz latina y cubierta con bóveda de medio cañón con lunetos. El crucero se cubre con cúpula que se acusa al exterior en un cimborrio octogonal; los brazos del transepto se rematan con frontones. La portada se abre al sur, entre dos contrafuertes de la nave. En la fachada sur se halla un reloj de sol. Se encuentra rodeada de una gran campa de romería, lo que la hace ser centro de reunión y elemento representativo de toda la comarca.

Se desconoce el origen del Santuario de la Virgen de la Silla, posiblemente dataría del s. XIII, no siendo hasta 1523 cuando se sabe documentalmente de su existencia como templo de la pardina de Losilla o Usilla, y a partir del s. XVIII cuando ya se tiene referencias y seguimiento sobre la obra de la actual ermita. Edificada sobre un montículo a 2 Km. del núcleo urbano, de aspecto exterior voluminoso, de planta de cruz latina, ábside poligonal y cúpula de ladrillo sobre crucero de sillería, dispone de sacristía, salones para cofrades, cocina, cuadras y casa del ermitaño. Ha sido objeto de varias reparaciones, en 1800 la de su tejado, en 1865 en el establo o cuadras, o la de la cúpula y barbacana en 1868. Fue parcialmente quemada y expoliada en 1936, habiendo sido a partir de 1989 y ante la precaria situación en que se encontraba, amenazando ruina, cuando su Hermandad y en diversas etapas ha procedido a su restauración, de la que aún falta una ultima fase en su parte civil, las antiguas cuadras y su techumbre, obra que se tiene previsto efectuar durante el año 2005. Una vez se finalicen las obras se calcula que su coste habrá ascendido alrededor de 180.000 euros que han sido aportados a la Hermandad por donaciones particulares.

En la década de los años 60 del pasado siglo fueron robadas las dos campanas, no renovándolas con posterioridad, a principio de los años 70 el robo fue de la imagen barroca de la Virgen, que afortunadamente fue recuperada unas fechas mas tarde.

Eran tres las imágenes titulares de la Virgen que existían en la Ermita de la Silla, una de ellas, la más antigua, la que atribuía la leyenda ser donada por el Rey D. Jaime, desapareció a mediados del siglo pasado, de la que se recuerda que, metida en una urna de cristal, los ermitaños pedían limosnas con ella por los pueblos vecinos; una segunda imagen es gótica, posiblemente de principios del s. XIV, estando inventariada y con toda probabilidad la titular de la antigua Iglesia de la pardina de Usilla, esta imagen dado su deterioro fue restaurada en 1997, por el Obispado de Teruel-Albarracín. La tercera imagen es barroca, de 1689 y descrita por el P. Faci, en su recopilación de "Imágenes Marianas, antiguas y milagrosas de Aragón ", efectuada en la mitad del s. XVIII, en que la describe como Virgen sentada en una silla, con el niño en su brazo derecho y en la mano izquierda una bola. Las imágenes fueron protegidas del expolio y quema de la Guerra Civil trasladándolas a Lagueruela, siendo devueltas en Marzo de 1941, una vez acondicionado el lugar.

Existe un Altar frente a la entrada, en el que se deposita la Imagen barroca de la Virgen y que destaca por su originalidad al existir en él numerosos exvotos, principalmente cintas que dan el popular nombre al Altar.


Tradiciones populares

Esta ermita acoge una populosa romería.

Se han mantenido fieles en la tradición de las Cintas, en la actualidad en regresión por la carencia de jóvenes y por la suspensión del servicio militar. Era costumbre cuando estos se incorporaban a filas, el coger un trozo de cinta de las que existen en un Altar en la Ermita de la Silla, que siempre llevaban consigo durante el cumplimiento del Servicio Militar, a su finalización se compraba una nueva cinta o similar, que se llevaba al Santuario en agradecimiento a la protección que se consideraba recibida durante ese tiempo.

En los últimos años se ha creado la tradición "de plantar el Belén" en la Ermita de la Silla, que se efectúa en fechas próximas a la Inmaculada, y en el que participan de forma mancomunada representantes de toda la zona para que posteriormente en las fechas navideñas se den cita en él gran número de hijos del lugar.


Páginas relacionadas

Bibliografía

  • Vicente, Pablo (1891): Historia y novena a María Santísima con el título de la Silla venerada en su Santuario de Fuenfría. Zaragoza, Imprenta de M. Ventura [Texto completo].