Berrueco

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Logoxiloca.jpg Tienes una guía turística de esta localidad.


Berrueco.jpg
Municipio de la Provincia de Zaragoza, situado en la comarca del Campo de Daroca. Está situado a 1.098 m. sobre el nivel del mar. A sus vecinos se les llama berruecanos.


Medio natural

Demografía

Alcanzó la máxima población en 1920, con 257 habitantes.

Variación demográfica del municipio entre 1990 y 2004
Año 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1981 1991 2001 2004
Habitantes 232 241 257 184 198 185 182 107 45 43 37 43

Algunos datos de su historia

La localidad de Berrueco en 1912

La población asciende por la ladera de Sierra de Valdelacasa hasta cerca del castillo; desde el mismo hay una magnífica vista de la laguna de Gallocanta. Merece destacarse también El Castellar, poblado celtíbero próximo a la laguna, excavado hace algunos años. Fruto de la excavación es el Centro de Interpretación instalado en las antiguas escuelas.

Patrimonio arquitectónico

Iglesia parroquial

Dentro del casco urbano hay que destacar la famosa Casa del Verdugo, llamada así por el escudo que aparece en su portal, y la iglesia parroquial, dedicada a la Asunción de la Virgen, y que ocupa el centro del pueblo.

También tiene gran interés una fuente del año 1602 situada en el camino a Tornos. En su término quedan dos peirones, de los tres que contó antiguamente: San Antonio de Padua y del Carrasco.

Linajes y personajes

Fiestas, costumbres y gastronomía

  • Las hogueras se hacían para San Antón, en que se hacía una única hoguera en la plaza, y Santa Lucía, en que se hacían por barrios. También en la víspera de las fiestas de Santa Inés se hacía hoguera.
  • Los berruecanos celebran fiesta el 21 de enero, en honor de Santa Inés, patrona de Berrueco. Las fiestas duraban dos días, pero muchos años se alargaban un tercero: Santa Inés, la Abuela y la Bisabuela. La víspera de Santa Inés se hacía hoguera y llegaban los gaiteros de Bello, los Valentines, a los que era típico perdirles que tocaran la música para bailar "la raspa" y "la revolvedera", siempre al final de las sesiones de baile. El día de Santa Inés comenzaba con la misa a la patrona, en la que algunos cantores locales amenizaban la ceremonia desde el coro. Para el día de la bisabuela, cuando se celebraba, los mozos salían a pedir para hacerse una merienda.
  • Los carnavales en Berrueco se perdieron hace muchos años, aunque eran 3 o 4 días de fiesta y antaño la gente se disfrazaba mucho.
  • Para la Santa Cruz de mayo, el día 3, se realizaba bendición de los términos desde San Antón, donde hubo una ermita. En mayo, para Pascua de Pentecostés, se hace la romería a la ermita del Buen Acuerdo, fecha en la que los de Berrueco acuden sólos al santuario.
  • La fiesta de los mozos se hacía el día de Pascua. Se iba a buscar el mayo o chopo, muchas veces a Santed, y se ponía en la Plaza, delante del Ayuntamiento. Si el mayo era majo se podía vender para utilizarlo como viga y sacar unas perras. En esa fiesta la gente joven hacía meriendas, en las que destacaba el consumo de buñuelos. Como en Berrueco eran pocos quintos, los mozos mataban un cordero y se lo comían aquella noche. Otra costumbre de Berrueco referida a los quintos era que se despedían por todas las casas del pueblo antes de irse al servicio militar para pedir que les dieran algo de dinero.
  • Para San Juan se ponían ramos a las mozas en las ventanas y la gente se sanjuanada: cogían agua antes de salir el sol de la balsa junto a la fuente, que también servía para las verrugas. Se cogían abriojos para ponerlos en la cuadra de los animales para que los protegiera. Las fiestas de verano son el 15 de agosto, celebrando la Asunción de la Virgen.
  • En septiembre se celebraba la Virgen del Rosario, 8 de septiembre, siendo 2 los días de fiesta. Había una cofradía de la Virgen del Rosario que avisaba a los sepultureros cuando se moría alguno, se encargaba de vigilar que no faltase cera en la iglesia y organizaba estas fiestas. El día 8 de septiembre a primera hora se pasaba lista, antes de la misa. Si se faltaba, había penalización. El prior, tras la misa, ofrecía pastas y vino moscatel. También repartía pan bendito al salir de la iglesia. El día de fiesta, el prior tenía que buscar la música, aunque la pagara la cofradía. También dar de comer y cenar al cura y a los músicos. El segundo día, el de la abuela, se cambiaba de prior: la banda se pasaba al del año siguiente.
  • San Miguel era la fiesta de los herreros. Para Navidad era característico pedir aguinaldo. Los chavales iban por la calle con la zambomba y cantando: "La zambomba tiene un diente, y la muerte tiene dos, la que no nos dé aguinaldo, mala vida le dé Dios".


En lo que respecta a la música popular, según aparece recogido en el Archivo de música popular de ADRI, en Berrueco, Teófilo Sebastián Arcos (n. 1920) había tocado en una rondalla durante el servicio militar; después se dedicó más al laúd y la guitarra. Con Jerónimo Sebastián y Juan Sebastián (tañedores de laúd y guitarra ambos) tocó para el baile semanal durante mucho tiempo.

Leyendas y anécdotas

Más información en otras páginas web


Bibliografía

Libro de historia local