Carnaval de Alba

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar

A principios de marzo tiene lugar la fiesta del carnaval en Alba. Pese a que hubo un tiempo en que estaban prohibidos (recuerdan que incluso se echaba un bando el día de antes para recordar la prohibición), todos recuerdan que no dejaron de celebrarse hasta que la despoblación acabó con ellos. Los de Alba recuerdan como carnavales afamados de la zona los de Villafranca del Campo.

Estas fiestas duraban desde el domingo al martes de carnaval, aunque el miércoles por la tarde aún se hacía algo de fiesta. En Alba recuerdan que siempre hubo mucha tradición de disfraces, un grupo de niños y jóvenes se viste “de bonito” con trajes de sus abuelos y otro con ropa vieja: una zamarra de lana o pelo, un cencerro en la cintura y caretas en las caras; son los zamarracos, que se pasean bailando por las calles y asustando a la gente con un palo.

Había una cuadrilla que "vestía un carro" forrándolo con ramas, colocando un toldo y matiendo un hombre desnudo dentro mientras paseaban por el pueblo ofreciendo "vistas a peseta". También era típico disfrazarse de gitanos, y, perse a que se repetían muchos disfraces, se trataba de innovar un poco cada año. Tras dar vueltas al pueblo disfrazados, salían los cabezudos con unas zuriagas persiguiendo al personal que, se iba retirando a casa.

El miércoles de ceniza recuerdan que se tiraban harina y ceniza en el horno de pan cocer. El último día de carnaval tenía lugar el entierro de la sardina, en el que la gente lloraba y recuerdan que se enterraba un arenque.


Bibliografía