Chocolatería

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Chocolatería de Torrelosnegros

Molinos muy similares a los harineros pero con muelas más pequeñas y piedras de diferente picado. Forma parte de la arquitectura del agua.

La industria del chocolate comienza a principios del siglo XIX, cuando se deja la producción manual del molido para pasar a realizarlo mecánicamente. El sistema de funcionamiento de las fábricas era similar al del molino harinero. Empleaba la energía hidráulica para mover una noria o un rodezno. Ésta, a través de unas poleas, movía el eje que, conectado a tres cilindros troncocónicos, machacaban el cacao. Estos ejes giraban en torno a una piedra circular que era calentada con un brasero. De esta forma la piedra caliente y la fricción de los cilindros conseguían producir la emulsión de harina, azúcar y cacao, es decir, el chocolate. Tras esto, el chocolate se depositaba en unos moldes que se ponían sobre un ingenio vibrador que permitía la mejor compactación de las tabletas.

Muchas de estas pequeñas fábricas de chocolate fueron construidas por personas que habían aprendido el oficio en las grandes fábricas zaragozanas y, posteriormente, decidieron montar su propio negocio en su localidad de origen. A pesar de algunos momentos álgidos, fueron negocios muy poco rentables, incapaces de competir con las grandes instalaciones industriales.


Chocolaterías en el valle del Jiloca

Aparecieron numerosos molinos de chocolate en los valles del Jiloca y, sobre todo, del Pancrudo.

Bibliografía

  • Gimeno Gracia, Antonio y Sánchez Sanz, M. Elisa (1987-1988): "Ayer y hoy del chocolate: Las fábricas de Torre los Negros, Barrachina, Luco de JIloca, Calamocha y Teruel", en Kalathos, 7-8, pp. 355-381. Texto completo
  • Martín Domingo, Francisco y Benedicto Gimeno, Emilio (2007): El patrimonio industrial. Calamocha, Comarca del Jiloca [Parte 1], [Parte 2], [Parte 3], [Parte 4] y [Parte 5]