Notaría de Lanzuela

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar

El notario es un funcionario real encargado de dar fe de actos públicos y privados, siempre de acuerdo con la ley. En el año 1300 se estableció un Fuero especial para que las ciudades, villas y aldeas aragonesas, por muy pequeñas que fueran, tuvieran cierto número fijo de notarios para registrar los actos que se llevasen a efecto. En la localidad de Lanzuela debieron trabajar varios notarios desde la Edad Media, aunque solo conocemos a uno de ellos: Juan Sebastian Fort. El último protocolo documentado data de 1834, tras el cual la notaría cerró y se debió de agrupar con alguna cercana.

Bibliografía

  • Liesa Grima, A. y Vias Salinas, J.M. (1990): "Catálogo de los protocolos notariales de Calamocha", Rev. Xiloca, nº 4, pág. 027-217; Micolau Adell, J.I., Abós Castel, M.P. (1986): "Los archivos notariales de Teruel, Alcañiz y Calamocha", en El Patrimonio documental aragonés y la historia, Zaragoza, D.G.A., pág. 349-362.