Castillo de Peracense

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Logoxiloca.jpg Tienes audioguías explicativas del recinto exterior , recinto intermedio y recinto superior.


Vista general

El castillo de Peracense se encuentra situado sobre una atalaya rocosa, rodeada de acantilados, siendo su situación un sistema defensivo natural.

Historia de la fortaleza

El castillo está documentado desde 1284, apareciendo como castillo de "Piedra Solez" y fue utilizado por Pedro III como base para la conquista de Albarracín. Sabemos que en 1300 el castillo era propiedad de Juan Ximénez de Urrea y, a su muerte, en 1312, fue vendido a la Comunidad de Daroca. Desde este momento y hasta el siglo XVIII la Comunidad nombraba a los alcaides del castillo que hizo también la función de cárcel. Durante el siglo XIV, debido a su cercanía con la frontera de Castilla, la fortaleza sufrió varias reformas con Alfonso IV y Pedro IV.

Edificación y estructura

Plano del castillo

El castillo se construyó con material autóctono de la zona, que es el rodeno. La fortaleza es de planta irregular y se divide en tres recintos sucesivos y escalonados: los dos inferiores ocupan una superficie relativamente plana sobre un espolón rocoso, mientras que el superior, de escasas dimensiones, se sitúa sobre un peñasco al que había que acceder por una escalera auxiliar. El primer recinto se construyó aprovechando las defensas naturales, constituido por una recia muralla almenada, jalonada por tres torreones, y en la cual se abre la puerta de acceso. En el extremo sur hay una torre atalaya que enlaza con el recinto intermedio. Al segundo recinto se accede por una puerta de arco apuntado. Esa puerta la protege un torreón de planta cuadrada, situado en el lado derecho. En este recinto existen también una serie de edificios destinados al alojamiento de las tropas. En el lado sur se encuentra la torre del Hospital, una torre vigía, que controlaba tanto el recinto interior como el exterior y dominaba visualmente uno de los flancos del castillo.

En la explanada del segundo recinto se encuentra el aljibe principal y en la zona suroeste, los restos de una pequeña capilla, un cementerio y una torre, que podría tener la función de cárcel o de almacén. En esta zona existe también una puerta que servía de "salida de emergencia" y estaría comunicada con el pequeño poblado que se situaba a los pies del castillo. Al último recinto se accede a través de una puerta elevada, de arco apuntado, situada en una fachada de sillería, cuya función era la de crear la apariencia de un torreón (falsa torre del homenaje). A través de unas escaleras de piedra se accede a una serie de estancias donde vivía el alcaide y su familia (almacén, cocina, salón principal, dormitorio...). Destaca la existencia de tres aljibes en esta zona.

Las obras de restauración dieron comienzo en 1987 según el proyecto del arquitecto Pedro Ponce de León, y tras trece años de trabajos quedó totalmente reformado y abierto al público. Reconstruidas las murallas tras una gran labor de cantería, se continuó con las torres vigías del Hospital y del Homenaje, para pasar luego a las estancias interiores, salones, caballerizas, algibes, capilla y cementerio anexo.

Paralela a la restauración del castillo, se efectuaron excavaciones arqueológicas en el mismo solar del castillo por José Luis Ona, que proporcionaron bastantes piezas de la Edad del Bronce y de las culturas ibérica y romana, que fueron catalogadas por Octavio Collado Villalba. Con estos y otros materiales, como monedas de plata medievales, y una excelente colección de armaduras, se ha formado un bonito museo que complementa la visita al castillo.

Bibliografía

  • Sebastián López, Santiago (1974): Inventario artístico de Teruel y su provincia. Madrid, Ministerio de Educación y Ciencia.
  • Guitar Paricio, Cristóbal y Vicente de Cuellar, Benito (1989): "El castillo de Peracense", Anuario de Ciencias Historiográficas de Aragón, Instituto Aragonés de Ciencias Historiográficas, 1989, nº 2, pp. 39-71. [Ver artículo]