Despoblado de Cámaras

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar

El despoblado de Cámaras se encontraría situado entre los actuales términos de Bádenas y El Colladico, este último asimismo despoblado desde los años 70 del siglo pasado e incorporado como barrio pedáneo a Loscos.

Conocemos con certeza la ubicación de la pardina o despoblado de Cámaras, gracias a entre otros documentos, unas capitulaciones de 1560 realizadas entre la Cofradía de San Simón y San Judas o Casa de Ganaderos de Zaragoza y la Comunidad de Aldeas de Daroca, en las cuales se amojonaban todas las dehesas de las localidades que integran la Comunidad, y entre ellas las pertenecientes a Bádenas y el Colladico. En dicho documento los vecinos de El Colladico o del Collado, como aparece mencionada la localidad en el escrito, declaran que además de otras dos dehesas: “tienen otra que es de la Pardina de Cámaras que está pardina despoblada, está encomendada al dicho lugar del Collado”; mientras que por otro lado los representantes de los vecinos de Bádenas manifiestan: “que ellos en el dicho lugar de Bádenas tienen dos dehessa y otra de una pardina que la llaman la dehessa de la Pardina de Cámaras”  ; así pues los términos de Cámaras se encontrarían repartidos y encomendados a estas dos localidades, que serían limítrofes con la desparecida aldea.

La mentada concordia puede llevar al error de ubicar la pardina de Cámaras en el término de Collados, tal y como hizo Asso en su Historia económica política de Aragón, confundiendo El Colladico con Collados dada la similitud del nombre de ambas localidades; en distintas ocasiones podemos encontrar la localidad de El Colladico citada como El Collado de Per Esteban, El Collado, Collados o Collado; parece que no sería denominada como El Colladico hasta el s. XVIII. Pero no debería haber ningún tipo de dudas en cuanto a la ubicación de la pardina de Cámaras en una u otra localidad, dado que los términos de los de Bádenas y Collados, que en la actualidad es barrio pedáneo de Calamocha, no son limítrofes ni lo han sido nunca, si lo son en cambio los de El Colladico y Bádenas, que por tanto podían compartir perfectamente la encomienda del término de la desaparecida Cámaras.

Con respecto a la ubicación exacta de Cámaras dentro de los términos actuales de estas dos localidades, la toponimia no nos aporta, al menos en principio, ninguna pista clara. En ninguna de las dos existe ninguna partida que lleve el nombre de la antigua población, eso sí por ambos términos trascurre el río Cámaras, que nace en el término de El Colladico, y que seguramente daría nombre a la localidad. Para intentar ubicar la situación concreta de la desaparecida pardina debemos recurrir de nuevo a la descripción hecha en 1560 sobre las dehesas de Cámaras, y lograr localizar en toponimia actual alguna partida cuyo nombre que coincida con alguna de las nombradas en el escrito. En la descripción se nombra el topónimo Peña Tajada , que se encontraba en la parte encomendada a El Colladico, y también se cita la ermita de San Bartolomé que se situaría en el terreno que poseía Bádenas; ambos topónimos existen en la actualidad , y aunque no nos permiten localizar el punto justo donde se encontraba el pueblo de Cámaras sí algunas áreas que pertenecieron a su término.

Pascual Madoz escribía que en los alrededores de Bádenas se encontraban las ruinas de dos ermitas, una la de San Bartolomé, y la otra que fue parroquia, esta ermita de la que Madoz no menciona el nombre podría ser la iglesia parroquial de Cámaras; en la actualidad de esta ermita, que nos ayudaría a ubicar donde se encontró el caserío de Cámaras, no queda ningún resto. En el término de Bádenas justo limitando con El Colladico existe una partida denominada Valdermita, ignoramos si este topónimo tendría algo que ver con la desaparecida parroquia pero es posible que por su situación esta partida perteneciera al término de Cámaras.

Respecto a la historia de Cámaras, la información que poseemos es muy escasa, según Javier Tambo , los orígenes de esta localidad serían musulmanes y la aldea desaparecería durante primera mitad del siglo XIV a causa de la peste y la guerra, lo mismo opina J.L Corral que mantiene que desaparecería entre 1300 y 1369 junto con otro medio centenar de aldeas de la Comunidad de Aldeas. Esta teoría podría ser respaldada por el hecho de que el moravedí de 1373, la población ya no aparecería citada.

Por otra parte, entre 1328 y 1330 se desarrollaría un pleito entre Juan Jiménez de Urrea y Jimeno Pérez de Pina por los castillos y villas de Aladrén, Paniza, Luco y Cámaras, que sería llevado por varios jueces de la ciudad de Zaragoza y que llegaría a la corte del Justicia de Aragón . No sabemos exactamente ni cuando, ni como se resolvería el litigio, ni en que afectaría esta disputa a la aldea de Cámaras; lo que si sabemos es que Pedro IV tras los sucesos de la Unión arrebataría a Juan Jiménez de Urrea, señor de Biota, el mismo que unos años antes había vendido los lugares de Peracense y Almohaja, los lugares de Aladrén, Paniza y Luco para vendérselos a la Comunidad, y que poco después en 1357 el rey se los quitaría a la Comunidad para cedérselos a don Álvaro García de Albornoz, al que en 1372 se los arrebataría para entregárselos a don Gonzalo González de Lucio y su esposa doña Violante . Finalmente y tras todos estos avatares los lugares volverían a manos de la Comunidad de Daroca. Desconocemos si todos estos cambios de propiedad afectarían de alguna forma a Cámaras o no, pero lo cierto es que en 1390, la población ya no era propiedad ni de Juan Jiménez de Urrea ni de Jimeno Pérez de Pina sino de la familia Gil Tarín. Ese año García Gil Tarín, caballero, García Gil Tarín Menor, la esposa de éste último, María Ximénez de Sese, y el hijo de ambos, todos ellos habitantes en Zaragoza, venden Cámaras a la Comunidad de Daroca . Los Gil Tarín eran señores de Mozota, población que se puso como fianza para la venta de Cámaras, y pertenecían a un importante linaje de la nobleza aragonesa cuyos miembros ocuparon distintos cargos relevantes en la administración del reino; en las Cortes de 1371 en el brazo de caballeros encontramos un García Gil Tarín, que pudiera ser el mismo que unos años más tarde vendería la aldea de Cámaras a la Comunidad de Daroca.

Los Gil Tarín venderían Cámaras por un precio de 11.500 sueldos y lo venderían, tal y como se especifica en el pergamino de venta: “con entradas, exidas, hombres e fembras allí habitantes agora e habitadores da aquí adelant de qualquiere ley, stado e condición sean e con casas, casales, huertos, ortales, ferenyales, nuestras pieças, vinyas, molino e olivares cuantas vegas, arbóreos fructíferos e infructíferos e con todas aguas e ríos, fuente, e otros quales quiera muertas y vivas, paxtos, montes, lenyas, defesas, caças, pextas, selva a con todas sus término reagados e secanos, yermos, poblado e quier lavrado e con trenta LX fices de pan e cevada darochano de tributo si quiere pecha”. Estas palabras referentes a los hombres y mujeres que “habitan ahora y habitaran el lugar de aquí en adelante”, nos hacen pensar que aunque Cámaras no aparecía en el moravedí de 1373, todavía no estaría despoblado o al menos no totalmente, para la fecha en que la venta fue efectuada.

La escritura además nos confirma con total certeza la ubicación del poblado entre el Colladico y Bádenas, y junto a Puerto Oriche, aldea también desaparecida, que se encontraría situada en el actual término de Cucalón. Concretamente lo que el documento dice del lugar es: “que es clamado Cámaras, sitiado en el Regno de Aragón, los términos del qual afrenta de la una parte con término lugar clamado el Collado per [Estevan] e con término de Bádenas de la otra parte, con término del Portuxello de Orich, aldeas de la dicha ciudat de Darocha”. Así pues, podemos deducir que dada su ubicación Cámaras quedaría integrada dentro de la sesma de Trasierra de la Comunidad de Aldeas de Daroca.

Ignoramos cuanto tiempo más estaría habitado el lugar tras su venta, ni en que momento se convirtió en pardina; lo que sí sabemos es que en 1414 apenas quince años después de su venta, Cámaras estaría arrendado a los vecinos de Bádenas. Ese año se emitió una sentencia por la que se instaba a los vecinos de ésta localidad a que pagasen a la Comunidad de Aldeas de Daroca lo que le debían por el tiempo que había poseído el término de Cámaras . Arriendo que posteriormente compartiría con el cercano al pueblo de El Colladico seguramente hasta el momento de la desaparición de la Comunidad. Sabemos a través de los libros de cuentas de esta institución que durante los s. XVII y XVIII El Colladico y Bádenas pagarían 33 sueldos anuales por el arriendo de Cámaras; la cantidad más pequeña por la que se arrendaba una pardina de la Comunidad, lo que puede hacer pensar que el término de Cámaras sería pequeño o de mala calidad en comparación con los de otras pardinas que poseía la Corporación.


Bibliografía

  • Rubio Martín, M. (2012): Despoblados y pardinas medievales en la comarca del Jiloca. Inédito.