Fiestas patronales de Villahermosa del Campo

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Peana de los santos Gervasio y Protasio

En Villahermosa del Campo tradicionalmente se celebraba a sus santos patronos el 19 de junio y era conocida como la "Fiesta de los casados y del pueblo" . Hoy día se hace misa y procesión dando la vuelta al pueblo (ya no se va hasta la ermita de los santos), con algo de vermú y por la tarde los jóvenes organizan una merienda, si cae en fin de semana hacen discomóvil, sino la trasladan al fin de semana antes del día de Santiago, el 25 del mes de julio.

Estas fiestas antaño duraban 3 días: dos días y la abuela. Previamente se hacían 9 días de novena y la víspera de la fiesta se cantaban las completas. También se rezaba el rosario en la ermita de los santos y se cantaban los gozos, tras adorar la reliquia y recoger el pan bendito. Los gozos se cantaban a dos voces: cantan los hombres una estrofa y contestan las mujeres con el estribillo.

El día de los santos se acudía en procesión a la ermita, donde se celebraba la misa cantada, se cantaban los gozos y se hacía el reparto del pan bendito. El primer día de la fiesta el pan bendito lo ofrecía el ayuntamiento y el segundo la persona que quisiera ofrecerlo a los santos. Para la procesión se llevaba la peana de los santos, y allí se acercaban todos aquellos que tenían una hernia para marchar junto a la imagen solicitando la curación de sus males. Era frecuente que en la peana se atara a los niños pequeños con bandas y cintas de colores para marchar de este modo en la procesión. Acudían gentes de otras localidades vecinas y había años que podían llegar a haber 20 o 30 críos atados en la peana. Los adultos, aquejados de hernias, marchaban al lado o debajo de la peana y los que portaban la peana sufrían mucho, pues ésta pesaba mucho y era incómodo trasladarla, recuerdan que incluso se les iba la piel de las manos y hombros. La gente que acudía de otras localidades solía tener la costumbre de, tras la curación, enviar regalos al santo en agradecimiento: cintas, cirios, piernas de cera, se acumulan en torno al cuadro de los santos que hay en la ermita de los santos.

Los de Villahermosa dicen que: "sólo curaba a los forasteros", a los del pueblo parece que no les curaba tanto, así es que los de Villarreal le tienen mucha devoción. Por la tarde parece que había procesión.

El segundo día tenían lugar muchos de los juegos tradicionales, como la corrida pedestre, corridas de entalegaos, corrida de burros,...La corrida pedestre salía desde la zona de la Nevera y el Torondal hasta la cerrada, a la que se daban 3 vueltas, tras ello se volvía al mismo punto de salida, donde estaba la música y los pollos. Colgaban dos pollos en una horca que portaba el alguacil, el primer corredor que llegaba y los tocaba, se los quedaba. Al segundo se le daban 300 ptas y al tercero 100 ptas.

El tercer día, era el de la abuela. y ese día había poca fiesta ya, de no ser que los mozos trajeran música pagada por ellos.