Mainar

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Logoxiloca.jpg Tienes una guía turística de esta localidad.


Iglesia de Mainar
Municipio de la Provincia de Zaragoza, situado en la comarca del Campo de Daroca. Está situado a 866 m. sobre el nivel del mar, enclavado en un pequeño altozano al final de los llanos del mismo nombre, está circuncidado por las estribaciones de la sierra de Algairén, la sierra de los Bodegones, la sierra Dos Pilones y la sierra del Peco. Su gentilicio es "mainarense o mainarino/a".


Medio natural

Surca el término municipal el Río Huerva que sirve de límite de término municipal con Villarreal de Huerva. También el arroyo Villarroya (conocido como Valsáuco en muchos mapas) y el arroyo de Villarpardo. Ambos arroyos, aunque conocidos como tales geográficamente no lo son geológicamente ya que son producto de la actividad humana. También discurren el término la acequia de los Ojos y la acequia de "El Reajo", ambos en realidad pequeños canales de drenaje, lo cual no obvia para que las aguas de todos ellos sean aprovechadas para riego. Un ejemplo de acequia creada exclusivamente para riego es el "Agua somera" o "vega somera".

Mención aparte son los barrancos que discurren él término, los más importantes son los que desaguan en el río Huerva por su margen izquierda: Barranco de la Fuente del Piojo, Barranco del Ontazo, Barranco del Pozo Ropera, Barranco del Despeñadero (el cual su vez tiene como afluente el Barranco Oscuro) y Barranco de Valdefrasno.

En el término municipal se encuentran dos rarezas geológicas: la pata caballo y el Pozuelo.

El clima es mediterráneo continentalizado, muy extremo: Fuertes heladas en invierno (sobre todo en el mes de Febrero) y bochorno en verano (aunque no tan inclemente como el del Valle del Ebro). Temperaturas mínimas de 13 ó 14 bajo cero son normales, y las mínimas históricas son mucho más bajas todavía. Hay numerosas dijendas sobre el clima, destacando la mención al cura de Corbatón.

Demografía

Variación demográfica del municipio entre 1990 y 2004
Año 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1981 1991 2001 2004
Habitantes 474 460 472 498 464 466 371 236 173 159 170 162

Además de la propia localidad, la población residía en masadas y caseríos cercanos. En los censos de los años 1857, 1860 aparecen los siguientes asentamientos humanos dispersos:

Algunos datos de su historia

La localidad de Mainar en 1913

Lugares de interés en su término son los restos ibéricos y musulmanes en El Castillejo, cerca del arroyo Villarroya, una villa romana en el Badén y la cabaña-nevera de Las Viñas, en el camino de Torralbilla.

Mainar surge tras la repoblación de Alfonso I de Aragón y Navarra, no tenemos noticias islámicas y muy pocas preislámicas de la zona. El primer asentamiento se realizó cerca del pueblo, al lado del puente Romano en una antigua fortaleza celta conocida como Cerro Almada. Muy pronto ese asentamiento se abandonó y se crearon los pueblos de Mainar y de Villarreal de Huerva el uno al lado de otro. La etimología de Mainar es clara, lo que es confuso es porque se eligió precisamente ese nombre. Mainar es un participio de un verbo irregular visigótico:"magan, main" que quiere decir "echar coraje en el campo de batalla".

Mainar fue desde su origen miembro de la sexma de Langa y de la comunidad de Aldeas de Daroca hasta la disolución de la misma en 1833 con la formación de la actual división provincial. Así pues compartió las mismas vicisitudes históricas que sacudieron a toda la zona. A partir de 1833 se constituye como municipio propio.

Fue lugar de paso de varios monarcas de la casa de Habsburgo que seguían el Camino Real a Madrid. También visito la localidad el ilustre viajero italiano Cosme de Medici, el cual dibujó y pintó una preciosa y curiosa vista de Mainar.

Patrimonio arquitectónico

Iglesia
Nevera popular

Destacan la iglesia parroquial de Santa Ana, construida en el siglo XVI con una una de las mejores torres mudéjares de Aragón.

Dos peirones se conservan en el término de Mainar: el peirón de la Virgen del Pilar, en el viejo camino a Torralbilla, junto a una casa del pueblo, y el de San Andrés, en el camino a Codos, frente a la ermita de San Andrés.

Igualmente se encuentran en su término las ermitas de San Andrés y las ruinas de la ermita de Santo Domingo. Se comparte con Villarreal de Huerva un puente de época romana.

En el paraje de "las viñas" se encuentra una noria del siglo XVIII cuya parte mecánica se perdió hace décadas, pero merece la pena de visitar debido a lo soberbio de su estructura. Ya casi tocando el término de Villarreal y a escasos metros del río Huerva se halla un molino dieciochesco en perfecto estado de conservación y funcionamiento debido a los desvelos del propietario por mantener tanto la estructura como la mecánica intactas.

Dentro del casco urbano se pueden encontrar interesantes casas particulares con elementos arquitectónicos soberbios, la mayor parte de ellos sólo son visibles desde el interior y no se aprecian en las fachadas de las casas. Las reformas del siglo XX que tendieron a cegar arcos en las casas, a instalar puertas rectangulares y a pintar las casas de blanco al estilo andaluz hicieron mucho daño a la arquitectura tradicional de Mainar.

Linajes y personajes

Fiestas, costumbres y gastronomía

Los vecinos de Mainar guardan como fiestas grandes de su localidad las dedicadas a la Virgen de la Asunción y San Roque, el 15 y 16 de agosto.

En lo que respecta a la música popular, según aparece recogido en el Archivo de música popular de ADRI, Mainar es un lugar de intérpretes de renombre, como Lamberto Funes, «el Ciego de Mainar» (nacido en 1912), y los joteros Victorino Felipe, María del Carmen Gaudioso y Marcelo Gaudioso Gaudioso.

También brilló José Gómez "el Chato", compañero de aventuras musicales, especializado en la cuerda. Su hijo Cecilio Gómez aprendió de ambos, y es un referente del estilo local de tocar el laúd y la guitarra.

Leyendas y anécdotas

  • Como curiosidad decir que es posible encontrar un anciano con conocimientos del aragonés-patués debido a su servicio militar en alta montaña y a algunos naturales de Mainar residentes en Daroca que son neofabláns.
  • El hipocorístico de Mainar entre los pueblos vecinos es "Barceloneta".
  • Dícese de Mainar entre los pueblos de la comarca: "Mainar es un pueblo de paso / con su carretera en medio / los hombres muy burlones / las mujeres sin gobierno"
  • Cuentan que a principios del siglo XIX un mercader pasaba por Mainar y se disponía a almorzar cuando apareció un galgo que le arrebató el condumio. El sorprendido viajante trató de agarrar una piedra para emprender al galgo y no pudo. El hielo había dejado el suelo tal como una losa de cemento. Hoy en día ocurre el mismo fenómeno. Los agricultores no suelen trabajar en Mainar en el mes de Febrero debido a la dureza del suelo por el hielo. De esta anécdota surgió un dicho que dice: "Campo Romanos, tierra de diablos, atan las piedras y sueltan los galgos".

Más información en otras páginas web