Política

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar

La política es una actividad humana que tiende a gobernar o dirigir la acción de las administraciones públicas en beneficio grupo social dirigente o, ya en las democracias, de la sociedad en su conjunto. Para encaminar ideológicamente la administración hacia los objetivos deseados es necesario previamente ocupar los puestos gobernantes, para lo cual hay que presentarse, en las sociedades democráticas, a unas elecciones libres.

La política, como forma de dirigir la administración hacia los intereses del grupo social dirigente, la encontramos desde tiempos antiquísimos. La política como resultado de un planteamiento ideológico determinado en beneficio de la sociedad en su conjunto es mucho más tardía, pues tuvo su origen en la Revolución Francesa, extendiéndose a comienzos del siglo XIX por toda Europa. Pero la distinción no es tan drástica. Lo habitual, tanto en la antiguedad como en nuestros días, es encontrar una mezcla de ambos planteamientos.

Partidos políticos

Los partidos políticos, a partir del siglo XIX, son unas agrupaciones de ciudadanos encargados de reclutar candidatos para ocupar los cargos gobernativos y movilizar a la sociedad para obtener su apoyo en las elecciones libres. Estas agrupaciones son esenciales para estructurar una ideología y logar el apoyo político a determinados programas, intereses socioeconómicos y valores.

En el valle del Jiloca, a lo largo de los siglos XIX y XX, tuvieron una fuerte implantación los siguientes partidos políticos:

Ambitos de participación política

Desde tiempos inmemoriables se pueden establecer varios niveles de participación política: municipal, regional o nacional. En todos estos ámbitos podemos encontrar a numerosos vecinos del valle del Jiloca:

  • La política local es el ámbito más cercano al individuo, incluyendo desde la Edad Media a los Concejos-Ayuntamientos y a las agrupaciones supralocales (Comunidad de Aldeas, Diputación Provincial, Mancomunidades, Comarcas, etc.).
  • Durante la época foral, desde la Baja Edad Media hasta 1708, las principales decisiones políticas de Aragón se tomaban en las Cortes, a través de los Diputados y representantes elegidos para tal cometido. Tras la recuperación de la autonomía en 1986 volvieron a constituirse las Cortes y apareció nuevamente la figura de diputado, además de una estructura administrativa nueva, el Gobierno de Aragón.
  • La participación en la Política nacional se inicia con las Cortes de Cadiz, continuando hasta nuestros días.

Política y represión

La participación política nunca ha sido atractiva en el valle del Jiloca. Ocupar un puesto a nivel municipal equivalía a una carga, más que a un cargo. El paso a la política autonómica o nacional nunca ha sido fácil, reservada en todo caso a una minoría.

Algunas personas que participaban en los Ayuntamientos se aprovecharon de su situación para apropiarse de algunos bienes municipales, sobre todo los desamortizados, o ejercer el caciquismo local, pero fue una excepción. La mayoría intentaron mejorar las condiciones de vida de sus vecinos, incrementando los servicios prestados desde el municipios.

Durante la Guerra de la Independencia o en las guerras carlistas muchos alcaldes y concejales fueron secuestrados por los ejércitos beligerantes para exigir rescates monetarios o el pago de contribuciones extraordinarias. Si se pagaba el dinero exigido los ediles quedaban libres y podían regresar a sus domicilios. Rara vez sufrieron represión por sus ideas o planteamientos políticos.

Esta situación cambió completamente durante la Guerra Civil de 1936-1939. La mayoría de los dirigentes políticos afines al republicanismo de izquierdas sufrieron persecución política y represión por el simple "delito" de ostentar cargos públicos o militar en determinadas organizaciones sindicales.

Fue una excepción en la historia del municipalismo y, como tal hay que destacarla, para que no se vuelva a repetir. Entre los alcaldes del valle del Jiloca que fueron represaliados, encarcelados e incluso fusilados por participar en la política y defender, democráticamente, sus ideas, destacaremos a los siguientes:

Páginas vinculadas

Bibliografía