San Cristóbal en Torremocha

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar

Para San Cristóbal en Torremocha se hacía un único día de fiesta que se celebraba con mucha devoción y participación. Se hacía misa, procesión y baile, y destacaba el canto de los gozos a San Cristóbal y la realización de una novena al santo los días previos. En la actualidad la fiesta se celebra el primer fin de semana de agosto.

San Cristóbal en Torremocha era un santo al que se le tenía mucha devoción como protector contra el pedrisco, y es que cuando llovía, las mujeres del pueblo acudían a la iglesia para sacar la imagen a la calle, intentando que el santo evitara que apedreara. Para ello lo colocaban bajo el olmo de la plaza, hasta que un año le cayó la pedregada dañándolo y el cura prohibió sacar más la imagen.

Antaño la novena se realizaba de la Ascensión al domingo de la Pascua de Pentecostés, ahora se hace los nueve días anteriores a la festividad de San Cristóbal, el 10 de julio, ya que como en Torremocha no había cura se pasó del domingo de Pentecostés al Corpus para, finalmente, pasarla a julio.

Durante la novena de San Cristóbal cada barrio hacía la misa un día. Son nueve días y cada uno de los barrios que se encargaban de la celebración eran: barrio de San Roque, plaza de la Fuente, calle del Portillo, calle Baja, calle de la Fragua, calle de las Eras, plaza de la Iglesia y la Carretera.

La organización del noveno día corría a cargo de las mozas, quienes vestían al santo y tocaban las campanas durante toda la mañana hasta el mediodía 8cosa que parece que a algún párroco no le hacía mucha gracia...). Esos días los barrios iban "de picadillo", y acudían incluso los mozos para ver cómo se adornaba la capilla de San Cristóbal. Normalmente, el barrio que le tocaba adornar la capilla de San Cristóbal iba a bandear al mediodía.

La novena se organizaba con mucha devoción, aunque al final era "como un teatro", una jornada festiva preparada para adornar la capilla del santo... "allí se sacaba de todo delas arcas: sábanas, colchas... a ver cuál barrio lo adornaba mejor y más majo, llevando flores de todas clases". Durante la novena se cantaban los Gozos de San Cristóbal y también después de la misa se le cantaban al santo tres estrofas de los Gozos, cada día diferentes.

Otras novenas en Torremocha eran el Setenario y la novena a la Dolorosa, pero no recuerdan en qué fechas tenían lugar.