Sierra de Almohaja

De Xilocapedia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Sierra de Almohaja hace referencia a su denominación por ser una sucesión de diferentes relieves alomados que descienden de Sierra Menera, también con orientación netamente ibérica. La parte meridional de la unidad tiene composición calcárea, ya que abarca las calizas jurásicas de la Sierra de Almohaja. Las elevaciones son de menor entidad que la sierra vecina occidental, localizándose los puntos más elevados a cotas de 1200 m como el pico de Chora.

La morfología de la unidad viene precedida por Sierra Menera, ya que los relieves de la cara castellana son abruptos, siendo por el contrario os de la parte aragonesa mucho más suaves descendiendo hacia la fosa del Jiloca. Es, por tanto, el conjunto de la unidad una zona de transición entre las sierras ibéricas y los fondos de valle. Los cursos de agua, por tanto, poseen menor velocidad, en algunos tramos hay áreas encharcables y de difícil drenaje debido a la presencia de materiales impermeables, procesos kársticos y la planitud del fondo. Así, por ejemplo, la rambla de Almohaja ha abierto un valle amplio aprovechando una falla y los materiales triásicos blandos.

La vegetación y el pastoreo

El clima de la unidad viene definido como de tipo submediterráneo continental frío, con temperaturas medias anuales que rondan los 10’5ºC y con una precipitación media anual por debajo de los 500 mm anuales. Con todas estas condiciones climáticas, es un dominio de la serie supramediterránea.

La vegetación aparece conforme nos alejamos de Sierra Menera de forma degradada, apareciendo tomillares (Thymus vulgaris), y tierras de pastos, con alguna conjunto de encinares dispersos. Estas pequeñas islas de vegetación se llaman “chaparras” mezclándose en muchas veces con los agrosistemas.

Las vías pecuarias ocupan un espacio importante para configurar la unidad, como por ejemplo la vereda de la Matilla. Estaos caminos de la trashumancia tan arraigados en los paisajes aragoneses, nos hablan de la importancia de comunicar las tierras bajas del valle con los pastizales de estos montes de Ojos negros.

Bibliografía

  • Palomares Martín, M. (2012): Los paisajes de la Comarca del Jiloca. Calamocha, Centro de Estudios del Jiloca [Descargar libro]