Villarroya del Campo

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Logoxiloca.jpg Tienes un folleto turístico de esta localidad.


Villarroya.jpg
Villarroya del Campo es un municipio de la provincia de Zaragoza, comarca del Campo de Daroca. Está situado a 900 metros de altitud. A sus vecinos se les llaman "villarroyanos".

Medio natural

Demografía

Variación demográfica del municipio entre 1990 y 2004
Año 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1981 1991 2001 2004
Habitantes - - - - - - 276 186 108 75 74 80

Algunos datos de su historia

La localidad de Villarroya en 1915

Patrimonio arquitectónico

Ermita de San Bartolomé
Peirón

Villaroya del Campo se extiende en la planicie a la sombra de un monte sobre el que se erige la ermita de San Bartolomé. En este monte cautiva la presencia de varias cuevas labradas en la roca y que tal vez fueron fruto y formaron parte de la antigua formaron parte de la antigua fortaleza.

Los retablos góticos que alberga la iglesia parroquial de Villarroya del Campo son dignos de contemplar. El templo, dedicado a la Asunción, tiene un magnífico altar mayor de pintura gótica y otro interesante retablo rescatado de la Ermita de San Bartolomé.

No podía faltar en Villarroya, como en todas las localidades de la comarca, el tradicional peirón, en este caso dedicado a la Virgen del Pilar y situado en la bifurcación de los caminos de Daroca y Mainar.

Linajes y personajes

Fiestas, costumbres y gastronomía

En lo que respecta a la música popular, según aparece recogido en el Archivo de música popular de ADRI, las carreras de pollos y burros eran acompañadas en su tiempo por Félix y Emiliano Sabirón (hasta 1948). Para los bailes de fiestas se recuerda que actuaron los grupos de San Martín del Río, Encinacorba, Daroca y Manchones. Villarroya era lugar de paso del Ciego de Villafeliche, Manuel Blasco de Manchones y de Lamberto "el Ciego" y el Chato de Mainar.

En el pueblo tocaban tres hermanos: Pablo, Florentín y Lorenzo Franco Sebastián, llamados los Albañiles, que tocaban el violín, la guitarra y el laúd respectivamente; estuvieron activos como músicos hasta pasado el año de 1950. Hubo además un dúo de cuerda constituido por Agustín el Chato y Elías Sebastián. Florentín y Elías también tocaban juntos, y en una ocasión se sabe que actuaron en las fiestas de El Colladico (c. 1960).

Leyendas y anécdotas

Más información en otras páginas web