Villeta

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Virgen románica de la Villeta

El despoblado de la Villeta aparece en la enumeración de las pardinas de la Comunidad de Aldeas de Daroca que en 1790 hacía Traggia, pero a penas poseemos ningún dato sobre ella. Pese lo dicho por Traggia la pardina de Villeta no aparece citada entre las arrendadas por la Comunidad de Daroca de los s. XVI al XVIII, ni en ninguna otra documentación escrita.

El Padre Faci decía que: “a distancia de un quarto de legua del Lugar de Peracense, en la Comunidad de Daroca, avía un pequeño Pueblo, llamado Villeta, desertose o quizás se mudó en Perancese, quedando solamente en pie su Castillo, y la Iglesia Parroquial, con una Imagen de N. Señora, que la devoción llamo de Villeta, conservándose en su titulo, el nombre de aquella Antigua Población” . Esteban Abad estaba de acuerdo con él, y lo situaba igualmente en Peracense aunque afirmaba que podría corresponderse con el despoblado de las Villarizas; un paraje situado a bastante distancia del municipio, en dirección contraría a donde se sitúa el castillo.

Si hacemos caso al relato del P. Faci, el poblado de Villeta se encontraría en el término de Peracense a los pies de su magnífico castillo, y su iglesia parroquial se correspondería con la desaparecida ermita de la Virgen de la Villeta, que todavía se conservaba a mediados del s.XIX, ya que ese mencionada en el Madoz, pero de la que en la actualidad no quedan restos. Es muy probable que el templo desapareciera durante la III Guerra Carlista (1872-1876), a manos de las tropas liberales guarnecidas en el Castillo de Peracense; J.L Ona González recoge una anotación del libro de cuentas de la parroquia de San Pedro de Peracense en la que se lee “Nota: Venerándose en este pueblo de Peracense, María Santísima, bajo el título de la Villeta la cual se hallaba colocada en su Hermita que tenía bajo el Castillo de este pueblo, la misma que fue desecha por orden del Comandante del dicho castillo, con el pretesto de serle perjudicial por una envoscada, aprovechándose al mismo tiempo de sus despojos en dicho Castillo […] Manuel Sánchez, rector”. Es lógico pues que no se haya podido localizar con exactitud la ubicación de la ermita puesto que además de ser destruida sus restos serían reaprovechados para realizar reformas en el castillo.

A este templo desaparecido pertenecerían las dos imágenes románicas de la Virgen de Villeta que se han conservado en la iglesia parroquial de Peracense, parece que mientras la emita estuvo en pie era costumbre entre los vecinos de Peracense acudir todos los sábados de mayo e ir en rogativa durante los tres días anteriores de a la fiesta de la Ascensión.

El topónimo Villeta parece hacer referencia a un asentamiento cristiano de pequeño tamaño que quizás se apostaría sobre un pequeño poblado musulmán; en el área del castillo se han encontrado restos iberos, musulmanes y cristianos.

Si fuera cierto que Villeta se trasladó desde los pies del castillo a otra zona más alejada, tal vez por motivos de seguridad, pasando en ese momento a llamarse Peracense, lo lógico sería pensar que Villeta estaría despoblada en el momento en que en la documentación comienza a aparecer esta nueva localidad. Una de las primeras referencias documentales a Peracense la encontramos en el Cartulario de Aliaga en 1220, donde aparece nombrado como un límite geográfico; sin embargo es difícil de discernir si en la documentación el topónimo Peracense se refieren al pueblo o solamente al castillo. Pero lo que si es seguro es que en 1312 la Comunidad de Aldeas de Daroca compraba las aldeas de Peracense y Almohaja , a Juan Jiménez de Urrea, con lo que al menos desde esa fecha Villeta ya no existiría.

Bibliografía

  • Rubio Martín, M. (2012): Despoblados y pardinas medievales en la comarca del Jiloca. Inédito.