Biblioteca

De Xilocapedia
(Redirigido desde «Bibliotecas»)
Saltar a: navegación, buscar
Lote fundacional de libros de la Biblioteca de Santa Eulalia, 1933

La biblioteca, desde un punta de vista estrictamente etimológico, es el lugar donde se guardan los libros. En la actualidad esta concepción está superada, pues por Biblioteca nos referimos tanto a las colecciones bibliográficas como al edificio que las alberga y las instituciones que las crean y las ponen al servicio de los usuarios.

Historia de las Bibliotecas del valle del Jiloca

Las primeras bibliotecas públicas del valle del Jiloca aparecieron durante la Segunda República. El Gobierno ordenó en 1932 a todos los Ayuntamientos que fundaran bibliotecas, aportando el estado el primer lote fundacional de libros. Incluso se recomendó que los maestros colaboraran en estas fundaciones, organizando los libros o planteando cursos y conferencias. Juan Vicens, nombrado por el gobierno inspector de las nuevas bibliotecas públicas municipales, recorrió el valle del Jiloca destancando el buen funcionamiento en el año 1934 de las bibliotecas de Villarquemado, Santa Eulalia del Campo, Odón y Calamocha.

En el caso de Teruel, la intervención de Vicente Iranzo, gobernador de la provincia, fue fundamental. Aun así, muchos pueblos no tuvieron ningún interés. Los ayuntamientos más grandes optaron por cumplir la orden, pero sin dotar a las nuevas Bibliotecas de medios para subsistir. Se limitaron a acondicionar una habitación, normalmente en la misma Casa Consistorial, donde guardar unos cuantos libros.

Tras la Guerra Civil la situación se complicó. Algunas de las Bibliotecas abiertas en tiempo de la República quedaron abandonadas y fueron pocos los Concejos que apostaron por abrir otras nuevas. La excepción la constituye Monreal del Campo, que fundó con la ayuda de Miguel Artigas una pequeña pero acogedora biblioteca.

En los demás pueblos deberemos esperar a la llegada de la Democracia. Las primeras leyes que regulaban las funciones de los Ayuntamientos establecieron la obligatoriedad de mantener una biblioteca pública en aquellas localidades de más de 5.000 habitantes, pero en nuestro valle ninguna localidad supera esa población. Los municipios no tienen ninguna obligación de mantener una Biblioteca, pero poco a poco, han sido unos cuantos los que se han dado cuenta de la necesidad de ofrecer este servicio.

Red de Bibliotecas Públicas de Aragón

A partir de 1980, una vez consolidada la democracia en España, fueron muchos los municipios que decidieron abrir una Biblioteca Pública para sus vecinos. Posteriormente, cuando Aragón reciba las competencias de Cultura, se creó la Red de Bibliotecas de Aragón, de la que forman parte las siguientes Bibliotecas:

Centros de Documentación

Además de las bibliotecas públicas, existen unos cuantos Centros de Documentación, a nivel institucional, o incluso bibliófilos, a nivel particular y personal, que han formado interesantes Bibliotecas especializadas, con libros y fondos antiguos y modernos que hacen referencia al valle del Jiloca y a sus diferentes municipios.

A nivel de bibliofilos y bibliotecarios, podemos destacar a los siguientes:

Biblioteca electrónica

En el año 2008 se planteó la creación de una Biblioteca electrónica del Xiloca que permita la consulta a través de la red. Esta Biblioteca, accesible desde la Xilocapedia, puede ser ampliada poco a poco por todas aquellas personas que tengan fondos sobre el valle del Jiloca o de aquellos autores naturales de estas tierras. Se contó con la ayuda de bibliofilos como J.M. de Jaime y la colaboración de la Biblioteca Nacional de España.

Bibliografía

  • Calvo, B. y Salaberría, R. (2009): "Juan Vicéns, inspector de Bibliotecas Públicas Municipales (1933-1936)", en Educación y Biblioteca, nº 169, pág. 37-134.