Fábrica de luz

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Fábrica de papel y salto de agua
Eléctrica Moderna de El Poyo
Molino y fábrica de luz de Velilla de Jiloca
Archivo:Fábrica de harinas de Barrachina.jpg
Central hidroeléctrica y fábrica de harina de Barrachina

A partir del invento de la dínamo en 1867 y de la construcción en 1881 de la primera ilumnación eléctrica de España, empiezan a aparecer pequeñas centrales elécticas o "fábricas de luz" por todo Aragón, incluyendo el valle del Jiloca. Al moverse con energía hidráulica forma parte de los elementos propios de la arquitectura del agua.

La transformación fue muy importante, ya que la energía eléctrica permitió la individualización de la máquina industrial como tal y su difusión fuera de los cauces de los ríos, liberando a la industria de su dependencia fluvial.

Muchas de las antiguas fábricas que habían tenido su importancia dentro del tejido protoindustrial del valle del Jiloca, sobre todo los molinos harineros, ven como, lentamente, van perdiendo rentabilidad, pasando en muchos casos a la reconversión de sus saltos de agua para mover turbinas y producir electricidad, que fue vendida a las nuevas fábricas industriales o al abastecimiento de las viviendas particulares.

Esta reconversión de los saltos de agua se produjo sobre todo durante la primera mitad del siglo XX, ya que, con posterioridad, se ve que este sinfín de pequeñas centrales eléctricas tampoco eran rentables, desapareciendo hacia 1970 con la implantación a lo largo del territorio de las redes de Alta Tensión.

Fábricas de luz en el valle del Jiloca

Fueron muy pocas las centrales construidas integramente nuevas, pues su coste no estaba al alcance de los empresarios locales:


Más numerosas fueron aquellas que aprovecharon saltos de agua anteriores:


Y sobre todo, antiguos molinos harineros, compartiendo a menudo los usos:

Bibliografía

  • Germán Zubero, Luis (2007): "Agua y electricidad : aprovechamientos hidroeléctricos en Aragón durante el siglo XX", Aquaria : agua, territorio y paisaje en Aragón, Zaragoza, Gobierno de Aragón, pág. 311-323