Iglesia parroquial de Villafranca del Campo

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Vista general
Plano del templo

La Iglesia Parroquial de Villafranca del Campo es una construcción en mampostería y cantería, con tres naves de cinco tramos. La central se cubre con bóvedas de arista y las laterales con bóvedas de medio cañón con lunetos. Los brazos del crucero también se cubren de esta forma. En él destaca la cúpula sobre pechinas, que al exterior se manifiesta mediante un cimborrio octogonal de ladrillo decorado. La cabecera, semicircular, aloja el coro y el órgano. El acceso a la Iglesia se realiza bajo la torre, a través de un arco apuntado. Por la documentación se sabe que ya en 1711 se nombra administradores de la fábrica, lo que indica el deseo de hacer nuevo el templo en el mismo solar que ocupaba la Iglesia anterior. Sin embargo, parece que las obras no habían comenzado aún. La siguiente noticia es de 1718 cuando consta un donativo para las obras que, previsiblemente, ya habrían comenzado. Se terminaron, en lo principal, en 1733, cuando se bendijo el nuevo templo. La traslación fue al año siguiente.

Con total certeza no sabemos quién fue el Maestro de Obras que dirigió la construcción. Posiblemente lo hiciera Mateo Colás, quien confirma a cuatro hijos en abril de 1728. Por entonces dirigía las obras de la Iglesia de Torrijo del Campo.

Elementos destacables

  • En el interior se aprecia una estudiada ordenación del presbiterio, ya que se ha adelantado el retablo mayor hasta el crucero donde recibe directamente la luz cenital desde la cúpula y deja un espacio tras él a modo de girola, donde se situó el coro. Este retablo, como los restantes, es del XVIII y en ellos se aprecia la evolución desde el barroco final al neoclasicismo. De la iglesia anterior se conserva el apreciable retablo de finales del XVI dedicado a la Virgen del Rosario, cuya imagen principal quizás pueda adjudicarse al escultor darocense Miguel Sanz.
  • El templo guarda también una excelente y variadísima colección de orfebrería compuesta por una crismera bajo-renacentista del siglo XVI, un incensario y una naveta barrocos del XVII, una custodia y un cáliz barrocos de la primera mitad del XVIII, y varios relicarios de estilo rococó, de la segunda mitad del siglo XVIII.
  • El órgano fue construído por Francisco Turull en el año 1734.

Bibliografía

BENITO MARTIN, Félix (1991): Inventario arquitectónico. Teruel. Zaragoza, Diputación General de Aragón.