Paramera de Blancas

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
Vista de la paramera
Vista de la paramera

Se trata de un amplio páramo situado entre 1.000-1.100 m. de altitud, al sur de la Cuenca de Gallocanta, entre las localidades de Odón, Blancas y Torralba de los Sisones, con predominio de calizas cretácicas, lo que origina suelos pobres y pedregosos. Es uno de los espacios naturales más interesantes del valle del Jiloca, incluido en la Red Natura 2000 como ZEPA.

Superficie

ZEPA de Blancas

El espacio protegido se extiende por los municipios de Odón y Blancas, en una amplia superficie de erosión, alcanzando las 4.033 Has.

Breve descripción

Balsa la Rubializa de Blancas
Parameras cultivadas
La sabina de Blancas, en medio del páramo

La paramera tiene una débil pendiente hacia la cuenca de Gallocanta, donde se dirigen sus aguas. La peniplanicie se encuentra muy degradada por procesos kársticos actuales. Las calizas poseen una permeabilidad muy alta, por fisuración, por lo que apenas se desarrolla la red erosiva superficial. Por el contrario, sí existe la subterránea, cuyo flujo alimenta a los cuaternarios del Jiloca: a los Ojos de Monreal y Caminreal, por la parte sudoriental. Por la parte septentrional alimentan al acuífero de Bello y a la laguna de Gallocanta.

Numerosas ramblas y barrancos se pierden en la paramera, en donde encontramos pequeños campos de cultivo, abejares y algunas parideras y masías. Sobre alguna de estas ramblas, las de mayor entidad o en sus inmediaciones, se asientan los núcleos de Odón y Blancas, casos de la rambla de los Pozuelos o vallejo del Regajo, respectivamente. Estos cursos, aún siendo discontinuos la mayor parte del año, proveen de agua suficiente a la población e incluso permiten la existencia de pequeños huertos en las afueras. Algunas balsas recogen también el agua superficial para los ganados.

Valores básicos

Es un buen ejemplo de las parameras ibéricas. Predominan los terrenos incultos en relieves planos cubiertos por matorral de toyago y tomillar. Gran vocación ganadera, con uso para pastos de ganado ovino extensivo, que se guardaban antiguamente en las numerosas parideras existentes. En determinados lugares encontramos refugios de pastores para resguardarse de las inclemencias del tiempo. La zona tiene una gran importancia para la Alondra de Dupont, con una de las poblaciones más importantes de España. Otras especies esteparias de interés presentes son los sisones, avutardas, aguilucho cenizo, ortega, bisbita campestre, terrera común y chova piquirroja.

Otras páginas web

Bibliografía

  • Benedicto Gimeno, E.; Jaime Lorén, C. y Sáenz Guallar, F.J. (2005): Valle del Jiloca. Guía de monumentos, paisajes, fiestas y servicios turísticos. Teruel, Instituto de Estudios Turolenses, p. 109-111
  • Espacios naturales de la comarca del Jiloca: La paramera de Blancas. Recurso electrónico elaborado por los alumnos del IES Valle del Jiloca.
  • Herrero Loma, Fernando (2007): Jiloca. Zaragoza, Gobierno de Aragón, p. 46.
  • Jaime Lorén, Chabier (1993): Por la laguna de Gallocanta y Sierras del Jiloca. Zaragoza, Prames, p. 95-106.