Odón

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
DATOS GENERALES
Comarca: Jiloca
Ayuntamiento:
CP:
Altitud: msnm
Extensión: km²
Población:
Gentilicio:
Odon.jpg
"Pequeño es en verdad nuestro pueblo, y de bien pequeña importancia por cualquier lado que se mire. Arrinconado contra los mojones de Castilla, ni su población es grande, ni ríos lo fecundan, ni grandes vegas ni arboledas lo rodean... sin otra cosa que sus grandes llanuras donde se cría en abundancia el precioso cereal y el codiciado azafrán". Así describe a su tierra natal el capellán castrense José Ramón Almazán y Jorcano en una de las obras que escribió sobre Odón allá por el año 1921.

El pueblo de Odón esta situado en el Campo de Bello a 1090 metros de altura,, en plena Cordillera Ibérica, en la sierra de Santa Cruz, a unos 10 km. al sur de la Laguna de Gallocanta y lindante con la castellana provincia de Guadalajara. Dista 75 km. de Teruel por Blancas y se sitúa a 28 km. de Calamocha, cabecera de la comarca a la que pertenece como localidad mancomunada. Es la localidad turolense más suroccidental de la provincia, confundiéndose su paisaje con las tierras castellanas que, como núcleo fronterizo de Aragón, han marcado profundamente su historia.

Su término municipal posee un total de 7.417 hectáreas, de las cuales unas 2.000 has. se identifican con una masa forestal en la que predomina la madera de carrasca. Carece completamente de zonas de regadío, siendo el secano de cereal (trigo y cebada) su casi exclusiva fuente de ingresos. El ganado ovino y porcino ha proliferado en los últimos tiempos, apareciendo un gran número de granjas que complementan las economías familiares. Al igual que sucede en el resto de la comarca, el cultivo del azafrán ha desaparecido.


Medio ambiente

Está situado sobre la extensa paramera que se extiende al noreste de las sierras de Caldereros y Menera, sirviendo de margen a la depresión de Gallocanta. Corresponde a los restos de una superficie de erosión antigua que nivela las calizas y dolomías cretácicas y parcialmente recubierta de formaciones detríticas terciarias. El drenaje de la zona aparece dirigido por la rambla de la Hoz de los Pozuelos, que vierte directamente hacia la laguna de Gallocanta.

Hay que destacar la existencia de numerosas depresiones de origen kárstico sobre una superficie detrítica al oeste de Odón, generadas a partir de la subsidencia tras la disolución de las calizas infrayacentes, modelándose las denominadas “dolinas aluviales”, con forma de cubeta. Alcanzan algunas de ellas hasta 700 m de diámetro y presentan el fondo encharcado en algunos momentos del año (por ejemplo, la laguna del Mojón).

Demografía

Variación demográfica del municipio entre 1990 y 2004
Año 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1981 1991 2001 2004
Habitantes 834 846 872 907 874 866 693 374 325 303

En el último censo efectuado en 1996 se registraron 288 habitantes, muy distantes de los 874 vecinos que iniciaron el siglo, o los casi 900 que vivían mediada la centuria. Tiene escuela unitaria a la que asisten 14 niños que son atendidos por un profesor. Están agrupados a un atípico CRA escolar junto a localidades tan distantes como El Poyo del Cid o Barrachina. La juventud es escasa. En el año 1997 tan solo hay prevista la incorporación a filas de un mozo.

No todo el mundo vivía en el pueblo. Además de la propia localidad, la población residía en masadas y caseríos cercanos. En los censos de los años 1860, 1887 aparecen los siguientes asentamientos humanos dispersos: la Tejería y la Virgen de la Cuesta, con su casa del ermitaño.

Otros asentamientos humanos dispersos son:

Historia

La historia del pueblo de Odón es una gran desconocida. Hay restos arqueológicos en la zona de El Castillejo, en un pequeño monte. El yacimiento del Pozo de Montalbán está más estudiado, habiéndose encontrado materiales ibéricos. En ambos casos, los restos más antiguos se encuentran mezclados con materiales de época medieval.

Su primer registro documental procede del año 1199. El archivero diocesano Agustín Gil (natural de Odón) nos comentaba como aparecía reseñada con el nombre de "Cortona" o "Curtona". En el año 1205, en otros documentos, ya era conocida con el actual nombre de Odón. Durante el primer tercio del s. XII, por su estratégica situación y su proximidad a la localidad de Layunta, pudo albergar a la Orden Templaria.

Del año 1333 se conserva un documento por el que se concede autorización para la construcción de molinos, y por otra orden real fechada cinco años más tarde se destina la mitad de las primicias para la reparación de la muralla y la construcción de 4 ó 5 torres para su defensa en un montículo en el que actualmente se encuentra la ermita de la Virgen de la Cuesta.

En las guerras con Castilla, entre 1296 y 1450, el pueblo de Odón fue arrasado varias veces, obligando a sus pocos vecinos a emigrar a tierras más tranquilas. El censo de 1373 solo registraba 8 vecinos, para pasar en 1414 a tener 35 vecinos. Hacia el año 1450 sufrió un nuevo saqueo, quemándose la iglesia y parte de sus casas. Quedó el pueblo abandonado hasta que en 1495 comienza a recuperar a sus moradores.

Durante el siglo XIX el pueblo de Odón estuvo marcado nuevamente por la adversidad, sufriendo a lo largo de la centuria tres grandes epidemias de cólera que diezmaron a la población. También tuvieron episodios ilusionantes. A finales de siglo, concretamente en el año 1886, tomó rumor el proyecto de construcción de un ferrocarril que, procediendo de Madrid a través de Molina, pasaría por Odón en su camino a Zaragoza y Barcelona. El proyecto no cuajó, limitando el crecimiento económico y social de esta bonita localidad.

Patrimonio arquitectónico

Las edificaciones religiosas más importantes son la Iglesia de San Bartolomé, de estilo gótico-renacentista, construida a finales del s. XVI, y la ermita de la Virgen de las Mercedes o de la Cuesta, pertenece al siglo XVIII.

Como arquitectura popular destacar una fuente y un lavadero que se sigue utilizando, a pesar de su precaria situación. Ambos se alimentan con el agua potable sobrante de la red general. Ha desaparecido la popular "fuente del Lirio", posiblemente la que rememora Madoz en su descripción de Odón, por su "cristalina agua". Otros elementos interesantes son la nevera, el pozo de Montalbán y el aljibe de la Cerrada Redonda.

Dadas las peculiares características de entorno, con una gran abundancia de arcillas y leña, existían varios hornos o "tejerías" en la partida conocida con el mismo nombre, unas instalaciones que han estado funcionando hasta mediados del presente siglo. Los odonenses se han caracterizado también por ser buenos carpinteros. Estas peculiaridades quedarán reflejadas en todas las edificaciones populares.

Ha pesar de no haber existido una especial consideración hacia sus casas solariegas, aún se ven por sus calles escudos y fachadas nobles. Entre las mejor conservadas destaca la Casa Grande y la mejor cuidada Casa de los Fuertes, palacete renacentista del s. XVII con un interesante mobiliario interior. La casa de los Ibáñez, el Hospital (reconstruido en 1771), del Temple, o la de las primicias son otros ejemplos interesantes de construcción civil.

Existen también tres peirones: el de la Virgen del Pilar, el de San Antón y el de Carravilla. Este último fue derruido por una tormenta hace treinta años, y fue reconstruido en 1985 por cuatro padres escolapios y un albañil del pueblo, decorándolo con cuatro imágenes religiosas: La Virgen, San José de Calasanz, San Isidro y San Cristóbal, una en cada cara.

Respecto a la medida del tiempo, se pueden ver dos relojes de sol


<googlemap version="0.9" lat="40.886005" lon="-1.567612" height="475">http://www.xiloca.com/data/Bases%20datos/Mapas/odon.KMZ</googlemap>

Descargar cartografía en KMZ

Existe un inventario de patrimonio inmueble más amplio elaborado por el Centro de Estudios del Jiloca en el año 2006, que se puede consultar directamente online o solicitando un Dvd a la Comarca del Jiloca.

Ayuntamiento y Municipio. La administración local

El municipio tuvo su origen en la Reconquista, apareciendo citado por primera vez en el año 1205. Incorporada a la Comunidad de Aldeas de Daroca, sexma de Gallocanta, hasta el siglo XIX. En 1834 es integrado como ayuntamiento en el Partido judicial de Calamocha y en la provincia de Teruel. En el año 2003 se incorporó a la comarca del Jiloca.

Los fondos documentales del Ayuntamiento se han custodiado siempre en el Archivo Municipal de Odón.

Lista de alcaldes de la localidad
Periodo Nombre del alcalde Partido político
1979–1983
1983–1987
1987–1991
1991–1995
1995–1999
1999–2003
2003–2007
2007–2011
2011–2015 Jesús Teodoro Domingo Mercadal PP


Además del Ayuntamiento, podemos destacar otras instituciones públicas:

El Asociacionismo. La religión y la sociedad civil

Como sucede en el mundo rural y, especialmente, en los pequeños pueblos, la mayor parte de las agrupaciones de vecinos tienen un carácter religioso: Hermandades, cofradías, etc. La asociación religiosa principal es Parroquia de San Bartolomé Apóstol, que agrupa a todos los fieles de la localidad. Sin embargo, a lo largo de la historia se podrían destacar otras:

Las Asociaciones Culturales han aparecido con el mismo ímpetu con el que han desaparecido. Se pueden destacar las siguientes:

Linajes y personajes

Por los escudos existentes en algunas de las casas solariegas que se conservan, sabemos que Odón fue lugar de residencia a partir del s. XV de una de las ramas de la familia de los Mateo de Gilbert, los Fernández de Felices, que construyeron en la centuria del seiscientos la Casa Grande. Era una familia de notables que emparentaron con nobles de Blancas y Molina, llegando a tener una gran influencia económica y política en su época.

La característica predominante de los vecinos de Odón es su alto sentimiento religioso, dando a la historia un gran número de hijos vinculados a diversas órdenes religiosas, unos personajes en general poco conocidos y que sin duda están pendientes de posteriores investigaciones. Entre otros destacan los siguientes:

  • Fray Domingo Bruna fue un importante miembro de la orden dominica que vivió en el siglo XVIII.
  • Fray Miguel del Val, también dominico, marchó de misiones en el siglo XIX.
  • Fray Sebastián Ramírez regía en el año 1637 el monasterio de P.P. Jerónimos de Santa Engracia de Zaragoza.
  • Mosen Alejo Lis fue un dirigente carlista, natural del Bajo Aragón, que ejerció de párroco durante muchos años en Odón, lugar donde murió en 1889.
  • José Ramón Almazán y Jorcano nació en Odón el 31 de agosto de 1882, ejerciendo el sacerdocio castrense y escribiendo varias obras poéticas y publicaciones religiosas, entre otras la Historia de la Virgen de las Mercedes de Odón y su Novenario.
  • Debemos destacar por su piedad a Joaquín Ibáñez García. Este hombre ocupó la secretaría de la embajada de Nápoles, obteniendo a su regreso obtuvo la dignidad de Chantre de la catedral de Teruel. Al fallecer dejo en testamento la dotación de una capellanía en la ermita de la Virgen de la Cuesta para la fundación de las escuelas de Odón, hecho que se llevo a cabo en 1795.
  • Mención aparte merece el arquitecto Marcos Ibánez (Odón 1 de septiembre de 1738 - Xalapa(Méjico) 28 de agosto de 1784), sin duda la personalidad más destacada de Odón que ha merecido diversos estudios monográficos, entre ellos el que publicó el catedrático de historia del arte D. Santiago Sebastián en el número 6 de la revista Xiloca, a donde remitimos a nuestros lectores para conocer su figura. Destacar solamente su papel en la reconstrucción de Guatemala y el diseño de su catedral en 1781.

Entre los hijos contemporáneos destacar al archivero diocesano Agustín Gil, verdadero erudito y conocedor como nadie de la historia de Odón, a nuestro socio y amigo Damián Bello, o a los padres escolapios Manuel Moreno y Vicente del Val. Alfonso Zapater, al describir Odón en su obra "Aragón pueblo a pueblo" destaca como naturales de dicha localidad a Sor Amelia Jorcano, vicaria general de las Hnas de la Caridad de Santa Ana, o la abadesa de las Clarisas de Epila.

No debemos olvidar a Alberto Fuertes Valenzuela, senador por la provincia de Teruel en las primeras elecciones democráticas celebradas en 1977, que trabajó al servicio de su pueblo y de la comarca, facilitando la concesión del Instituto de Bachillerato de Calamocha.

Fiestas, tradiciones y costumbres

  • La cofradía de la Santísima Sangre de Cristo es la responsable de la organización de la Semana Santa en la localidad. Visten túnica morada con cordón amarillo y sus procesiones y otros cultos, aunque carecen de toda espectacularidad, están llenos de un profundo sentimiento religioso. Es una cofradía de gran antigüedad que tuvo su máximo esplendor en los siglos XVII y XVIII, manteniendo una estrecha vinculación con el convento de P.P. Franciscanos de Calamocha.
  • Hasta hace muy pocos años se celebraban hogueras para San Antón. Se han perdido muchas tradiciones como la romería que se efectuaba a la Virgen de la Hoz en Molina de Aragón, con el famoso Dance de Odón, o los divertidos carnavales. La emigración y el excesivo rigor religioso que se vivió en la posguerra fueron la puntilla a muchos usos tradicionales.

Prevalecen algunas leyendas de carácter religioso, consideradas por los lugareños como hechos sobrenaturales, tales como el milagro de Odón, que pudo dar origen al dance en la Virgen de la Hoz, o las nueve circunstancias milagrosas de la Virgen de la Cuesta. De tema profano se recuerda la leyenda "la piedra gorda", en la que a una mujer de mal comportamiento, en castigo por sus actos, se le ató al pelo una piedra redonda de gran peso, dejándola abandonada en un peirón de las afueras del pueblo. Su sincero arrepentimiento y su firme voluntad de permanecer en Odón hizo que esta mujer arrastrara con el moño la pesada piedra hasta el centro del pueblo, para ser perdonada por sus convecinos. Se dice que aun existe la piedra, aunque cubierta por el firme de una de las calles.

En lo que respecta a la música popular, según aparece recogido en el Archivo de música popular de ADRI, Odón contó con banda de música propia desde los tiempos a los que alcanza la memoria, utilizada especialmente para acompañar al dance. Esta banda desapareción en 1936 con la muerte de Lamberto Sanz y el inicio de la Guerra Civil.

En el periodo de posguerra surgieron aún varios músicos en Odón, entre los que ha sobresalido Lázaro Hernández, intérprete de saxofón y clarinete, quien nos ha transmitido estas informaciones y distintas piezas del repertorio musical del pueblo, como el Vals de Odón y una serie de introducciones de jota.

Los milagros del novenario

En una pequeña publicación escrita por el capellán castrense José R. Almazán Jorcano en el año 1922, se recogen una serie de oraciones, cánticos y gozos religiosos, así como la descripción de nueve hechos ocurridos y achacados a la acción milagrosa de la Virgen de las Mercedes de Odón.


Se citan numerosos hechos extraordinarios como el segador de Pozuel que se rompió el brazo, el labrador de Campillo con la pierna llagada, o el vecino de Odón que llevaba 18 años tullido, todos ellos desahuciados clínicamente, que al implorar a la Virgen consiguieron sanar.


También el efecto benéfico ante el mal del espíritu campea en otra de las leyendas relativa a una pobre mujer de Torrijo del Campo que estaba poseída, y que al llevarla a la ermita lograron que el diablo abandonara su cuerpo, recuperando el oído y el habla de que carecía.


En otros milagros se aprecia la protección del término municipal. En épocas de grandes sequías o de graves riesgos de pedregadas se solía sacar a la imagen en procesión, con buenos resultados generalmente. Lo mismo sucedía ante las epidemias de cólera de la pasada centuria.


Por último, el hecho que está más en el recuerdo, al conservarse un pintura en la ermita obsequio de la familia, en la que se reproduce un accidente con la siguiente leyenda: "El día de la Cruz de Mayo, llevando una carretada de yeso a la ermita de Ntra. Sra. de la Cuesta, le cogió la rueda a una hija de Francisco Torrijo y de Isabel del Val. A no ser milagro de la Virgen hubiera quedado muerta, el año 1780".



Enlaces externos


Bibliografía