Economía

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar

La economía es una ciencia social que estudia los procesos de producción, intercambio, distribución y consumo de bienes y servicios. También analiza las relaciones humanas que se establecen a causa de estos procesos. En el valle del Jiloca los sectores más productivos han sido la agricultura y la ganadería, como en la mayor parte del mundo rural español, aunque también podemos destacar cierta actividad minera vinculada al cobre y hierro y, a partir del siglo XX, una incipiente industria relacionada con la transformación de los productos agrícolas y ganaderos.

En las cabeceras comarcales (Cella, Santa Eulalia, Monreal del Campo, Calamocha y Daroca) encontramos también numerosas actividades terciarias o de servicios.

La agricultura

Campo de rosa en Pozuel del Campo

La agricultura ha sido la actividad económica más importante en el valle del Jiloca, tanto por la población activa ocupada, como por la riqueza que genera. En la mayor parte del valle predominan los cultivos de secano dedicados al cereal. Solo las terrazas fluviales del Jiloca y Pancrudo, una mínima parte del valle, se explota en regadío, de forma eventual, con limitaciones de agua durante los veranos.

Hay que tener en cuenta que se trata de un área en las que las temperaturas son bajas, lo que ha favorecido el cultivo de extensas superficies cerealísticas, que se acomodan bien a las potencialidades que ofrece en conjunto el medio físico y en concreto la climatología del área, con periodo libre de heladas corto. Por este motivo los cultivos leñosos están menos representados, aunque tienen más importancia en los municipios situados junto al río Jiloca.

Los cultivos más representativos a lo largo de la historia han sido los siguientes:

A estos cultivos hay que añadir la existencia de pequeños huertos en donde las familias obtenían hortalizas y verduras. Estos huertos podían regarse con pequeñas acequias o, en los pueblos de la sierra, con pozos.

La ganadería

La ganadería ha estado ligada a la existencia de numerosas zonas no aptas para el cultivo, sobre todo los piedemontes, muy adecuados para las explotaciones de ovino extensivas. En las últimas décadas del siglo XX se ha extendido, sobre todo en el eje del Jiloca, la ganadería intensiva, especialmente porcino.

Minería

Extracción de alabastro en Fuentes de Jiloca

Las actividades extractivas e industriales relacionadas con la minería han sido constantes a lo largo de los siglos, centradas sobre todo en los dos minerales más abundantes en la comarca del Jiloca, el cobre y, sobre todo, el hierro. Ambos fueron explotados desde épocas muy antiguas, aunque han seguido a lo largo de la historia evoluciones muy diferentes.

La actividad minera más importante se localizaba en el criadero de hierro de Sierra Menera, uno de los más importantes de España. Durante el siglo XX fue explotado industrialmente, generando muchos puestos de trabajo. La Compañía Minera de Sierra Menera abrió un expediente de crisis en 1986. En septiembre de 1987 se disolvió la Sociedad, procediendo al cierre de las minas y al abandono de las instalaciones.

Otros minerales que también han sido explotados en el valle del Jiloca son el plomo, el yeso, el alabastro, la cal y la sal. Estos productos permitieron la aparición de numerosas fábricas de construcción.

Actualmente, toda la actividad minera, muy importante en el pasado, ha desaparecido de nuestro valle. Solo se mantienen la actividad ligada al alabastro, con la empresa Jiloca Stone ubicada en Fuentes de Jiloca.

Aprovechamiento forestal

Los recursos forestales han sido siempre explotados por los municipios mediante los planes de aprovechamiento forestal. Se trataba, en su mayoría, de partidas donde predominaba la vegetación arbórea y arbustiva como la carrasca (Quercus ilex) y los sabinares pero que podían ser aprovechados, después de un proceso de roturación, para su cultivo y para la producción de cereales. Su repercusión social ha sido muy limitada, excepto en el caso de las leñas, pues su aprovechamiento fue fundamental para la calefacción de los hogares en aquellos inviernos que eran muy crudos. Los vecinos tenían derecho a poder cortar una determinada cantidad de ramaje para el consumo propio.

La industria

Pastas Romero en Daroca

La industria de la comarca se caracteriza por tener su base en las materias primas locales, a excepción de dos de las grandes empresas de la zona : Pyrsa y Pegufrom. La integración de actividades del sector primario con el industrial conformando una agroindustria se concentra en la cuenca del Jiloca, que está actuando de motor y de catalizador en la localización de nuevas industrias y en donde la mano de obra industrial es muy superior a la agrícola.

Las industrias alimentarias y, en especial el subsector de las cárnicas especializadas en el porcino, constituyen un elemento de elevado potencial de desarrollo que genera mayor empleo y aportan una parte substancial de la renta comarcal. Las industrias agroalimentarias de la zona tienen una presencia mayoritaria de alguno de los productos que hemos destacado anteriormente al hablar de la agricultura y ganadería: cereales, vinos, frutas y sector porcino.

El sector de cereales es la base fundamental de la agricultura de esta zona. El almacenamiento de este producto se realiza fundamentalmente en las cooperativas de primer grado. La comercialización se reparte entre las cooperativas de segundo grado y la iniciativa privada, en la que destaca Pastas Alimenticias Romero, S.A., que por su alta producción incluso ha de abastecerse fuera del área. Las alcoholeras fueron una actividad con mucho arragiog, desplazadas actualmente por las bodegas vitivinícolas, controladas por las cooperativas. El sector cárnico se localiza preferentemente en la zona del valle del Jiloca y sobre todo en los municipios de mayor peso, como Daroca, Calamocha, Caminreal y Monreal del Campo. Asimismo es importante considerar los secaderos de jamones, sobre todo en la provincia de Teruel, acogidos a la Denominación de Origen "Jamón de Teruel" y, sobre todo, la empresa Jamcal Alimentación, S.A..

Respecto a la instalación de empresas foráneas, los transformados metálicos y la empresa PYRSA de Monreal del Campo ha supuesto un revulsivo en la economía de la zona, sobre todo absorbiendo muchos trabajadores de las antiguas minas de Sierra Menera. También hay que destacar a Peguform en Fuentes Claras. Hace algunos años se instalaron en Loscos algunas empresas auxiliares de la Opel, pero apenas tuvieron repercusión social. El riesgo de estas empresas radica en que no están integradas económica y socialmente en el valle y cualquier cambio de coyuntura puede suponer su cierre.

La construcción es el tercer subsector en importancia, con una implantación generalizada en el 70% de los municipios, que se encuentra muy atomizado con pequeñas empresas de autónomos y con unos cuantos empleos indirectos o inducidos. La excepción la tenemos en Calamocha con tres grandes empresas de fabricación de material de construcción y que puede suponer el tercer gran pilar para la organización de un tejido industrial con una base endógena. Destaca sobre todo por su antiguedad Francisco Hernández, S.L..

Los servicios

Expocalamocha

La mayor parte de los servicios se concentran en el corredor del Jiloca, siguiendo el eje marcado por las principales carreteras, y se dedican fundamentalmente a servicios de reparaciones, hospedaje, venta de productos agroalimentarios y hostelería.

En el sector terciario domina el comercio minorista, de carácter familiar. Cella, Monreal del Campo, Calamocha y Daroca son los núcleos urbanos más comerciales, donde se realizaban antiguamente las principales ferias. No obstante, se detectan carencias de productos básicos como electrónicos o de repuestos, que se concentran en las ciudades cercanas.

El sector turístico está poco desarrollado. Los servicios de alojamiento están más vinculados con la carretera que con el turismo. No obstante, en estos momentos se está poniendo en marcha una pequeña red de casas de turismo rural.

También se está haciendo un esfuerzo considerable en el desarrollo de una infraestructura cultural que pueda satisfacer los intereses de la población y del creciente número de turistas que recibe el Valle del Jiloca y su entorno.

Economístas

Los estudios sobre la economía y geografía económica del valle del Jiloca se han realizado habitualmente desde las Universidades. Algunos de estos estudios han sido realizados por profesores naturales del valle del Jiloca, como por ejemplo:

Otras páginas relacionadas

Bibliografía

  • Navarro Elola, Luis; Sánchez Martín, Luis (1992-96): ``Estudio socioeconómico de la comarca del Jiloca. Propuestas de desarrollo´´. Teruel, Teruel, 83-84 (II), pág. 7-200 [Texto completo]