Itinerario Zaragoza-Teruel (por el valle del Pancrudo)

De Xilocapedia
(Redirigido desde «Camino Real del Pancrudo»)
Saltar a: navegación, buscar

Se trata de un itinerario utilizado desde la antiguedad. Las primeras menciones a esta ruta provienen del tratado geográfico de Al-Edrisi quien, en el año 1154, describe la ruta entre Valencia y Zaragoza, pasando por Cutanda, que se puede hacer en nueve jornadas. También establece otras dos referencias:

  • De Valencia a Cutanda, tres jornadas
  • De Cutanda a Hisn-ar-Rayahin, castillo fuerte, bien poblado, dos jornadas.

Las ruta discurría por el valle del Alfambra y el Pancrudo (Pancrudo, Alpeñés, Torre los Negros, Barrachina, Cutanda y Navarrete del Río) hasta llegar a Lechago o Cuencabuena (si se partía directamente desde Cutanda a Cuencabuena) y enlazar con el Camino Real tradicional por el Campo de Romanos.

Joaquín Traggia, en el año 1792, lo citaba, con algunas variaciones, dentro de las antiguedades del reino, comentando que se intentó revitalizar en el siglo XVIII, pues facilitaba el comercio con Zaragoza y el partido de Alcañiz. La carretera antigua, según este autor, iba por Muel, Cariñena, Vistabella, Fombuena, Cutanda, Argente, Nuestra Señora del Castillo, Alfambra y Teruel, para entrar por el portal alto, conocido como la "puerta de Zaragoza".

El camino de Joaquín Traggia era más complicado y, posiblemente, se alejaría de la realidad, pues enlazaba Fombuena con Cutanda atravesando abruptas sierras y después lo desviaba por el interior del campo de Visiedo, alejándose del cauce del Pancrudo.

La ruta del Alfambra y Pancrudo se ha mantenido, con grandes oscilaciones, hasta el siglo XIX. En 1866 el Cuerpo del Estado Mayor del Ejército consideraba este itinerario como uno de los caminos mejores entre Zaragoza y Teruel, a pesar de encontrarse muy abandonado, siguiendo la ruta por Belchite y Segura, para enlazar posteriormente por Viver del Río Martín, Fuenferrada, Portalrubio, Pancrudo, Rillo, Perales y Alfambra.

Descripción del trazado

Atravesando el Campo de Visiedo por Perales y Rillo, una vez llegado al nacimiento del río Pancrudo, podemos seguir dos caminos: La ruta encajonada y con bastantes desniveles por el valle (TE-10), enlazando directamente Pancrudo, Alpeñés y Torre los Negros. O bien nos podemos alejar relativamente por las sierras y dar un rodeo, aunque mucho más llano, por la actual carretera A-1510 hasta Fuenferrada y Portalrubio, para descender desde allí a Torre los Negros.

Simboloenlace.png
Ambos caminos se juntan en el paraje conocido como el puente de San Miguel, cruce de este itinerario con la ruta Madrid-Tarragona.


A partir de este cruce, el itinerario por el valle del Pancrudo se vuelve más llano y cómodo, siguiendo por el marquen derecho del río, atravesando la localidad de Torre los Negros por la denominada Calle Real.

En Barrachina el itinerario se aleja del valle y penetra en la localidad por las denominadas calles Barrio Alto y Eras, para girar posteriormente en la intercesión de la A-1508. El urbanismo de la localidad recuerda perfectamente este antiguo camino. Aquí se dividen los itinerarios con dos rutas diferentes:

  • En la Edad Media el camino continuaba recto hacia Cutanda, que se configuraba como uno de los pueblos más grandes de todo el valle del Pancrudo, además de tener un castillo-fortaleza que servía de refugio y protección a los transeúntes. Este itinerario sigue siendo actualmente un camino de herradura. Desde Cutanda, siguiendo la cañada que corta las partidas montañosas de El Campillo y las Pozas, se sale a Cuencabuena. Esta ruta debió abandonarse en los siglos modernos, pues no encontramos referencias a su utilización.
  • Otra ruta, un poco más larga, seguía por el fondo del valle del Pancrudo, enlazando directamente Barrachina con Navarrete del Río y Lechago. Este fue el camino más utilizado.

Ya fuera uno u otro itinerario, en Cuencabuena o en Lechago, ambas rutas enlazaban con el Camino Real que asciende al Campo de Romanos.

Páginas relacionadas

Bibliografía

  • Gargallo Moya, Antonio; Sánchez Usón, María José (1984): ``Cuentas de un viaje en el siglo XIV: de Teruel a Zaragoza y Barcelona en 1366.´´. Teruel, Teruel, 71, pág. 47-136 [Texto completo]