Fonfría

De Xilocapedia
Saltar a: navegación, buscar
DATOS GENERALES
Comarca: Jiloca
Ayuntamiento:
CP:
Altitud: msnm
Extensión: km²
Población:
Gentilicio:
Fonfria.jpg
Pueblo de la provincia de Teruel, comarca del Jiloca. En la Edad Media y Moderna, hasta el siglo XIX, formó parte de la antigua Sexma de Barrachina, en la Comunidad de Aldeas de Daroca.

Se encuentra en las limítrofes y frías altas tierras turolenses, como baluarte de resistencia a la excesiva desertización en que esta inmersa esta subcomarca de la Serranía de Oriche, donde contrastan la belleza natural de sus paisajes, la extrema climatología que marca su altitud y el constante sentimiento como zona de histórico abandono oficial. A pesar de ello, sus nobles gentes aún confían en el futuro.

Se pide como primeras medidas necesarias para mejorar el presente, unos accesos adecuados que los acerquen a núcleos de poblaciones importantes; que se adopten acuerdos de protección sobre su agricultura de secano y que se tomen decisiones que fomenten ese gran valor ecológico y natural que disponen, con una adecuada política turística, que frene el sangrante abandono del lugar.

La sierra de Oriche, la Rocha, los pinares de Fonfría, su bosque de rebollos, los originales "Chevrons", las balsas de la Costanilla, la tranquilidad del nacimiento del Huerva..., todos ellos parajes naturales de gran belleza que posee esta entrañable tierra, muy queridos por los lugareños pero bastante desconocidos incluso para muchos de la propia Comarca del Jiloca a la que pertenece. Se reclama la atención a nivel nacional, regional, provincial y sobre todo comarcal que es necesaria para evitar efectos aún de mayor discriminación y como obligación solidaria con estos municipios para que sean tratados con interés especial por sus características de zona más desfavorecida.

Fonfría mantiene su fidelidad y devoción a la Virgen de la Silla, de la que a la sombra de su Santuario ha escrito gran parte de su historia. Desde ella existe un popular reclamo en Mayo y Agosto de numerosos hijos ausentes de toda la zona, logrando concentrar en esas fechas cerca de medio millar de familias que lo aprovechan para mantener su vinculación y revivir la añoranza que desde la lejanía se tiene con sus lugares de nacimiento.

Dos periódicas publicaciones subcomarcales recogen este sentimiento de supervivencia, en un intento de dar a conocer el pasado para recuperar un presente adecuado y buscar un futuro digno para la zona, desde el año 1988 el boletín informativo Losilla y desde 1993 la revista Cuadernos desde la Silla.

Una original iniciativa ha surgido recientemente en esta localidad, la de organizar por los aún jóvenes varones que viven en la zona, y ante la carencia de mujeres en edad casadera que garanticen el futuro, la convocatoria de un encuentro de solteros, que pueda facilitar un paso de asentamiento renovado.

Medio ambiente

Está situado en el curso alto del río Huerva, en la divisoria de aguas con el río Aguasvivas, en la ladera septentrional de Sierra Pelarda. El valle alcanza una gran amplitud aprovechando los materiales arenosos y arcillosos que componen este sector de la sierra. El margen norte del valle está ocupado por la Sierra de Oriche, alineación montañosa formada por calizas cretácicas y niveladas por la erosión en torno a los 1.300 m de altitud. Sus laderas corresponden al reverso de una morfología en cuesta, en la que resaltan algunos materiales más resistentes como chevrons, de forma triangular.

Desde Fonfría se observa un paisaje salpicado por encinas, sabinas, enebros y guillomos, en ocasiones de aspecto muy degradado, aunque en la Sierra de Oriche puede verse un enclave de encinas más denso. Su paisaje se enriquece en las estribaciones de Sierra Pelarda con un extenso bosque donde se mezclan quejigos y marojos. Por encima de éstos y extendiéndose por el sur de Sierra Pelarda se encuentra un amplio pinar de Pinus sylvestris y Pinus nigra, con ejemplares dispersos de robles melojos (Quercus pyrenaica).

Es como su nombre indica, lugar de numerosas balsas y fuentes, de las que en dos de éstas nace el río Huerva. Se han dado fuertes contrastes: mientras que en tiempos normales de lluvias y nevadas es lugar elegido por los helicópteros para cargar y repostar agua para apagar incendios, en otras épocas de sequía se les ha tenido que abastecer el agua de boca en camiones cisternas desde la Diputación Provincial de Teruel. En la actualidad existen secas varias de estas fuentes como las del Cuervo o la de Pitarque. Entre las que aún mantienen su fluidez están las del Cerrajón, Prao Larga, Fuente Mingo, Carramor,... y otras menores sin denominación propia.

Existen charcas naturales de agua dulce que sirven de abrevaderos para el ganado lanar, principal fuente económica en el lugar, como las de Retuerta y Navajos. Son importantes las dos charcas o balsas de la Costanilla, distantes entre ellas unos 20 metros y a unos 500 al sur del municipio. mportantes paisajes de tierras altas y frescas en las que junto a los indicados manantiales existen zonas erosionadas, pequeños barrancos y varios bosques, todo ello de gran interés por su geomorfología y la riqueza y diversidad de su flora y fauna. Desde el mirador de la torre de la Iglesia, en la ladera de La Rocha se divisan originales estratos inclinados del terreno, de formas triangulares llamados "Chevrons" y considerados de interés geológico. Destacable la panorámica que se divisa desde el puerto, con gran abundancia de pinos y de marojales en las umbrías. El pico más alto es el de La Retuerta con 1.492 m. siendo otra de sus alturas considerables la del Rebollar.

En su rica flora, junto a los pinares silvestres y el roble marojal, son destacables los bosques de acebo con una pequeña población de serbal "sorbus torminalis", especie muy escasa propia de zonas eurosiberianas, quejigos y los carrascales en La Rocha. Junto a la ladera, hacia el pinar, hay un bosque de rebollos donde se da una población única de narcisos "narcisuss eugenie". También es de interés especial la localización de la "saxifraga moncayenses" especie muy escasa y rara.

Son habituales de su fauna los buitres leonados, los alimoches, los chorlitos y las águilas reales así como por tierra los tejones, jabalíes, topos y ciervos.

Toponimia y medio natural

De origen latino el nombre de Fonfría ha sufrido varios cambios a través del tiempo, Fontis Frigida o Fuente Fría, Fonfrida en 1414, Fuenfria en 1495, Funfria hasta 1785 para a partir de esa fecha adoptar el actual de Fonfría. De gentilicio fonfriano, también se les conoce como "culeros" y "legañosos".

La composición urbana de esta pequeña población esta conformada alrededor de su Iglesia Parroquial, con una alineación irregular y no definida de sus calles de las que apenas cuenta con media docena, encuadradas en dos barrios, con denominaciones propias populares que recuerdan el nombre del barrio, Alta y Baja, o la de la existencia en ella de un elemento La Fuente, El Horno, La Plaza del Olmo y la del Camino Allueva por su orientación.

Con denominaciones propias las partidas de Valdetello, Vantorrocilla o la de Fuente Mingo, donde existía escoria, los numerosos barrancos todos ellos en la Rocha como los de la Sierpe, la Virgen, Comadre, Tío Gabriel, la Hoica, Cañamolino, Tío Luís, Cañamartín, Cañavalero, Cañalalosa, el Hornillo, el Mojón,... Es término señalizado dentro de las recomendaciones de las Rutas de Senderismo de Aragón, con caminos como el de Allueva a Pelarda (conocido como la Senda los Carboneros), Carraolalla, o los que llevan a Piedrahita y a Rudilla.

Otros topónimos locales son los Villares, los Collados -que marca la divisoria entre los nacimientos de los ríos Huerva y Aguas Vivas-, Molino de la Virgen, Cabezo la Torre, el Santo, la Moratilla, la Val, Río Lanar, Carramor, la Cantera, la Churleta, Campo Mara,..

Demografía

Variación demográfica del municipio entre 1990 y 2004
Año 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1981 1991 2001 2004
Habitantes - - - 209 184 179 126 80 45 36


Además de la propia localidad, la población residía en masadas y caseríos cercanos. En los censos de los años 1860, 1887 aparecen los siguientes asentamientos humanos dispersos: el molino de Martín, las tejerías, la ermita de la Virgen de la Silla y la casa del ermitaño.

Algunos datos de su historia

Posiblemente fue fundada como otras aldeas de la zona en el s. XII, a raíz de la derrota de los moros en la batalla de Cutanda y la posterior expulsión de estos de Huesa del Común. Ya en 1205 aparece documentada como Aldea de la Comunidad de Daroca. Sexma de Barrachina, en el documento de colaciones eclesiásticas efectuadas por el Obispo Raimundo de Castrocol, para el pago de diezmos y primicias de las que Fonfría debía hacerlas a la Iglesia de Santo Domingo de Daroca. En la partida de Lusilla, pardina desaparecida en 1350, y que fue agregada a este municipio y al de Bea, se han localizado yacimientos arqueológicos de esta época medieval.

Su historia local esta escasamente estudiada, en ella se especula que el rey Jaime I, conquistador a los árabes de tierras aragonesas y valencianas, estuvo por estos lugares dejando huella de su presencia. Fue tierra de realengo, aldea hasta 1711, lugar en 1785, perteneció a la sobrecullida, vereda, y corregimiento de Daroca, para finalmente tener Ayuntamiento propio en la reorganización administrativa efectuada en 1834. Dada su altitud fue segunda línea defensiva con punto estratégico de vigilancia en el Cabezo del Santo en las Guerras de los Pedros que mantuvieron castellanos y aragoneses. [foto 3]


En el libro del Maravedí de 1373 efectuado en la Comunidad de Aldeas de Daroca, se indica "siendo teniente de la aldea Juan Texedor y jurado honrado Pascual Sancho, se dan XIV maravedis –VII claros y VII dudosos-...". Posteriormente, en el fogaje de 1495, consta que "en Fonfría dentro de la sobrecullida de Daroca se registran 7 fuegos. Firman Mosen Simón de Segura y V. Bertholomeu Franco."


Existen localizados sobre Fonfría diversos documentos en el Archivo del Arzobispado de Zaragoza en los que cronológicamente se indica: De 1403 por el que "se reserva un beneficio de colación del Arzobispo de Zaragoza al rector de Fonfría Pedro Ximenez de Vera, presbítero de noble cuna.", Posteriormente con registro de 1411 se certifica que continuaba el mismo rector rigiendo Fonfría, "si bien ocupaba indebidamente la Parroquia de Blancas.". Otro documento del 23-VII-1480 consta que "Pedro Miguel, Vicario General del Arzobispado de Zaragoza, concede la Parroquia a Gaspar de Alboreda, porcionero de Santo Domingo de Daroca.". Con fecha del 26-VII-1504 y firmado por Miguel Sancho se hace constar "que los racioneros de la Iglesia de Santo Domingo de Daroca arriendan la rectoría de Fonfría a Mosen Domingo Gil por 28 sueldos/año. El 25-1-1779 se da fe, "sobre los derechos de Fray Joaquín Orna, profeso en el Monasterio de santa Engracia a una pensión de la capellanía de Domingo Hernando en Fonfría.". Encontramos un registro procesal, por el que en 1790 efectúa J. Torner pleito y recurso contra Allueva y Fonfría por causas del ganado.


Una vez constituido Fonfría como Ayuntamiento, perteneció desde 1834 hasta 1877 al Partido Judicial de Segura de Baños, pasando posteriormente al de Montalbán en el que se mantuvo hasta 1966 para ser incluido al de Calamocha al que pertenece en la actualidad. A consecuencia del Movimiento de Agrupación de Municipios efectuado en 1840 fue, junto a Salcedillo, agregado a Allueva en unión que duro hasta el 2 de Agosto de 1921. Durante este tiempo consta que existieron frecuentes rivalidades entre estos municipios.


Lugar de fuerte desertización, no habiendo localizado un registro de censo fiable del que se pudo disponer en las primeras décadas del pasado siglo, posiblemente debido a encontrarse agrupado con otros municipios, considerando excesivo, dada su actual composición urbana, los indicados para esas fechas. En el año 1930 se nos dice que Fonfría contaba con 209 h., y en 1950 con 184 h. Ya en 1960 sólo quedaban 126 h., de los que han continuado decreciendo hasta las 25 personas que residen en la actualidad.


Aunque en las vecinas localidades de Allueva y Rudilla si estuvieron presentes en los enfrentamientos carlistas del s. XIX, dándose confrontaciones que llegaron a destruirlas parcialmente, en Fonfría no tuvo efecto alguno, desconociéndose repercusiones en ella.


En la guerra fratricida española del 36, fue frente de batalla, estando el municipio ocupado y acuartelado para las tropas franquistas, que convivieron con los habitantes en las propias viviendas. En los cercanos términos de Rudilla y Piedrahita se encontraba el ejército republicano, en lo que se ha dado llamar el frente de la Rocha. Como huella de esta presencia la existencia hasta hace poco tiempo de nidos de ametralladoras que fueron destruidos con motivo de una ampliación de la carretera, así como los restos aún visibles de trincheras en el alto de la Rocha. Fue en octubre del 1936 cuando se produjo el incendio de la Ermita por parte del bando republicano, posteriormente también se efectuaron en ella expolio de la madera por parte del bando nacional, que la utilizaron para calentarse dado la crudeza de los inviernos en que duró la confrontación. Presencia bélica en la Ermita de la que aún hoy se puede apreciar los efectos de la metralla en sus paredes.


En la reciente conformación de la Comarca del Jiloca en Marzo del 2003, pasa a ser Fonfría una de las 40 localidades que la componen en decisión territorial de la que se confía a esta nueva administración el presente y futuro del municipio.

Patrimonio arquitectónico

Vista general

Dentro de la arquitectura religiosa destaca la Iglesia Parroquial y la ermita de la Virgen de la Silla. Hubo una tercera edificación religiosa, la Ermita de San Cristóbal, hoy en día desaparecida.

De construcción civil, hay que destacar la fuente vieja de piedra, el edificio del Ayuntamiento con trinquete de mampostería y lonja en su planta baja, el céntrico y recién inaugurado parque con el monumento al labrador y un interesante conjunto de huertos bien cuidados.

En esta línea de construcciones civiles, pero ya en el recuerdo del pasado, existieron una fragua, un horno y también una casa solariega, residencia señorial de la familia Alaestante, derruida a principios del s. XX y que se la conocía en la contornada como "la Casa Grande de Fonfría". En el centro del pueblo, a la entrada de la Casa del Cura existen restos de un arco de piedra procedente de una anterior edificación del s. XVI.

Cerca de la Ermita, junto al Huerva, los restos de un Molino harinero que esconde bajo sus ruinas los diferentes ingenios y maquinaria de una actividad que funcionó hasta principios de los años 60 del pasado siglo.


<googlemap version="0.9" lat="40.992338" lon="-1.087303" zoom="13" height="525">http://www.xiloca.com/data/Bases%20datos/Mapas/fonfria.KMZ</googlemap>

Descarga cartografía en KMZ

Existe un inventario de patrimonio inmueble más amplio elaborado por el Centro de Estudios del Jiloca en el año 2006, que se puede consultar directamente online o solicitando un Dvd a la Comarca del Jiloca.

Ayuntamiento y Municipio. La administración local

Antiguo Ayuntamiento

El municipio tuvo su origen en la Reconquista, apareciendo citado por primera vez en el año 1205. Perteneció desde el siglo XIII a la Comunidad de Aldeas de Daroca. En la Edad Media amplió el término municipal con la anexión del despoblado de Losilla. En 1834 se constituyó como municipio, adscrito al partido judicial de Montalbán.

En la década de 1860-69, junto a Salcedillo, fue anexionado al municipio de Allueva, agrupación que quedó disuelta a comienzos del siglo XX, volviendo nuevamente a ser un municipio independiente.

En el año 1965 fue transferido al partido judicial de Calamocha. En el año 2003 se incorporó a la comarca del Jiloca.

Los fondos históricos del Ayuntamiento se han guardado siempre en el Archivo Municipal de Fonfría.

Lista de alcaldes de la localidad
Periodo Nombre del alcalde Partido político
1979–1983
1983–1987
1987–1991
1991–1995
1995–1999
1999–2003
2003–2007 Jesús Ricardo Lahoz Gargallo PSOE
2007–2011 Jesús Ricardo Lahoz Gargallo PSOE
2011–2015 Jesús Ricardo Lahoz Gargallo PSOE

Además del Ayuntamiento, podemos destacar otras instituciones públicas:

El Asociacionismo. La sociedad civil

Como sucede en el mundo rural y, especialmente, en los pequeños pueblos, la mayor parte de las agrupaciones de vecinos tienen un carácter religioso: Hermandades, cofradías, etc. La asociación religiosa principal es la Parroquia de la Exaltación de la Cruz y San Miguel Arcángel, que agrupa a todos los fieles de la localidad. Sin embargo, a lo largo de la historia se podrían destacar otras:

Encontramos también algunas comunidades de regantes, sociedades, cooperativas y grupos sindicales relacionados con el trabajo agrícola y ganadero.

A partir de la Constitución de 1978, una vez consolidada la libertad de asociación y reunión, aparecieron numerosas Asociaciones Culturales:

Linajes y personajes

Al ser un municipio pequeño, no es muy amplia la relación de ilustres fonfrianos localizada, de ellos destaca la familia Hernando y la hidalguía de sus sucesores los Alaestante.

  • Domingo Hernando Crespo, Canónigo de Ntra. Sra. de la Escala de Milán, Doctor en Derecho Canónigo y Teología, Escritor y benefactor de su pueblo.
  • Su hermano Antonio, labrador de profesión, fue el fundador de la Capellanía Laical de Fonfría.
  • Hubo un tercer hermano de esta saga familiar, que también residió y murió en Milán y un hijo suyo, Domingo Hernando Aguilón nacido en 1629 fue otro ilustre que llego a ser Colegial de San Ildefonso y rector del de Aragón en Alcalá.

Los Alaestante iniciaron su presencia en Fonfría a principio del s. XVIII con el enlace de Catalina Hernando descendiente directa de aquellos con José Alaestante, esta presencia familiar tuvo su prolongación hasta inicio del s. XX, encontrándose enterrados varios miembros de esta familia en la Iglesia Parroquial, en el altar de la Capellanía.

En los empadronamientos de hidalgos infanzones efectuados en la Comunidad de Daroca en 1737 y 1787/88, en el primero no consta censo, creemos que más por defectos de omisión que por carencia real de ellos, si en el segundo en el que se hace constar, "que siendo alcalde Joseph Herrando, manifiesta...Dª Josefa Gómez y Toyuela, viuda de D. Juan Alaestante y D. Joaquín, Dª. Thomasa y Dª. María Ygnacia Alaestante sus hijos, en que se declaran Ynfanzones como descendientes por línea recta de D. Gaspar Alaestante que provo ser Ynfanzon en la Corte del Justicia de Aragón en el año 1700 como descendiente de D. Antonio Alaestante..."

En el lado de la epístola, junto al altar Mayor de la Iglesia Parroquial existe un escudo como remate del retablo de la Virgen del Carmen o de la Capellanía, al pie del que hay enterramientos de la familia Hernando-Alaestante, rama señorial del lugar que desaparecieron a principios del s. XX. El escudo esta timbrado con un yelmo de infanzón, contando con cuatro campos en los que se representan un ala, un águila, un ciervo o cabra montés y una mano sujetando una espada que separa la letra F de una llave. Se recuerda la existencia de este mismo escudo en piedra en la casa que fuera de la familia, ignorando su actual paradero.

También tuvieron su importancia en el lugar la familia Aguilón, de la que uno de sus miembros José Aguilón, profesó en la Cartuja del Aula Dei de Zaragoza, siendo escritor "que dejo fama de sabio y santo" y del que se sabe que falleció en 1669, otro María Aguilón se caso con un Hernando, y el presbítero José Aguilón dirigió esta Capellanía Laical a principios del s. XVIII. Hay biógrafos que sitúan su nacimiento en el cercano lugar de El Colladico.

Constan como benefactores de la Ermita de la Virgen de la Silla, el hacendado Miguel Pina y su esposa, por la aportación en su construcción del s. XVIII. Fue Lázaro de Romanos en 1348 el primer párroco del que se tiene referencia documentada que ejerció en Fonfría, al que le sucedió Santiago Juan Gascón, la practica religiosa tuvo en Mariano Altaba en 1931 su ultimo párroco que residió en este lugar. El cura párroco de Olalla, Pablo Vicente, fue quien a finales del s. XIX, con la ayuda del entonces rector Juan González recopilo la historia, "con más o menos errores" de la Virgen de La Silla, en primitiva y original publicación en la que se aportan datos procedentes del archivo y libros parroquiales sobre la Ermita y la devoción a la Virgen.

Como contemporáneos, indicar el reconocimiento que se le ha hecho a Pascual Martín Belenguer, nombrándole hijo predilecto de Fonfría, hecho acontecido en Agosto del 2003. Pascual es natural de la vecina localidad de Allueva, estando casado con una hija de Fonfría y con ello se le quiso agradecer su trabajo altruista con todas las mejoras que se han efectuado, tanto en la localidad como en la Ermita y su entorno. Ejerce el cargo de Procurador General de esta Hermandad y continúa con su labor solidaria en todos los proyectos que se presentan.

Merece también mención Esteban Domingo Roche, por el cariño y conocimiento que muestra hacia su tierra natal. Maestro que refleja en su habitual colaboración con el boletín Losilla cultural, originales circunstancias dadas en su niñez, en unos difíciles tiempos pasados que desde su labor de pastoreo vivió y que desde la lejanía actual intenta transmitir. No omitir en este capitulo a Jorge Lázaro y Rosario Miravete, investigadores locales con colaboraciones habituales en Losilla y autores de diversos estudios sobre Fonfría y la Ermita que publican en la revista Cuadernos desde la Silla y en 1990 del libro "La Ermita de la Virgen de La Silla y su Cofradía", en una actividad que como ellos mismos la definen, es muestra de un interés en conocer la historia, indagando archivos con averiguaciones positivas ante la escasez de referencias en documentos antiguos.

Como época política anterior en el pasado siglo, son recordados que ejercieron como alcaldes, entre otros, Jerónimo Lahoz Álvarez (primer alcalde después de la segregación de Allueva y Salcedillo), Fabián Domingo Pérez o Victoriano Negredo Lázaro. Después de 1936, Mariano Gargallo Esteban, Victoriano Polo Álvarez o Pablo Gimeno Teller. En la actual etapa democrática fueron elegidos primeros ediles, Patricio Pérez, Camilo Monterde, Emiliano Lahoz en cuyo periodo legislativo se trajo el agua de boca, Francisco García, José Cañada, o Pedro Bernal que asfaltó y acondicionó las calles. Actualmente repitiendo legislatura ejerce el joven Ricardo Lahoz, también elegido Consejero Comarcal y persona de especial cercanía e interés hacia su pueblo.

Fiestas, costumbres y gastronomía

Romería a la Virgen de la Silla

Las fiestas más populares de Fonfría eran las siguientes:

  • En las celebraciones de las bodas que se efectuaban principalmente a finales de Septiembre, después de la cosecha, era costumbre que las muchachas pasaran "El Ramo" a los invitados que depositaban en una bandeja una ayuda económica para la Virgen de los Dolores siendo en este momento cuando se recitaban poesías alusivas al hecho: "Toma novia este ramo, míralo con devoción y en medio encontrarás, el corazón de tu amor.", "Toma novio este ramo, míralo con devoción, que en el huerto de la Virgen, no hallarás otro mejor".
  • Tuvo tradición la celebración de los carnavales, que durante dos días, lunes y martes, la gente se disfrazaba con las sayas de los mayores, con toquillas, gorros y otras ropas viejas, las caras se embadurnaban con harina y ceniza y en los bailes eran ellas las que sacaban a bailar a los mozos.
  • Se mantiene vivo el encendido de la hoguera de San Antón; la utilización de acebo, planta característica del lugar, en Navidad y el Domingo de Ramos.

La gastronomía en Fonfría es fuerte, propia de tierras frías. La carencia de animales de corral y la perdida de la tradicional matanza del cerdo, ha hecho del consumo del ternasco, el producto autóctono mas habitual, desde las chuletas a la brasa, al popular rancho de Aragón (guiso de cordero con patatas y sofritos de pimiento, tomate, cebolla,...), pasando por un cocinado mixto de cordero y liebre. La caza la tienen presente en la cocina fonfriana, siendo habitual en ella el jabalí estofado, los escabechados de perdiz y codorniz y las judías blancas o el arroz con liebre. Los rebollones son cocinados con huevos o acompañados de pollo, tomate y pimiento. Aunque no se efectúa la matanza del cerdo, se mantiene la preparación de la conserva y el adobo, en piezas compradas sueltas y con elaboración casera, en la que destacan el lomo, las costillas y la longaniza, no faltando en todo el año el buen jamón, ni en las fiestas las migas. Ni el queso artesano que en algunos hogares se elaboraba de forma casera con leche de cabra u oveja, con cuajo y empleando utensilios rudimentarios como pucheros, tinajas, moldes, lecheras, cántaros, queseras, cestillo, tinajas,...

La comida típica que se da en los días de la romería es la caracolada, plato a base de caracoles y conejo, también es propio de estas fechas y lugar "los cantos", tortas caseras de forma cuadrada echas de harina, huevos y azúcar, a veces con bizcocho bañado de blanco y anisetes y que una vez bendecidos son adquiridos masivamente por los romeros. El recetario lo complementan las farinetas en invierno, y de los dulces caseros la coscarana (torta de pan requemado y miel) en Navidad, los sabrosos buñuelos de huevo, harina y miel y la sopeta de pan con buen vino de los alrededores.

La cofradía y romerías a la Virgen de la Silla

Los Gozos tuvieron un fuerte arraigo como expresión religiosa de popular practica, que se perdió hace varias décadas. Recientemente se ha efectuado un trabajo de investigación y recopilación de la música y letra de los cantos originales, basándose en la memoria de los mayores que rememoraban tiempos de su juventud, estas recuperaciones han quedado escritas para constancia de su historia. Los Gozos están dedicados a las Almas del Purgatorio, San Francisco Javier, Santa Bárbara, San José y Ntra. Sra. de los Dolores. Los que se mantienen son los de María Santísima de la Silla, compuestos de 14 estrofas de 6 versos cada una y que se cantan en las romerías de Mayo y Agosto, con participación mixta de hombres con replicas finales de las mujeres. De forma excepcional también se recurre a ellos en los Rosarios de Rogativas y Novenarios


"Vos sois la co-redentora

de toda la especie humana

Madre Virgen Soberana

escuchad al que os implora"


"Fuenfria fue muy dichosa,

con regalo tan precioso

que el rey D. Jaime animoso

nos hizo y extraña cosa

En este templo te adora

Como Reina y Soberana."


Tanto lo recogido en el Gozo cantado aún hoy a la Virgen, como por el P. Faci sobre la procedencia de la primitiva Imagen: "D. Jaime, al retirarse a su Corte de Zaragoza desde Valencia deja la Santa Imagen que siempre llevara con él, como Trono y Silla que se le debía por tantas victorias y favores...", es el origen de la leyenda que mantiene la devoción a la Virgen y de la actividad de su Cofradía.


Se desconoce la procedencia de esta Hermandad, algunos la fijan que en 1606, documentalmente se sabe que en 1616 se regían por unas primitivas ordenanzas, existiendo documentación más amplia de 1769 en libro de actas deteriorado en sus primeras paginas que dan motivo al desconocimiento de su formación y en el que se dictan las Constituciones de sus Cofrades. Se contemplan entre otros conceptos, las cuotas de pago que se debían abonar por altas, bajas (voluntarias o por fallecimientos), así como la situación en ella de las mujeres y viudas.


Desapareció la Cofradía en 1960 a causa de la fuerte emigración que sufrieron los pueblos hermanados en ella, siendo nuevamente en 1988 cuando por la devoción y voluntad de los lugareños de no querer perder esta seña de identidad religiosa, se retomo su continuidad efectuándose un proyecto de reformados y actualizados estatutos que fueron aprobados en Julio de 1992, ejercía como Obispo de la Diócesis Teruel–Albarracín D. Antonio Algora Hernando. Estos estatutos tienen por objeto el promover el culto a la advocación de la Virgen de la Silla, reconstruir y conservar el Santuario y fomentar las ayuda y mutua colaboración entre los municipios que componen la Hermandad. La actual etapa se inicio con 150 cofrades pertenecientes a ocho pueblos, Anadón, Bea, El Colladico, Fonfría, Lagueruela, Piedrahita, Rudilla y Salcedillo.


La advocación ha sido conocida a través del tiempo con diferentes nombres, Ntra. Sra. de Losilla, Sta. María de Losilla, siendo en el s. XVII cuando tomo su actual denominación de La Virgen de La Silla. En 1769 pertenecían como miembros catorce municipios, junto a los citados anteriormente también estaban incluidos en ella Mezquita de Loscos, Torrecilla del Rebollar, Godos, Allueva, Bádenas y Monforte. A partir de 1790 se prohibió que en las cuentas anuales de la Cofradía aparecieran capítulos de gastos por bebidas y comidas, por los excesos que de ello se estaba produciendo.


Desde 1630 se reconoce a los Procuradores Generales como máximos responsables de la Cofradía, asesorados por los Procuradores de Tablada, un miembro por cada municipio de los integrados en ella. Estos cargos eran renovables anualmente, en la rotación al representante de Fonfría le tocaba ejercer después del de Lagueruela y antes del de Bea, teniéndose documentados los que fueron desde finales del s. XVIII hasta mediados del s. XIX, Miguel Pérez (1788), Josef Navarrete (1796), Josef Alaestante (1804), Martín Navarrete (1812), Blas Agustín (1820), Martín Royo (1829), José Baranda (1838), José Domingo (1853) y Eustaquio Royo (1861). Se conocen los posteriores Procuradores Generales que tuvo la Hermandad, pero al no tener investigada la localización de su naturaleza seria arriesgado indicar a los de Fonfría ante una posible equivocación.


Actualmente el Procurador General es Pascual Martín, promotor de la última etapa de la Cofradía y de la restauración de que esta siendo objeto la Ermita en las dos últimas décadas, cargo que se confirma cada cuatro años en la Asamblea General que se celebra todos los 15 de Agosto.


En 1999 la Cofradía estuvo presente por primera vez en la Ofrenda de Flores que se le hace en Zaragoza a la Virgen del Pilar en su festividad. La Diócesis Teruel-Albarracín señala en el año 2000 a la Ermita de la Virgen de la Silla, como Centro de Peregrinación y Jubileo de los fieles de la entonces Comarca de Calamocha.


Se conocen las citas romeras en el Santuario de la Virgen de la Silla desde el s. XVII, cuando se iba el domingo y lunes siguiente a la Anunciación de Ntra. Señora; el 3 de mayo en la celebración de los Santos Felipe y Santiago en cita que por falta de seguimiento se suspendió en 1852 y el primer domingo de Septiembre en la aún llamada del Sitio. Era punto de reunión al que se acudía en convocatorias por rogativas ante calamidades e infortunios.


En el antiguo libro de Cabreo de 1700, que existía en la Parroquia, constaba que era tradición ir en procesión al amanecer todos los sábados de mayo y el jueves infraoctavo de Pentecostés, costumbre romera que se mantenía en 1890, a estas citas también acudían los fieles de Bea. Hasta la primera mitad del s. XX se celebraba la "Arrodiada" o "Rodeada" de Mayo, en la que se iba por la periferia del municipio, con cánticos religiosos, se celebraba la liturgia con bendición final de términos


Se mantienen las celebraciones de las Romerías de Mayo en su ultimo domingo de mes y la del Sitio el ultimo sábado de Agosto, a las que acuden romeros de los ocho pueblos hermanados. En la de Mayo, se sale en procesión desde la Iglesia parroquial de Fonfría, con Cruz Procesional, la imagen de la Virgen a hombros y las banderas y estandartes de los municipios asistentes. Junto a los Fonfrianos salen desde este Templo Parroquial los cofrades del Salcedillo, Anadón y Rudilla, en el cruce del antiguo Molino se les unen los del Colladico, Lagueruela, Piedrahita y Bea. Todos juntos al pie del cerro del santuario, efectúan las "cortesías" y "reverencias" con banderas y estandartes. Posteriormente en la Ermita se homenajean a los hermanos/as cofrades mayores de 82 años y se celebra misa. Efectuándose en los salones adjuntos, en la campa o en los acondicionados alrededores una comida de hermandad entre los asistentes. Por la tarde se reza el Rosario, se cantan los Gozos de la Virgen y se procede a un protocolario final con el cierre de la Ermita.


Similares actos y sentimientos son los que ocasionan la Romería del Sitio, es el ultimo sábado de Agosto y en esta ocasión los cofrades acuden directamente al Santuario, se oye misa y se canta a la Virgen sus Gozos. El lunes posterior se celebra el Día de los Difuntos, con una misa en memoria de los cofrades fallecidos durante el año.


Por la carencia de las campanas la llamada a los actos religiosos se hace desde la puerta de la ermita, a mano con un campanico. Esta siendo costumbre en los últimos años el ir a la Romería de Mayo en autobús, teniendo su salida desde Zaragoza para facilitar el desplazamiento a los muchos residentes de la zona en la capital aragonesa. A estas convocatorias concurren más de 400 familias que llevan sus propias viandas, con preferencia la caracolada como degustación típica de estas fechas.


Visita obligada en los días de romería es la que se efectúa al Altar de las Cintas y en los últimos años punto de encuentro en el puente de la Inmaculada para el Plante del Belén que en los días navideños es visitado por los lugareños.


Tanto la historia del Santuario, la vida de la Cofradía como la descripción de las romerías han sido tratada en dos publicaciones "Historia y Novena a María Santísima con el titulo de la Silla, venerada en su Santuario de Fuenfria.", escrita en 1891 por Pablo Vicente y "La Ermita de la Virgen de la Silla y su Cofradía." Editada en 1990 por Eusebio Jorge Lázaro y Rosario Miravete. El boletín de Losilla y la Revista Cuadernos desde la Silla efectúan periódico seguimiento de su actualidad e historia.

Personajes populares

Ha sido considerado Primitivo Lope como persona polivalente, erudito conocedor de su pueblo, que ejerció de cartero, sacristán, alguacil, cantinero, herrero, relojero de la torre,... habiendo causado pesar entre sus convecinos su reciente fallecimiento, con él se perdió un curioso personaje que por su carácter social y natural marcaba el día a día de la historia no escrita de Fonfría.


El ultimo maestro que ejerció en el pueblo fue Vicente Meléndez Hernández de Odón, al que se le recuerda con un especial cariño y respeto, también están vivos en la memoria a pesar de que hace varias décadas que dejaron de actuar como educadores Ramón Hernández, Asunción Calvo, D. Silvario, Dª. Esmeralda, Dª. Flora,... a ellos se le agradece su aportación de enseñanza y de arraigo que mostraron con la localidad, respeto popular que se hace extensible a los sacerdotes aquí llamados encargados, desde el actual Mosen Alfredo Gil, hasta los recordados Manuel Sebastián, Emilio Bujeda, Ángel Monje, Teodoro Marín, Elías Train...


Fueron populares por el significado y artesanía de sus oficios hoy perdidos, los herreros Félix Lope (padre) y Primitivo Lope (hijo), la tía Leonor y Victoria Martín por su labor de horneras, como últimos molineros Joaquín Sierra y Gaspar Lázaro, los alguaciles Marcos Cañada y su esposa Consuelo Gimeno, siendo la familia de Valentín Martín los apodados "alguaciles" por su tradicional desempeño en esa labor, se recuerda la carnicería de Julián Nuez y Tomasa Andrés, siendo la tía Santurra la partera que durante mucho tiempo se recurrió a ella para ayudar en los nacimientos que se daban en el pueblo. Felicidad Hernández es la encargada de la atención del Servicio Meteorológico que existe en la parte alta del municipio. Carmen García y Gaspar Lázaro se encargaron de difundir el artesanal trabajo de la elaboración casera de quesos. Es Aurelio Bernal la persona que ejerce de Juez de Paz.


Los fonfrianos no han sido ajenos a la actividad en la vida de la Ermita y sus Romerías, considerando como propios los personajes que en ella se han dado, desde los ermitaños que allí vivían, vigilaban y conservaban el edificio, estando al servicio de los cofrades. Aún se les recuerda verles por los pueblos de la contornada, pidiendo con la imagen de la Virgen, en recaudación que destinaban para su propio sustento y el mantenimiento del Santuario. Fueron algunos de ellos Juan Herrando, Julián Lope o los últimos que residieron en 1959, Juan "El Candongo" y su esposa María que después de abandonar la Ermita pasaron sus últimos años de vida en un asilo. Otras personas populares en las romerías fueron el Tío José Ramo de Piedrahita que vendía dulces, confituras, garrapiñados... a la sombra de un chopo en plena explanada, también como vendedora ambulante asidua en estas fechas fue la Tía Soberana de Blesa. Mas recientemente era Donato Blasco Lázaro "El Tinturero" quien donaba el Pan Bendito en las misas de la Virgen y el que fabricaba los famosos "Cantos" que una vez bendecidos eran adquiridos por los romeros. Fallecido Donato la tradición hoy en día la continúa su hija Eva.


Sabemos por la publicación de R. Andolz sobre Los Aragoneses de la existencia de un gaitero de Fonfría, llamado Benito Pérez, y de una dulzaina procedente del pueblo expuesta en el Museo Etnológico de Barcelona.


Leyendas, anécdotas y curiosidades

Es leyenda la procedencia de la Imagen y su denominación "de la Silla" de la que se cree fue regalada por el Rey Conquistador que la llevaba en su montura. De aquí puede también proceder la costumbre no concretada su origen de las cintas siendo curiosa la convicción de protección que daban como amuletos para los jóvenes al incorporarse al Servicio Militar o en algún caso incluso el de haber solicitado una para que al fallecer fuesen enterrados junto a ella.


Fonfría vive, como ellos mismos lo definen "a la buena sombra", la que le da al municipio en los días soleados al proyectarse la del Cerro en que esta ubicado el Santuario. El parcial reloj solar, que origina el reflejo de los rayos sobre la parte oriental de la ermita, su sombra marca como una exacta saeta un horario puntual y fiable, consultado por los habituales del lugar en lo que incluso algunos lo ven como un fenómeno algo mágico.


Anecdótica es la protección y seguridad que sentían los escolares al subir y bajar el campanario cuando iban a bandear las campanas, en labor diaria que efectuaban en la creencia de que con ello se conseguía la protección de los Ángeles de la Guarda y el auxilio de la Virgen o lo que llamaron acción milagrosa, cuando después de un día de la Romería del Sitio, de vuelta a la localidad con romeros y cofrades congregados en la Plaza, al bandear por la recepción de la procesión se desprendió una de las campanas que cayo desde la torre sin causar daño a nadie ni quebrarse el instrumento.


Es tierra de pastoreo por lo que han sido varias las curiosidades que se dan sobre los pastores, como el acompañamiento y orientación que les suponían el oír replicar las desaparecidas campanas de la Ermita; el ritual matinal que tenían de ir abrevar con el ganado a Peña Picada en el mismo origen del Huerva, o la considerada acción bienhechora que recibió Salvador Moreno, pastor de Piedrahita, que habiendo dejado pastando sus ovejas en las cercanías para acudir a los Oficios religiosos en la Ermita el 25 de marzo de 1956 (que aquel año coincidía con Domingo de Ramos), a la vuelta pisa una mina, resto de la Guerra Civil, salvando la vida a pesar de que en el accidente perdió la vista y uno de sus miembros superiores.


Fue la muerte de un pastor a inicios del pasado siglo lo que motivo el abandono definitivo de la familia señorial de la Casa Grande de Fonfría, en el llamado "el crimen del Cerrajón" (15-03-1913), cuando pastaba el ganado en la propiedad de aquellos encontrando una muerte violenta.


Es costumbre popular la que tienen los lugareños cuando se refieren al río Huerva con el cambio gramatical de "la" en vez de "el" que seria lo ortodoxo, deducimos que debido a la expresión cariñosa les que origina lo habitual de su cercanía y su nacimiento le llaman "La Huerva".


A los fonfrianos se les conoce por "culeros" dicen que debido a una doble característica, por un supuesto matiz natural de cierto mal humor y por una forma antigua de vestir que tenían, con pantalones de amplia anchura.